25 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



No fue ayer precisamente el mejor día para el feminismo. Después de un esperanzador cambio en Grecia, el gobierno de Syriza se presentó en sociedad sus doce ministerios… sin mujer alguna al frente. El golpe, por la ola de ilusión que ha despertado el cambio político y social, por estar vinculado a un partido de izquierda, tradicionalmente ligada al feminismo, duele por lo inesperado. Un gobierno que, como dice Beatriz Gimeno, habla del pueblo sin contar con la mitad del pueblo. No hay mucho que argumentar, el poder ha estado tradicionalmente en manos de los hombres y así va a seguir siendo de no censurar este tipo de designaciones de forma mecánica y tajante. Como diría aquel, la revolución será feminista o no será.

Alexis, ¿Y las mujeres?

Alexis, ¿Y las mujeres?

Un argumentario medianamente popular escuda la ausencia exponiendo que lo importante no es el sexo sino las personas, y que si todos los hombres del presidente son válidos, significará entonces que su gobierno es válido. Y el problema no es que no existan hombres válidos, el problema es que hay mujeres válidas y se les ignora. Basta con abrir los ojos, las empresas, las universidades, el sufrido mundo de la trabajadora autónoma, las mujeres que trabajan en sus puestos laborales y también en casa… etc. Demasiados ámbitos para hacer la vista gorda. La disparidad es esa sospechosa que corre siempre hacia la misma dirección. Quién no quiere contar con mujeres, es porque no quiere. Haberlas, haylas.

Para conquistar todos los espacios de participación social y económica hace falta una gran labor pedagógica, ejemplos que sirvan como referencia y ancla histórica, además de figuras públicas que respalden con hechos la igualdad de género. Cabe recordar que hace tan sólo unos días una encuesta alertaba de que el 33% de los jóvenes ve normal controlar el tiempo libre de su pareja. Es por tanto, el machismo, un problema que afecta a las élites pero también a la base social (una cosa como consecuencia de la otra). Por eso cada conquista, por ínfima que parezca, debe servir de engranaje para lograr una nueva. Por eso, nos pareció importante que ayer acabáramos viendo en el Carnaval de Cádiz a Los Sentidos, una comparsa mixta que afinó hasta el punto de ser muy tenida en cuenta para pasar de ronda, lo que supondría un pequeño triunfo en la conquista de los escenarios por parte de la mujer. Y es que, si bien en las élites siguen haciéndose los suecos, desde abajo, el impulso social debe traer un cambio también feminista. Porque como se ve, ni en los peores días se podrá detener lo que es ya irreversible, que la mujer puede conquistar cualquier escenario que se proponga, incluso el del Gran Teatro Falla.

Comparsa Los Sentidos

La comparsa de Los Sentidos nos terminó alegrándonos el día.

 

Anexo. Escucha la comparsa aquí o lee la crítica de su actuación.

 

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies