08 de junio del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



De un tiempo a esta parte, las personas que hacen negocio en Jerez y en la provincia con el agua, que se lucran con el más básico de los bienes naturales, están nerviosas. Lo disimulan, pero se palpa en el ambiente. La prueba es que han desplegado todo un arsenal mediático y económico (siempre entrelazado) para desaconsejar las remunicipalizaciones. Les inquieta que ocurra en nuestros lares un caso Terrasa, donde se recuperó la gestión pública del agua gracias al empuje de la ciudadanía. El temor tiene fundamento; hay gente en Jerez trabajando para recuperar la gestión del agua y arrebatársela a las interesadas y lucrativas manos de los responsables de Aquajerez (FCC). Es una tarea complicada pero no imposible.

Por ello, conviene avisar a la gente de este brutal asalto mediático que vienen desplegando en los medios de comunicación locales y provinciales este tipo de empresas. Intentan grabar en nuestras mentes que la gestión privada es lo mejor que nos ha podido pasar, que mejora las condiciones laborales de los trabajadores, que el servicio resulta más barato y tiene más calidad. Pretenden hacernos creer que somos afortunados.

Se han visto publirreportajes encubiertos adornando las páginas centrales u otros sitios privilegiados de los diarios, a periodistas con cierta reputación ejercer de burdos propagandistas, fotos de tipos acorbatados presentados como los tecnócratas más inteligentes del país, gente muy cualificada que harán de las privatizaciones la mejor noticia para el interés general.

Estos libremercantilistas, a los que les da igual utilizar lucrativamente el agua, que la electricidad o los servicios de limpieza, han pagado mucha pasta por estas campañas de marketing. También han contentado, y de qué manera, a los comerciales de los principales diarios de la zona con publicidades cuantiosas y a sus respectivos directores, que han visto aliviadas las maltrechas cuentas de sus cabeceras y algo más lejos su permanente estado de incertidumbre.

A cambio les han puesto un altavoz para que alerten, en plan asustaviejas, sobre cualquier tipo de remunicipalización. “Solo hay motivos ideológicos para remunicipalizar“, asegura un abogado ultraliberal en las páginas del Grupo Joly. ¡Pues claro! Si todo es ideología en esta vida. Remunicipalizar defiende la ideología de lo público, del bien común, de la gestión directa, de sacudirnos intermediarios o comisionistas, de satisfacer los derechos humanos y la dignidad de nuestros pueblos. Por contra, ideología también es (neoliberal en este caso) la bochornosa entrevista en la que asegura que la competencia garantiza el mejor precio para los usuarios y usuarias, cuando se sabe de sobra que es falso. Sin ir más lejos, un reciente estudio de la Universidad de Granada advierte que la relación entre privatización y eficiencia —en el caso de la gestión del agua— a nivel nacional no se cumple o es muy baja.

No se trata, como algunos pretenden hacer ver con mala uva, de remunicipalizarlo todo: se trata de internalizar los servicios que permitan un equilibrio entre el rédito social y el económico para nuestros ayuntamientos. Durante mucho tiempo hemos pagado más de la cuenta por servicios que han empeorado, que no han mejorado las perspectivas de empleo y que, por contra, han llenado los bolsillos a los grandes magnates de este país. Señores alejados de los intereses de nuestros vecinos y vecinas que beben cava cerrando acuerdos en el palco del Bernabéu. A ellos no les importa el beneficio social o comunitario de estos servicios, solo multiplicar sus ganancias y que la rueda clientelar siga girando. Expandir su imperio.

The following two tabs change content below.
Tags: , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies