22 de agosto del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El enésimo ejemplo de las bondades de la prensa deportiva española lo leímos ayer en Marca, el diario deportivo más leído de España. 6 razones para seguir el fútbol femenino norteamericano, tituló un artículo sobre la W-League estadounidense. Esperábamos encontrar vídeos con seis goles mágicos o algún estudio sobre el crecimiento de dicho deporte en cuanto a repercusión social. Al abrirlo, seis mujeres “talentosas y bellas” posaban ante la cámara, motivo suficiente para engancharte al campeonato según Marca. Que son bellas es un tema obvio, que sean talentosas es algo que no podemos saber si atendemos al artículo, ya que no consta ninguna descripción al respecto.

Pancarta Español

 

La objetualización de la mujer en la prensa deportiva española nos es un tema puntual. Ser “talentosa y bella” es una acotación circunscrita al deporte femenino. Hace dos semanas vivimos el lamentable episodio sucedido en el campo del Espanyol, que portaron una pancarta en alusión a Shakira, ese “Shakira es de todos” sobre la mujer de Piqué. Lo que en un país decente debería servir para cerrar el estadio muchas fechas y echar ipso-facto a esos impresentables de los estadios, aquí ha sido resuelto con una “investigación” y un seguimiento pasivo por parte de la prensa.

La ley del machito-iberismo lleva muchos años imperando en nuestro periodismo deportivo, para vergüenza de todos. Periodistas veteranas han hablado acerca de ello, reconociendo el hecho. Así, el sector está plagado de profesionales que esgrimen argumentaciones machistas, cuando no incitan a la violencia y a la confrontación entre aficionados. En general, su perspectiva de género es, en el mejor de los casos, inexistente. Una perspectiva de género que podíamos englobar en una perspectiva de los valores del oficio, que transcurren en la misma línea.

Desde el impresentable de Manolo Lama aludiendo al cuerpo de Garbiñe Muguruza o dando una propina en directo a un indigente, hasta los comentarios machistas de Tomás Roncero“las mujeres, cuando están calladas, dan gusto, de verdad”, pasando por Roberto Palomar preguntándose porqué una mujer no sabe darle una patada a un balón (2006) o la reacción ante la designación de Gala León como capitana de la Davis, la ética del periodismo deportivo patrio brilla desde hace demasiados años por su ausencia. Y la justificación general es denominarlo como periodismo irreverente o periodista atrevido, cuando se trata, directamente, de periodismo basura. Ninguno de los grandes periodistas deportivos de este país (Santiago Segurola, José Sámano, Martí Perarnau, Enric González, Juanma Trueba o similares) incurren en semejantes faltas, y pese a que su ejemplo debería ser una guía para los recién llegados, sucede al contrario, que proliferan más los Ronceros, los Lamas, los Palomar. Y la elección de colaboradores apunta a los directores de los rotativos, que priorizan los unos sobre los otros en busca del “clic” fácil.

Muy pocos se han preocupado desde primera línea del periodismo deportivo en reivindicar un periodismo deportivo más digno y edificante. Y cuando ha sucedido, como hizo Iñako Díaz-Guerra en su genial columna en El Mundo, el sector se ha defendido como gato panza arriba, cerrando filas sin asumir una crítica, por otra parte, bien argumentada.

Marca Ojeda

Álvaro Ojeda fue portada de un especial de Marca con esta frase. De traca.

 

Un asunto que afecta a un gremio que en demasiadas ocasiones cae en el lodazal. Desde aquí solo podemos apelar hacía tres frentes:

Si es usted el director de un medio, no contrate al enésimo Álvaro Ojeda, representante del cuñadismo más rancio y sonrojante del país, sino a alguien con un mínimo sentido de la profesión. Hay muchos y buenos ejemplos en España. En la red, están floreciendo medios que verdaderamente merecen la pena con profesionales especializados de gran criterio. Si los encontramos nosotros cada día, no lo dude señor director, usted también puedes hacerlo. Quizás en un primer momento le cueste tener visitas, pero a la larga tendrá reputación y un medio respetado.

Si eres un profesional del medio, entiende que además de escribir sobre lo que te apasiona, tener una tribuna de comunicación es tener un deber con tu audiencia y con la sociedad, pues tus letras marcan tendencia, y hacerlo bien es, de alguna manera, generar buen periodismo y valores para una sociedad mejor.

Y si eres lector, elige medios honestos y firmas que valgan la pena. Hay revistas que te hacen creer en esto. Cuando lees grandes artículos, donde se valora tu inteligencia y se respetan a todos lo grupos sociales, créenos, es como un vicio, ya no hay vuelta atrás.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , , ,

    9 Réplicas

  1. Erebus

    El tal Álvaro Ojeda tiene un canal de Youtube, y si creeis que sus comentarios en prensa deportiva son sonrojantes, aún no habéis visto nada.

  2. Erika

    Tenéis mucha razón en todo lo que argumentáis, estoy completamente de acuerdo. Pero también quiero lanzar la siguiente pregunta: por qué muchas mujeres permiten y fomentan la cosificación a la que nos someten los medios? Sin ir más lejos, la jugadora de fútbol cuya fotografía acompaña a este artículo: qué necesidad tiene de aparecer en bikini? Y ella no es un caso aislado… A veces, las mujeres somos nuestro propio enemigo.

  3. Luis

    Entiendo que posa porque posiblemente sea para publicidad de alguna marca; no veo que tiene de malo eso. El problema es que cuando se tiene que hablar de ella como jugadora, no se hace, y se centra todo en su cuerpo. Lo normal sería que cuando se escribe un artículo sobre ella como futbolista, se utilicen esas fotos que están claramente fuera de contexto.

    • Luis

      Perdón, que lo escribí incorrectamente, la última parte sería

      Lo normal sería que cuando se escribe un artículo sobre ella como futbolista, se utilicen fotos de ella jugando o algo por el estilo, y no esas fotos que están claramente fuera de contexto.

  4. Paulo

    No podría estar más de acuerdo. La prensa deportista hegemónica en España (As, Marca, El Larguero…) es lo más corporativista e impermeable a la crítica que te puedes echar a la cara. E incluso los medios que se creen a si mismos más “progres” y alternativos acaban incurriendo en clichés machistas sin darse cuenta (la preguntita “¿Te ha perjudicado ser guapa?” que le hacen a cualquier mujer deportista de éxito, por ejemplo, nunca falta).

  5. lqm

    Es una cuestión de libertad. Los y las deportistas suelen tener un buen cuerpo debido al cuidado tan intensivo que tienen con él. Y por ello, muchas veces optan por posar para publicitar alguna marca, lo cuál veo normal.
    El problema es que, otra vez, estamos ante un caso dónde la mujer no tiene la misma libertad que el hombre. La gran mayoría de futbolistas masculinos han posado en calzoncillos o ligeros de ropa, y nunca se ha superpuesto su físico sobre el ámbito deportivo. La moda con la moda y el deporte con el deporte. En ningún artículo deportivo sobre cualquier jugador, verás que se habla de su físico y no de sus cualidades. En cambio, si una mujer posa ligera de ropa para alguna marca, en muchos casos se antepondrá su físico a sus cualidades deportivas, así como podemos ver en ese y muchos artículos. Y es que las futbolistas tienen toda la libertad del mundo de posar para la marca que quieran, así como ya hacen los futbolistas. Si luego las sexualizan y ningunean sus capacidades como deportistas al ni siquera hablar de ellas, no es su culpa ni mucho menos se lo ha buscado. El problema es de la sociedad machista y de quién las sexualiza y habla sobre su físico cuando hay que hablar de deporte.

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies