18 de diciembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



La literatura es una buena oportunidad de descubrirse a uno mismo, de descubrir el mundo, de finalmente, descubrirnos a todos los demás. Gabriela Wiener hace de cobaya sentimental en su último libro, Llamada perdida, un título de claro homenaje a Roberto Bolaño. El libro, editado en Perú por Estruendo Mudo, ha encontrado cobijo en nuestro país bajo el sello de Malpaso, que está conformando una colección de no ficción de un valor literario inmenso.

Llamada perdida es un conjunto de crónicas y ensayos de temática diversa, cosidas gracias a la adictiva poética de la autora, experta en desnudar sus pensamientos. La voz de Wiener conforma un discurso existencialista desposeído de melodrama y profundamente divertido en torno a sus obsesiones personales. Párrafo a párrafo, va descargando sus filias y fobias sobre la conciencia del lector, volviéndole cómplice confesional y literario.

Wiener

Wiener tiene una voz brutalmente honesta.

A veces parece un diario, a veces bajo la sombra del reportaje periodístico, a veces un ensayo, finalmente un libro sobre el sentido de la vida. Como en Six feet under, la muerte, protagonista de una de las mejores crónicas del libro (la autora va a un retiro espiritual donde simula su propio fin), es solo una excusa para hablar de las cosas trascendentes. A la manera de los personajes de Bolaño, Wiener parece estar siempre huyendo, reinventándose, persiguiendo su propio rastro.   

La literatura y el ejercicio de la escritura, el trabajo y el dinero, el sexo y las relaciones sentimentales, son tres vértices sobre los que se asienta Llamada perdida. En una franja desde lo íntimo a lo universal, la escritora peruana enfrenta su concepción del mundo a la concepción que el mundo tiene sobre ella misma. Y no se trata de egocentrismo, sino más bien de lo contrario, de la autoaceptación de que somos ridículamente pequeños, temporales, fugaces.

El libro, después de dos semblantes literarios, una reflexión sobre los tríos, y episodios que bucean en las relaciones maternofiliales, concluye con una crónica a modo de novela gráfica que trata la emigración y su reversibilidad como tema principal. La voz de Wiener, después del sexo gonzo de Sexografía y de su magnífica Nueve lunas, adquiere perspectiva y se enfrenta a esa irresoluble cuestión de la existencia humana. Como siempre, Wiener encuentra singulares respuestas.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies