20 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El Día del Orgullo. 

Un movimiento forjado en el tiempo y que ha resistido todo tipo de opresiones. Pasan los años y el día Orgullo es cada vez más integrador, cada vez más plural, cada vez más ambicioso -actúa 365 días al año-.

La comunidad homosexual ha integrado en el movimiento toda tipología de lucha de género e identidad sexual. De Orgullo Gay a Orgullo LGTB, de Orgullo LGTB a Orgullo LGTBIQ. Un camino en el que ha establecido lazos con otras causas y que es punta de lanza de la transformación del mundo en materia de derechos e igualdades.

Y a todo esto, claro, el establishment elabora una respuesta acorde a su escala de valores. ¿Tienes que amar? Si no hay más remedio, que lo hagan con nuestras reglas y que sean los que nosotros queramos. Que sean ricos. Que sean conocidos. Que sean fundamentalmente hombres

Intentos de invisibilizar un movimiento que traerá más de 2 millones de persona a la capital del país a reclamar derechos y libertades. Intentos de elitizarlo con titulares clasistas y excluyentes (los 90 personaje más influyentes del poder homosexual), intentos de asociarlo al desorden y al despiporre de recursos públicos, a la promiscuidad -como si fuera malo- o intentos de reducir la hondura de su mensaje.

Esta semana y media del Orgullo LGTBI en Madrid y en casi todas las ciudades de España, algunos te intentarán convencer de que el día del Orgullo es una enorme fiesta de gays con dinero y ganas de juerga, gente que dejan el caos y la destrucción a su paso. Te presentarán una celebración banal y vulgar. Nada más lejos de la realidad. Los hombres homosexuales que disfrutan de poder económico solo son una minúscula parte de un colectivo que se desembaraza, poco a poco, de las opresiones que ha sufrido históricamente y que lucha en pos de la igualdad. Así a secas. Porque el Orgullo es trascender la identidad de género y discutir las desigualdades y las injusticias.

Orgullo es gay y es lesbiana, orgullo es transexual y transpersona, orgullo es Drag-King y Drag-Queen, queer, orgullo es bigénero y pangénero, es marimacho y maricona, es neutro y es asexual, es todo lo que te imagines ser cuando amas. Pero además de todo eso, Orgullo es el minero contra la Thatcher, los desahuciados contra la banca, las mujeres contra el heteropatriarcado, los emigrantes contras las vallas, los negros contra el racismo, sindicalistas contra los abusos del FMI y todas las luchas de oprimidos contra opresores.

Por ser esencial para entender el camino que nos hace más libres, por ser veterana, por ser radical, por ser humana, por ser necesaria, por ser única, el Orgullo es la fiesta que más respeto me merece.

Orgullo es, en definitiva, mi orgullo.  

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies