19 de septiembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



No falla. Ocurre un atentado y automáticamente se produce un obsceno uso político del mismo. En el mezquino juego de sacar rédito a las acciones terroristas, las posiciones más conservadoras tienen las de ganar, normalmente a corto plazo, y las de perder, puntualmente a largo plazo. Las reacciones contundentes y el discurso ultrasecuritario de la derecha conecta con la sensibilidad de un pueblo en pleno estado de shock, en estado catártico, pero sus políticas restrictivas y punitivas no se han mostrado especialmente eficaces, sino más bien todo lo contrario (el ejemplo Bush es paradigmático).

En pleno impacto de sucesos tan trágicos y chocantes como los de Bruselas, reflotan los discursos xenófobos y racistas, escudados siempre en la seguridad y la identidad, el mismo argumentario que da alas a la extrema derecha europea alimentando la islamofobia y que algunos políticos y periodistas secundan con palabras diferenciadoras, sonrojantes e irresponsables. Ante la amenaza y el fanatismo yihadista es imprescindible la cooperación entre los pueblos, tanto a nivel externo como interno, y trabajar por una respuesta coordinada de los sistemas de inteligencia. En otras palabras, hay que entenderse, consensuar y tender puentes.

No conozco a nadie que, en su sano juicio, excuse el comportamiento de estos asesinos. A nadie. Nadie que no condene este tipo de actos. Y conozco muchas personas. Sin embargo, parece que existe cierto interés desde algunos medios conservadores por implantar en el imaginario colectivo una relación ficticia entre las políticas de izquierda y el terrorismo. ETA, el yihadismo, Irán, da igual, lo que sea. Por muy reloca que sea la teoría, el objetivo es establecer nexos entre ambas cosas. Y el ataque constante cansa. Cansa comprobar como hay sectores que, sin demasiada ética, son capaces de utilizar la tragedia con fines políticos. Luego son los mismos que huyen cuando se abre el debate sobre las verdaderas causas de estos violentos atentados, los que esquivan la autocrítica, los que van pidiendo el carné patriótico al personal, los que se mueven mejor en la trifulca que en la concordia. Gente más interesada en su provecho privado que en buscar soluciones a este conflicto indómito que hoy nos aterra.

The following two tabs change content below.
Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. Ha escrito en Diario de Cádiz, Rock Estatal, y El Club de los Imposibles. Es director de La Réplica. Participa en Ganemos Jerez.

Últimas entradas de Alejandro López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies