22 de agosto del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



“En Alemania también nos vino uno contándonos cosas bonitas, y se decía: bueno, a este Hitler ya le calmaremos” Juergen Donges

“Perderéis vuestra soberanía como ciudadanos, porque los mercados os dirán: ‘Si votáis a Podemos os saldrá caro, muy caro’” Rainer Voss 

Fue un debate entre alemanes. Corría la noche del domingo 15 de marzo y yo veía La Sexta. No. La Sexta me veía a mí, creo que más exacto explicarlo así. Ana Pastor me miraba preocupada y sé que en el despacho, mientras entrevistaba a Juergen Donges estuvo buscando un desfibrilador sin quitarme ojo, para mí y también para ti, para todos los que mirábamos desde el Sur, un desfibrilador alemán con buena tecnología que nos permitiera asimilar lo que iba diciendo el tipo sin consecuencias. Se llamaba Juergen Donges y era economista. También era sevillano, sólo que del tipo alemán.

Rebobinemos: ahora Ana Pastor está otra vez en el despacho de Juergen Donges. No lo conocemos de nada, pero sorprende que hable un español tan fluido llamándose como un grupo folklórico de la Baja Sajonia. La Replicante Academia Española es muy rijosa en ese punto: es importante siempre saber quién dice qué. Ya se sabe que el EMISOR es quien ordena el mundo y lo dota de sentido, lo interpreta, y lo muestra adaptado a los RECEPTORES. Y este tipo debe de ordenar e interpretar muy bien puesto que lo han contratado sucesivamente los gobiernos de Alemania en los últimos 20 o 30 años. Y hoy, desde su despacho-oráculo alemán, Juergen Donges formula el MENSAJE, y dice: que no le gusta que en España nadie discrepe de sus Liberalismo santísimo; dice: que Liberalismo o muerte, y que no se nos ocurra pensar en PODEMOS, porque eso está claro que no es tuto, que es muerte; dice: que en Alemania vino uno hace tiempo diciendo también cosas bonitas, que se llamaba Hitler, y que se parecía a Pablo Iglesias excepto en el acento. Y dice: que haremos muy mal si lo votamos, porque Liberalismo no hay más que uno, y a ti te encontré en la calle, dice.

LaSexta
Un rato antes ha salido en la pantalla otro payo alemán que sí que hablaba en alemán, y ha dicho que era banquero, subtitulado pero banquero, y que en su tiempo fue de los temerarios, de los que meten una pasta en la ruleta, y en dos telediarios la han multiplicado por cuatro. La pasta, se entiende. Añado un detalle que no ha explicitado: la pasta que no era suya, que por eso era tan temerario. Dice todo esto porque hace unos años se desintoxicó ―no quedó claro en qué centro se quitan del jaco bancario― y que ahora le gusta explicar a la masa y a las pirámides cómo funciona el Gran Casino del Mundo, para que nos espantemos un poco el domingo por la tarde. Y lo que viene a decir siendo alemán es, como se puede observar, justo lo contrario del otro alemán: que nos recomienda REPLICAR, y replicar con energía porque nos están desplumando, nos están esquilmando, nos están invadiendo, nos están justipreciando y nos están sometiendo sin dejarnos tiempo de invocar ni una miserable y cutre constitución, la que sea. Venía a decir que debíamos votar lo que quisiéramos, que en modo alguno se nos ocurriera dejarnos asustar por los caramelos rellenos de droga que dan en las puertas del colegio, ni aunque los den unos tipos con coleta. Y en medio de la emoción, pues lo que se le escapó era que si votábamos PODEMOS, pues mejor. Y yo creo que fue una muestra de ironía alemana, porque PODEMOS es un verbo que da para muchas rimas divertidas.

La conclusión a la que llegamos, pues, en esta nueva clase de la Real Academia Replicante es que la realidad es una, y los que la tienen bajo su mando, trinan si se te ocurre interpretarla a tu albedrío. Desconfíen si quienes la relatan posturean como profetas y amenazan con la destrucción: no existe un solo dictamen riguroso, la verdad incontrovertible e irrenunciable; existen diversas formas de narrar una misma realidad, y todas son ordenadas a imagen e interés del tipo que las verbalice, ése mismo al que hemos llamado el EMISOR. Y ahí está la causa de que dos economistas alemanes puedan concebir a un mismo partido español como la condena o la salvación, el principio o el fin. Es el mismo fenómeno por el que Mr. Rajoy, el Innombrable, puede asaltarnos cada dos por tres diciendo que su receta es curativa y es insustituible y que las cifras macroeconómicas nos han vuelto sensuales a ojos de los bárbaros, en tanto que los ciudadanos no dejamos de ver los 5 millones de parados, las colas de Cáritas, y una deuda astronómica que ya supera el 100 % del Producto Interior Bruto.

Ahora bien, ¿nos llevará esa apariencia de arbitrariedad en la interpretación del panorama a desconfiar de todos todos y todos los que se atrevan a explicarnos el mundo? Pues no, por supuesto que no. Frente a la realidad observable, cada ciudadan@ se convierte también en su propio emisor, y se ve necesitado de interpretar el mundo a partir de aquello que observa, aquello que investiga y de lo que es informado en una diversidad de mass media de los que se sustenta su conocimiento. Como corolario, digamos que uno puede frente al televisor confundir las caras de dos teutones que se han conjurado para opinar acerca de ese país que tienen al Sur y al que apenas bajan como no sea en verano, y sólo por su periferia playera. Incluso puede uno cruzar sus nombres y a uno llamarlo Juergen Voss y al otro, Rainer Donges, y ponerle a éste cara de salchicha, y a aquél la cara de Rutger Hauer en Blade Runner, pero no por ello bajaría la cotización de la col lombarda en Chicago. Lo que no podemos es dejar de entender que el tipo que menciona a Hitler no tiene más intención que inocularnos el espanto, que es un fármaco que paraliza, mientras que el tipo que llama a defender la soberanía del pueblo no puede estar equivocado, dado que habla de algo que, de tan hermoso, habíamos llegado a concluir que nunca había existido.

_________

Rainer Voss interpretó para ustedes el mundo de la Economía este domingo, AQUÍ. También ha protagonizado el documental Confesiones de un banquero, donde da más detalles de su experiencia en el mundo de las finanzas, y que se puede ver AQUÍ.

Juergen Donges es un tipo simpático que nació en Sevilla, y bueno, en Sevilla ha nacido gente de todo tipo.

The following two tabs change content below.

Santi García Tirado

Narrador y, por necesidad, crítico. Su última obra publicada es "La balada de Eleanora Aguirre". Cada lunes participa en el programa Todos somos sospechosos de Radio-3 donde dirige la Escuela de Gamberrismo Ilustrado, una tribuna informal en la que se destripan las intenciones ocultas de lo que van declarando los políticos. De esas clases procede la materia que ahora toma forma escrita en La Réplica.

Últimas entradas de Santi García Tirado (ver todo)

Tags: , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies