11 de enero del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El club de lucha es una declaración de intenciones; un grito inconformista en contra de lo establecido, en contra del consumo exarcebado, en contra del sistema educativo. Necesitamos morir para volver a nacer. Queremos destruirlo todo para que la semilla vuelva a brotar. Tyler Durden es Nietsche. Tyler Durden es Hitler. Tyler Durden es un nihilista primitivista. El científico que manda monos al espacio con el cerebro unido por una misma causa. La única causa. El proyecto estragos.  

Chuck Palahniuk nos muestra en El club de lucha que aquellos que nos dijeron que lo podíamos conseguir nos han mentido. Escoge una carrera, cómprate un coche, monta una mesa de Ikea. ¿Porqué todos conocemos el significado de “manta eléctrica”, pero en realidad ignoramos los primeros siete dígitos del número pi? Sabemos donde poder conseguirlo todo porque en realidad, nos están empujando a ello. La ilusión por lo material se diluye en cuanto lo poseemos: creemos necesitar cosas que en realidad no son importantes. Incluso los libros. El club de lucha no es nada y lo es todo. La idea de la transformación se enrosca en la narración para salir a nuestro encuentro en el momento más inesperado.

El estilo de Palahniuk bebe directamente del de Tom Spanbauer, del invento de la escritura peligrosa, la que utiliza distintas técnicas literarias como el minimalismo y obliga al narrador a escribir sobre temas que le causen miedo, vergüenza o terror para mostrar al lector sus emociones más sinceras.

Fight Club Tres

La idea de la repetición, del ritual dentro de la narración para poner el máximo énfasis en la idea que pretende confesarnos el autor. “Lo sé, porque Tyler lo sabe”. La escritura de forma incorrecta en cuanto al tempo del argumento para que el lector tenga que pensar, hacerse preguntas, retroceder páginas para tener que aclararse y así, obligarse a prestar más atención. El uso nulo del adjetivo para describir a sus personajes –el autor pretende que el lector se sumerja en las experiencias del personaje para construirlo a su modo-. Cada lector es un laboratorio andante que inventa imágenes mentales en forma de personajes. Tyler es rubio, Tyler tiene el pelo largo, la piel tostada y construye esculturas con troncos en la playa cuya sombra produce formas en la visión humana que tan solo duran segundos.

Otra de las técnicas de la escritura peligrosa consiste en detallar los momentos de vida del personaje para que las sensaciones sean más reales; se trata de motivar al lector para que participe en el libro puesto que cada libro tiene tantas lecturas distintas como lectores tenga.

Tyler Durden es un semidiós dentro de la cabeza de un hombre supuestamente civilizado; la ropa estilosa, los carteles publicitarios, la marca de nuestros zapatos en realidad sirven para ocultar a la bestia de instintos primarios.

Aviso

Mentes aletargadas por un sistema falso, despertad al grito del artista Tyler Durden y purificaos con un corte del pelo al cero y un uniforme negro de mono del espacio. La idea es cazar antílopes en Central Park, hacer fuego frotando dos palos para iluminar la noche. La televisión serás tu contándoles el día a tus hijos. El renacimiento del hombre creado por el dios Palahniuk. Tu vida es simple porque está escrita en un anuncio de dentífricos. En las latas de Coca-Cola. En la etiqueta de tus Levi’s 501 o quizá, aunque sea por casualidad, en las páginas de la particular venganza del autor a sus editores.

El club de lucha es un gancho de izquierda, sangre salpicando el suelo, una hilera de zapatos esperando a sus dueños en una esquina del sótano.

 

The following two tabs change content below.
Ricard Millàs es narrador, poeta y editor. Ha escrito artículos en diversos medios como Culturaca, El Librepensador o Tanyible, entre otros. Ha publicado el poemario La sombra del felino (Versos y Reversos, 2011), Conexión ADSL (Enxebrebooks, 2013), La Hamburguesa Humana (Sven Jorgensen, 2014) y la primera parte de la saga La carne no está en venta: Génesis (Sven Jorgensen, 2015). Ha trabajado como operador en animación 2D en la película Chico y Rita, de Fernando Trueba y Mariscal o Las tres mellizas. Actualmente dirige la editorial Sven Jorgensen, escribe narrativa y nada tan rápido como puede.
Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies