10 de junio del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



A estas alturas de la película todos sabemos la famosa teoría que ilustra el titular del artículo, y quien lo desconozca puede consultar los miles de artículos que circulan por Internet, tantos que seguramente terminan por desvirtuar el original. Sea como fuere, teniendo el concepto básico asimilado a pocos les extrañará que el nuevo presidente del Gobierno desde el pasado viernes y Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez (Ken para unos, hot guy para los medios extranjeros, Pdr Snchz para Twitter…), encarne a la perfección ese principio de causalidad en el que algo puede ser blanco o negro al mismo tiempo.

Y tal vez tenga que serlo porque las circunstancias obligan, si bien uno tiene la sensación que Pedro es un hombre que posee un carácter volátil que nada tiene que ver con su obstinado empeño en llegar a la Moncloa (y que requiere de una voluntad importante, máxime si se es un Secretario General que había sido echado a la calle por sus barones, pero que valiéndose de ese tesón recuperaba el cetro del partido en unas primarias con todos los poderes en contra), pero que a la hora de gobernar y llegar a ciertos acuerdos (en realidad todos) puede dificultar los mismos. El famoso “donde dije digo, digo Diego” que tan bien ha interiorizado la clase política española tiene en el ahora jefe del Ejecutivo una persona que hasta ahora ha usado el refrán en infinidad de ocasiones. De ahí el recelo de ciertos sectores sociales del país que, si bien se alegran de haber echado al PP del poder, recelan de un dirigente novato que demasiadas veces se ha desdicho de sus palabras.

Tengo serias dudas de que el nuevo presidente pueda gozar de los 100 de gracia que todo nuevo dirigente merece (en base, no sé muy bien, a cierto ejercicio de amabilidad), pues desde el primer minuto de su legislatura ya empezaron los lanzamientos de todo tipo de objetos punzantes. Porque se ha abierto la veda, estamos ante un ejemplo descorazonador de un juego de tronos en todo su esplendor; porque es ahora cuando deberían ver los ciudadanos lo poco o nada que importan a nuestros políticos. Valga un ejemplo, fácil de entender: el PP vetará SUS PROPIOS PRESUPUESTOS sólo por tocar las narices al PSOE y en un ejercicio de lloriqueo absoluto; por otro lado, el PSOE ha prometido mantener unos presupuestos que una semana atrás votaron en contra. Porque era la única manera de convencer a los vascos, la única manera de ganar la moción.

Lo dicho antes, hay que dar un período de confianza, ver si el nuevo gobierno socialista realmente quiere cambiar las cosas, quiere resolver los múltiples problemas, políticos, económicos y sociales, que venimos padeciendo desde hace demasiado tiempo. Pero también veremos, en las altas esferas de la política, una guerra sin cuartel convertida en un espectáculo dantesco, mezcla de declaraciones por televisión, radio, redes sociales y cualquier medio de comunicación. Y el principal blanco será Pedro Sánchez y su equipo de gobierno. Caerán muchas puyas. Desde todas las direcciones, y en realidad hacia todos lados, pues así están sus señorías del Congreso de los Diputados: inmersos en una suerte de guerra de trincheras en tal estado de estancamiento que nadie avanza ni retrocede.

Rajoy ha retrocedido, obligado; veremos si Sánchez, con la daga reluciente (políticamente hablando de PNV e independentistas catalanes), consigue avanzar unos metros, varios kilómetros, o también se hunde en el cenagal en el que se ha convertido la política española.

 

La fotografía de portada es de EFE.
The following two tabs change content below.

Alejandro F. Orradre

Escritor || Jedi frustrado || Reseño mis lecturas en elfindeltsundoku.wordpress.com || Colaboro en @murraymagazine y @hablandoconletr

Últimas entradas de Alejandro F. Orradre (ver todo)

Tags: , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies