13 de noviembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



¿Por qué sois activistas? Es una pregunta que hemos escuchado muchas veces en relación a nuestro entorno y a nosotros mismos. Igual que La Réplica es, a su manera, una forma de activismo en la red, que pretende contribuir a establecer un pensamiento crítico a modo de contrainformación, hay muchas otras luchas en la realidad cotidiana que contribuyen a crear un mundo mejor. Luchas que que se encuentran todas ellas enraizadas en torno a la igualdad y en la justicia social, en diferentes ámbitos y a diferentes escalas. Para responder a esa cuestión social y existencial hemos preguntado a colegas activistas, a través de un breve cuestionario, sus porqués, cuáles son sus actividades, la forma de enfrentarse al mundo y el lazo de unión con otras luchas colindantes. Ha sido un honor contar con sus interesantísimas opiniones, que te llevan a creer, más que nunca, que otro mundo es posible.

 


Marta Güelfo
Activista feminista en Asamblea Feminista Las Tres Rosas.
Sus artículos.

¿Qué lleva a alguien como tú a implicarse en una causa como ésta?
La toma de conciencia feminista hace que analices la sociedad y tu día a día de una manera que nunca antes habías hecho. La perspectiva de género o “las gafas moradas” te hacen ver las opresiones y la desigualdad que sufrimos las mujeres en este sistema capitalista y heteropatriarcal, por el mero hecho de ser mujeres. Y llegadas a este punto, tienes tres opciones: o continúas sin hacer nada, o trabajas a nivel individual en tu vida diaria contra esto, o te organizas junto a otras mujeres para luchar contra este sistema. Yo elegí la tercera y ya no podría no continuar haciéndolo. Como decía Simone de Beauvoir, el feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente. Sin lucha colectiva en las calles no hay avances sociales, lo hemos visto recientemente con al caso de la manada: la gente ha estado muy por delante de las instituciones, es el empuje feminista el que provoca conciencia en la sociedad y puede llegar a influir en las instituciones. No hay otra manera, cuando decimos que la lucha es el único camino, lo decimos de verdad.

¿Qué líneas trabajáis y por qué?
Desde mi colectivo trabajamos para influir en todos los contextos municipales, y también provinciales, poniendo la mirada feminista sobre todas las situaciones: las violencias machistas, la desigualdad laboral, las fiestas locales, las políticas municipales… También hacemos, a la vez, un trabajo “hacia dentro”: de auto-organización, autogestión, formación y empoderamiento.

Cuéntanos alguna gran satisfacción que te haya dado vuestra lucha.
Sin duda el pasado 8 de marzo fue especial para todas nosotras. Desde mi colectivo llevamos más de dos años haciendo trabajo feminista en nuestra localidad, coordinadas a la vez con otros colectivos cercanos, poniendo nuestro tiempo y nuestro esfuerzo de forma diaria en la lucha feminista. Después de todo esto, ver cómo las mujeres nos organizamos para este día histórico de huelga, y la respuesta que todo ello tuvo en la calle ese día, fue una de las cosas más emocionantes que recuerdo.

¿Cuáles dirías que son los aspectos comunes de todo activista?
Por un lado, una conciencia de justicia social, con una capacidad de análisis de la sociedad en la que vivimos, una sociedad de clases, de pobres y ricos. Por otro lado, el convencimiento de que la organización colectiva es imprescindible para mejorar la situación desigual en la que vivimos. Y en el caso del feminismo (que no de todos los/as activistas, por desgracia) la conciencia de género, de las desigualdades que provoca y de la necesidad de luchar contra este sistema.

 


Luis Alfonso Caravaca
Activista por los derechos y libertades de la comunidad LGTBIQ.
Sus artículos.

¿Qué lleva a alguien como tú a implicarse en una causa como ésta?
Estudiando la carrera de Magisterio sufrí comentarios homofóbicos por parte de compañeros y compañeras de la universidad. Lo que hizo encender mi estado de alerta no fue la humillación, fue la evidencia de que esas personas educarian en la homofobia a menores y esto seguiría propagando la homofobia. Me propuse frenar esto como sea, aportando mi granito de arena y al ritmo que me marca cada momento. Con agobios nada sale bien.

¿Qué líneas trabajáis y por qué?
Trabajo el ámbito educativo. Enseño en unos cursos de diversidad afectivo-sexual y de género en colegios de pueblos en Cádiz gracias al proyecto D.Colores de las asociaciones Delta y Arcoiris.

Cuéntanos alguna gran satisfacción que te haya dado vuestra lucha.
A nivel personal gané el año pasado un premio nacional por mi Trabajo de Fin de Grado por mis estudios en el ámbito LGTBIQ. Fue totalmente inesperado, hay muchísima participación y soy muy exigente con mis trabajos, no tenía mucha esperanza.
A nivel social, el 27 de diciembre del año pasado se consiguió en Andalucía nuevas leyes en nuestro ámbito que mejoran mucho nuestros derechos, pero la lucha continua.

¿Cuáles dirías que son los aspectos comunes de todo activista?
Las ganas de informarse para reciclarse y estar en la vanguardia de todo: derechos, sanidad, co-educación, etc. Conocer nuestra lucha nos hace más fuertes. También pienso que es muy importante enseñar. Quizás sea porque soy maestro, pero la gente necesita saber cómo se llama cada cosa, conocer para entender. Sólo comprendiendo nuestro entorno podemos respetarlo y amarlo.

 


Jesús Castillo
Activista en Colectivo Acción Anticapitalista.
Sus artículos.

¿Qué lleva a alguien como tú a implicarse en una causa como ésta?
La conciencia individual de pertenencia a un colectivo, la clase trabajadora y los y las oprimidas, que hemos conseguido nuestros derechos y libertades luchando a lo largo de la historia.

¿Qué líneas trabajáis y por qué?
Construcción de una organización anticapitalista implicada en transmitir una cultura de lucha revolucionaria y en impulsar la lucha de clases, por las libertades de la gente trabajadora y contra las opresiones.

Cuéntanos alguna gran satisfacción que te haya dado vuestra lucha.
Más allá de satisfacciones personales, el comprobar constantemente que la lucha colectiva sirve para avanzar socialmente.

¿Cuáles dirías que son los aspectos comunes de todo activista?
Solidaridad, combatividad y la utopía como horizonte de lucha.

 

Marianna Zungri

Marianna Zungri, activista en un gran número de plataformas (La Reverde, Jerez en Bici, Plataforma Jerez con Palestina y el Sahara, etc)

¿Qué lleva a alguien como tú a implicarse en el activismo?
El sentido de la injusticia siempre lo tuve desde pequeña, organicé mi primera manifestación con diez años porque unos padres no querían dejar a su hija salir de excursión con el cole por machismo. Y así he seguido, la verdad es que tengo facilidad para enrollarme en todo lo que me parece injusto. El medio ambiente siempre ha sido algo que me ha fascinado mucho por nuestra conexión con la naturaleza como seres vivos por ser parte de Gaia (hipótesis de Lovelock). Ese equilibrio tan sutil que hay que intentar mantener y que constantemente está amenazado por nosotros mismos y además me mueve esa sensación ancestral de que todo o casi lo que conocemos nos viene de esa experiencia acumulada en miles de años a contacto con la naturaleza y que ahora todo es desfasado porque el sistema capitalista intenta ofuscarnos en pro del consumismo y como resultado nos estamos lentamente autodestruyendo.

¿Dónde colaboras y por qué?
Como ya dije, apoyo más de una causa porque soy una mente inquieta. Ahora mismo soy activa en temas agroecológicos- economía de transición con la Reverde, la R.A.C., el colectivo de Jerez en bici y la Red de Moneda Local el Zoquito y luego en tema de derechos humanos en la Plataforma Jerez con Palestina y el Sahara. Me gusta mucho el tema de comunicación, me sale muy natural, así que me ofrezco para ir a dar charlas donde nos lo pidan y además estoy empezando a organizar talleres para acercar a las personas a los temas que más me apasionan y así crear conciencia, porque estoy convencida que la base de los cambios tienen que venir desde nuestras acciones cotidianas.

Cuéntanos alguna gran satisfacción que te haya dado vuestra lucha.
Con Jerez en Bici fue todo un éxito la construcción del carril bici, estoy segura que sin nuestra movilización no se hubiera llegado a hacer porque todos los ayuntamientos gobernados por el PP no estaban por la labor. En cuanto a la Reverde, es todo un logro el simple hecho de haber montado una cooperativa agroecológica en Jerez en plena crisis, y que tras 8 años da de comer a más de 100 familias en la provincia y es un referente por su labor medioambiental y de economía del bien común. En el Zoquito que hayamos llegado a cumplir 10 años y ser actualmente la moneda social más veterana de España.

¿Cuáles dirías que son los aspectos comunes de todo activista?
Por un lado la pasión, como en todas las cosas de la vida, algo que te mueve desde lo más profundo de tu ser y que te hace priorizar ciertas cosas respecto a otras. Y por otro lado, volviendo a nuestro pasado, (o al presente de algunas poblaciones todavía) pienso en las tríbus como grupos de personas que se reunían para colaborar para el bien de la comunidad y por ello creo también que hay que recuperar las luchas colectivas como herramienta de transformación personal y social.

 

Antonio Rivera

Antonio Rivera
Activista en la Zona Sur de Jerez de la Frontera (Cádiz) 

Llevo 20 años dedicado voluntariamente al trabajo social y comunitario de las personas y barrios de la Zona Sur de Jerez. Mi vinculación con la Zona responde a motivos personales. Estudié en un IES de la Zona Sur, gran parte de mi familia vive aún en sus barrios. La Zona Sur de Jerez se encuentra en lo que llamaríamos los barrios ignorados. Una realidad que responde a situaciones de abandono y marginación social, desidia política y conformismo ciudadano; pero a la vez con un gran potencial humano de compromiso y activismo, cuyo resultado es el nacimiento en 1998 de la Federación Coordinadora de la Zona Sur “Existe”, con el propósito de reivindicar la dignificación de sus barrios y sus gentes.

¿Qué lleva a alguien como tú a implicarse en una causa como ésta?
Principalmente un alto sentido de la dignidad humana. No me gusta el Mundo en el que vivo y lo más coherente era trabajar mi compromiso de acción social en mi realidad más inmediata. Entendía que mis recursos y habilidades personales debían estar al servicio de los demás. Parafraseando a Ayala, soy un activista para que el rico no sea más rico, sino el pobre menos pobre. En ello tuve la suerte de encontrar un grupo de personas en la Zona Sur, dispuestas a no conformarse y a reivindicar desde las causas y no sólo las consecuencias, la difícil realidad de muchas personas en los barrios más humildes de Jerez.

¿Qué líneas trabajáis y por qué?
Siempre hemos reivindicado tres principios metodológicos fundamentales para cualquier tipo de acción social comunitaria. En primer lugar la elaboración conjunta de un Plan Integral para la Zona Sur. En segundo lugar, que este Plan sea protagonizado por una participación horizontal entre Administraciones, té[email protected] y [email protected] En tercer lugar, que responda a la necesidad de abordar la realidad desde una perspectiva biopsicosocial. Amparamos nuestro trabajo en estas líneas porque entendemos que la miseria no se negocia, se pelea; y no podemos conformarnos con políticas y acciones secundarias,  limosneras, subsidiarias y asistencialistas; convirtiéndose las mismas en parte del problema y no de la solución.

Cuéntanos alguna gran satisfacción que te haya dado vuestra lucha.
La mayor satisfacción es encontrar a personas que piensan y sienten como tú. Te sientes arropado y acogido. Hemos sido capaces de afrontar grandes retos, porque hemos sido capaces de cuidarnos y entendernos. A nivel más operativo, la última satisfacción por su envergadura y esfuerzo, fue realizar la primera auditoria ciudadana de fondos públicos en Jerez. En concretos se trataban de los Fondos Urban de la UE para la Zona Sur. Un trabajo de ingeniería financiera amateur. Con más voluntad que medios, con más coraje que conocimiento; planificando, buscando, organizando, punteando factura por factura, proyecto a proyecto, pliego a pliego… No podría olvidar nuestra incorporación al Consejo Social de Jerez, donde hemos podido corroborar que la participación social desde las instituciones en Jerez está enferma y sin visos de recuperación.

¿Cuáles dirías que son los aspectos comunes de todo activista?
Pienso que toda persona comprometida de alguna manera con mejorar su Mundo merece ser considerado activista. Sin embargo, no todas las personas activistas comparten el mismo “leitmotiv”. Se supone que amparados por esos grandes valores éticos y humanos que a [email protected] nos mueven, pero con importantes matices en su proyección social. Siempre he sido crítico con el activismo asistencialista, ahora también prolifera el activismo que forma parte de la trama del negocio de lo social. Prefiero quedarme con esas personas, verdaderamente desinteresadas, coherentes y leales; incapaces de rendirse. Porque si algo he aprendido que aquí lo importante no es luchar, sino resistir.

 

Manje – Hacktivista y activista municipalista en Ganemos Jerez.
Sus artículos y su web.

¿Qué lleva a alguien como tú a implicarse en una causa como ésta?
Comencé militando en temas de pacifismo y de la deuda externa de los países empobrecidos, incluyéndome pronto en un colectivo de educadores en barrio, paralelamente me formaba en la informática y cuando descubrí Internet en los 90 comencé a investigar temas como el software libre, patentes, copyright, etc. de manera paralela, es decir, militaba en la capa física en educación en el tiempo libre y en la capa virtual investigaba y participaba de movimientos alrededor de las nuevas tecnologías de la información.
A partir del 15-M ambos espacios se entremezclaron.

¿Qué líneas trabajáis y por qué?
Si hablas de “trabajáis” es porque hablas en plural, por lo que respondo en los distintos espacios de trabajo en los que participo:
– Municipalismo: Aquí trabajamos todo tipo de lineas, es lo que tiene la política, que tienes que tocar todo.
Si la pregunta es sobre que temas trabajo yo, pues yo me centro, en Ganemos Jerez y en otros espacios, en temas de comunicación, transparencia y democracia, tengo especial interés también por los temas que afectan a jóvenes y en menor medida temas de economía, empleo y turismo.
Si la pregunta es sobre Ganemos Jerez, o sobre el municipalismo, Ganemos Jerez y las candidaturas municipalistas han añadido a la agenda y han llevado a las instituciones líneas que antes no llegaban ahí, como pueden ser temas de transparencia y de género.
– Hacktivismo: En el hacktivismo principalmente lo que hago es apoyar campañas, ya sea en la estrategia comunicativa o en cuestiones técnicas, y construcción e investigación de nuevos dispositivos comunicativos.

Cuéntanos alguna gran satisfacción que te haya dado vuestra lucha.
Hay dos tipos de satisfacciones, unas son a largo plazo, y hay que hacer un mayor esfuerzo para descubrirlas, pero son las más importantes, son las consecuencias que quedan de trabajos a largo plazo, por ejemplo el gran avance en la libertad sexual e identitaria que hemos conseguido los últimos años, produce mucha satisfacción si has estado luchando contra la homofobia antes de que el PSOE abrazara la causa, o cuando un chaval que tuviste en tu centro de tiempo libre te hace ver que su forma de ver la vida está atravesada por su paso por Arrabal (Centro de Educación en el Tiempo Libre y Centro Juvenil).

Después hay otras satisfacciones que tienen más que ver con el ego, por ejemplo haber sido impulsor desde los inicios de iniciativas como las manifestaciones contra la guerra de Irak, el 15M, la construcción de Ganemos Jerez o incluso cosas que no se pueden contar, un poco por la satisfacción de “llevaba razón desde el principio” y otro poco por la satisfacción de experimentar un proceso victorioso desde el principio al final.

¿Cuáles dirías que son los aspectos comunes de todo activista?
La figura del activista rompe un poco con la del militante tradicional, vinculado a un ideario y/o organización concreta, bastante igual durante toda la etapa de militancia, sin embargo desde los 90 aparece la figura del activista que tiene nueva características:
– Elige de manera autónoma sus prioridades, aunque participe de organizaciones y busque otras personas con las que colaborar para conseguir los objetivos no es militante de una organización, las organizaciones son más un medio que un fin, aunque si que se suele mantener estable un círculo de confianza, ya sea activistas o organizaciones, más o menos estable.
– Identidad propia, aunque se construyen y comparten símbolos, iconos culturales, etc., y aunque los activistas puedan verse más cercano a alguna ideología (libertarios, marxistas, ecologistas, etc.) no suele vincularse a una identidad/ideología “fija”.
– Proceso: El activista vive su actividad política mezclada con su propia vida, el ecologismo, el feminismo, el movimiento LGTBI son nuevas lineas políticas del siglo XXI que cuestiona no solo el modelo económico sino también el social, y por lo tanto afecta a nuestras vidas, durante todo el tiempo, no solo en las relaciones del individuo con la empresa y/o el estado. La transformación por lo tanto también es en nuestras propias vidas, en nuestras relaciones personales y en nuestro consumo, el activista lucha no solo en el espacio político tradicional, sino también está inmerso en un continuo proceso de aprendizaje y transformación personal, que refuerza y acompaña la actividad más política, en muchos casos que lineas que trabaja un activista tiene que ver con su entorno afectivo y con él mismo.

Antonio Carlos Cintas – Stop Desahucios Jerez, Plataforma contra el IRPH. 

Todos sus artículos en La Voz Del Sur. 

¿Qué lleva a alguien como tú a implicarse en una causa como ésta?

Al principio uno suele acercarse por un problema individual. Pero luego la dignidad y unos ciertos valores adquiridos durante la infancia en una casa donde la política y la lucha colectiva te han calado los huesos te hace quedarte. Eso y la eterna lucha de predicar con el ejemplo. Que no sólo la palabra sea mi lucha, sino la acción.

¿Qué líneas trabajáis y por qué?
La vivienda es un derecho que debería ser sagrado. Y el neoliberalismo la ha llevado a ser otra moneda de cambio supeditada a la especulación. Todo ser humano debe tener un espacio donde sentirse libre, donde al cerrar la puerta sienta que algo le pertenece. Y no por un sentimiento inútil o egoista por la propiedad privada sino por saber que la clase trabajadora tras siglos de lucha y explotación merece poseer sin que resulte perjudicial para nadie. Tu casa, el hogar; es una lucha que deberíamos tener en la cabeza constantemente.

Cuéntanos alguna gran satisfacción que te haya dado vuestra lucha.

Mi mayor satisfacción es hacer ver a alguien que votaba a la derecha por no haber asimilado salir de la pobreza y haber ganado mil euros que todo eso era una falacia. Y con el ejemplo de la asamblea y en los casos prácticos, politizarlo. Que alguien vuelva a tener conciencia de clase gracias a los compañeros y compañeras de Stop Desahucios Jerez vale más que cualquier otra cosa.

¿Cuáles dirías que son los aspectos comunes de todo activista?

Los aspectos más comunes de todo activista es la empatía y la creencia en las posibilidades y la bondad del ser humano. No caer en la trampa de la meritocracia y, sobre todo, creer en la política no delegando en ella sino siendo partícipe.

The following two tabs change content below.
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.
Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies