18 de diciembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Siempre entendí que el patriotismo era un fortísimo sentimiento respeto y compañerismo que se daban entre personas diferentes que vivían experiencias vitales semejantes por el hecho de residir en el mismo espacio físico. Es decir, se forjaba en base a reconocerte en otras personas. Y ese vínculo podía hacer que te reconocieras en otra persona fuera donde fuere y tuvieras un nuevo aliado.

No hay nada más lejos de eso que el patriotismo del nacionalismo español. Hace mucho que en España el concepto de patria y el discurso de la bandera está secuestrado por las mismas élites que manejan el país. ¿Quiénes son? Fácil, los reconocerás porque son los mismos que se quejan de que no se celebra con suficiente énfasis el día de la hispanidad.

No se trata ya que el día de la hispanidad se construya sobre un antecedente histórico nefasto (podría haber sido piedra angular del reconocimiento a las naciones latinoamericanas y construir de ahí otro imaginario colectivo), tampoco es una cuestión de carencia de sentimiento (ahí están las celebraciones autonómicas para comprobar que la gente adopta símbolos grupales), se trata de la tremenda distancia que hay entre la patria -esta patria- y su gente.

Que la gente prefiera celebrar el día mundial de la sonrisa antes que el día de la hispanidad no es casualidad. Que prefiera vestir con banderas de otros países, antes que con la de España, no es casualidad. Que en la bandera de los países latinoamericanos se reconozcan todos, y en esta sólo unos cuantos, tampoco es casualidad. Un país que obliga a sus jóvenes a marcharse, que no rescata a los que pasan por dificultades, que echa a la gente de sus casas, que destroza su propia cultura y educación, incapaz de afrontar la deuda que tiene con su memoria histórica, no puede pedir contraprestaciones patrióticas. No se construye un sentimiento colectivo desde la desigualdad y el ventajismo político y económico, sino desde la solidaridad. Puedes tener el poder y los medios para crear un patriotismo a medida, pero luego no te quejes si termina pasando lo que pasa, que acabas celebrando solo.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies