18 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica


tango_marta_y_mico

Según canta mi amigo músico Rafa Caballero, “el tango se baila de dos”. Algo parecido deben pensar Marta Boldú y Jose María Micó, un dúo tanguero que han comenzado sus actuaciones en Barcelona reivindicando el más universal de los géneros musicales procedentes de argentina.

A la vocalista y al guitarrista los vimos ayer desplegarse en una sala acogedora – Gipsy Lou– con una confianza tremenda, pese a ser tan sólo su segunda actuación oficial. Basando su repertorio en clásicos del género (Jose María Contursi, Eladia Blázquez o los hermanos Expósito) y un buen puñado de letras del propio Micó, la pareja demostró un gran dominio de los tiempos, recursos y versatilidad. Escuchamos, además de tangos, canciones de géneros primos hermanos: un doloroso blues y un vals. Un concepto minimalista ideal para pequeñas salas y teatros.

Y es que Micó, el poeta Jose María Micó en el ámbito literario, el profesor Micó en el ámbito académico, el música ya a estas alturas de la película, no se conforma con captar la belleza a golpe de verso como hizo en La espera (VII premio de poesía Hiperión),  Caleidoscopio (XV premio de poesía generación del 27) y en muchos otros poemarios, ahora también, les crea la música.

MartayMico2

Sus versos hablan, esencialmente, de amor y desamor, como el tango clásico. En Tango amargo dice:
“Desnudo y triste como un pozo ciego
hondo, oscuro y amargo,
como un pozo tan negro
que el sediento debe pasar de largo”

Y la contrapartida, el bello tema dedicado a la vocalista, Ver a Marta nadar:
“Y las humanas aspas de su impulso,
amenizan la paz de mi mirada”.

La poesía de Micó tiene un aire a poesía clásica, perdurable, de esa que habla de sentimientos universales más allá del tiempo y se vincula de forma irremediable al ser humano. Desde un tema basado en unos brutales asesinatos en México, La sombra de Hilario Méndez, hasta el tema que compuso después de una noche con Sabina, Pájaro en mano, destilan una gran sensibilidad.

En el apartado vocal, la interpretación de los temas por parte de Marta, fue soberbia. Un saber estar en el escenario resultante de las muchas horas de trabajo invertidas. Como la cantante me reconoció en la pausa, “fui a clases, primero me enseñaron a hablar, y luego a cantar”.

Así, en Blanca y azul cantó:
“La muerte es la única forma de eterna juventud”.

En una de los mejores canciones, Brindis, trató la dualidad propia del tango: “Un día cualquiera se prestaron la boca, y una noche cualquier el desengaño les quebró las copas”.

La noche tuvo incluso una colaboración y concluyó con dos bises, que bien pudieron ser más si del público hubiera dependido. Marta y Micó actuarán en la ACEC (Associació Col.legial d’Escriptors de Catalunya) el próximo Jueves 13 de noviembre a las 19:30h y tienen planeadas dos actuaciones más para diciembre. Por el respeto a los clásicos, por la valentía de lanzarse al vacío emocional del género, por plagar de versos las salas de Barcelona,  en definitiva, por hacernos sentir el tango, sospecho que esto no ha hecho más que empezar.

Pueden consultar sus próximas actuaciones en http://martaymico.com/.

 

The following two tabs change content below.
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.

Últimas entradas de La Réplica (ver todo)

Tags: , , , , ,

    Una Réplica

  1. Pingback: Tango para Turistas (I). Niebla del Riachuelo | La Réplica

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies