20 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Como si hubiese venido de visitar al oráculo de Delfos, Iglesias se presentó ante su pueblo, acompañado de su tropa, presentó su proyecto para tomar las riendas de su destino, con la inmensa humildad que le caracteriza, al igual que siglos antes hizo Licurgo y, sabiendo de su bondad, explicó la líneas generales y los nombres que regirían ese destino. (Entre tanto Sánchez, estupefacto, agradece irónicamente a Iglesias su actitud responsable y dispuesta, mirando de reojo a la otra parte del Partido).

Desde la mitología griega hasta la realidad contemporánea, se pueden encontrar diferentes procesos históricos donde las fuerzas de izquierdas han sumado para gobernar a favor de un pueblo necesitado, ejemplos como el de los Frentes Populares, La Unidad Popular chilena, el primer gobierno de Mitterrand o el SPD y los verdes en Alemania, demuestran la fragilidad y las contradicciones que atraviesan cuando se enfrentan con la realidad.

Aquí no sería muy diferente.

Si miramos algunos intentos de formar gobiernos de izquierdas y progresistas podremos observar una característica común: el fracaso. Cuatro ejemplos emblemáticos, los Frentes Populares se enfrentaron a las fuerzas conservadoras, religiosas y al capital tanto interno como externo en los años 30 del siglo pasado, la Unidad Popular chilena no corrió una suerte diferente y los actores reaccionarios antes citados volvieron a aparecer, en la Europa de los 80 y 90 estas fuerzas eran las mismas, aunque con disfraz  de actualidad. Si bien los primeros ejemplos acabaron ensangrentados, los otros ejemplos no se vistieron de rojo, la derrota ante el neoliberalismo es menos colorida, aunque las consecuencias sociales se siguen padeciendo a día de hoy.

Si aquí la guerra, la feroz dictadura y la miseria duró casi cuarenta años, en Chile, el golpe fue rápido pero la represión y el terror se alargó en el tiempo. Por el contrario, los gobiernos de los motores europeos de los 80 y 90 que no se enfrentaron a la violencia física ni militar, sí padecieron la violencia económica, y unas de sus consecuencias son los desastres sociales que ahogan esta Europa.

Aunque la mirada a la España de los 30 y al Chile de Allende, y lo que vino después, pueda parecer lejana y exagerada en este momento, las consecuencias de las derrotas de los gobiernos socialistas y  socialdemócratas con comunistas y verdes son la punta de lanza de la Europa actual.

Esta mirada histórica simplista, trata de advertir sobre el tortuoso camino que un gobierno progresista habrá de recorrer. Para comenzar, no se construye nada desde la prepotencia y desde las malas maneras de Podemo,s como tampoco desde el juego de desojar la margarita que practica el PSOE “de Sánchez”.

Galeano

Cualquier mirada a la realidad social, podrá observar las cuestiones prioritarias que necesitan una urgente intervención: en sanidad, educación, desempleo, violencia machista, tributación equitativa, control democrático, suministros vitales, problemas medioambientales, cultura y una larga lista que requiere un gobierno de sensibilidad social y democrático, ¿acaso existen diferencias insalvables en los programas de PSOE y Podemos con respecto a las emergencias y urgencias sociales? ¿Quién se beneficiaría si un gobierno progresista no fuera posible? ¿Y quién saldría perjudicado?… ¿entonces, a qué esperan?

Si entre la gente progresistas y de izquierdas no dogmáticas, la unidad ha sido históricamente un sueño o una utopía, ahora es el momento de caminar con más convicción aún, que diría Galeano.

Por tanto, es de esperar y desear que la prepotencia y la indecisión desaparezcan, eso esta en sus manos, pues los monstruos amables ya aparecerán cuando se haga camino al andar.

The following two tabs change content below.

Antonio Jose Pecellín

Graduado en Ciencias Politicas y Máster en Intervención Social

Últimas entradas de Antonio Jose Pecellín (ver todo)

Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies