28 de junio del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Owen Jones ha escrito un libro incomodísimo, indigesto, sobre todo para los británicos y británicas que quieren reflexionar sobre el sistema social y económico de su país. “Chavs, la demonización de la clase obrera”, pone encima de la mesa los burdos intentos de las élites por acabar con el concepto de clase —no digamos ya con el término “lucha de clases”—, y la tendencia orquestada por los de arriba para demonizar a la clase obrera, relacionándola directamente con la vagancia, la delincuencia, la brutalidad o la estafa.

El término “chavs” es una caricatura de la juventud de las clases humildes llevada al ridículo: jóvenes con chándal y zapatillas de marca, malcriados en la calle, con cadenas y avalorios de oro y plata que acaban filtreando con la delincuencia. Existen, sí, pero es simplemente un chivo expiatorio, una generalización con muy mala uva. Es algo similar a lo que en España se ha llamado “canis”, “bakalas” o “chonis”, dependiendo de la región en la que nos encontremos.

chavs_owen_jones

El concepto “chavs” es la paradoja que utiliza Jones para denunciar esta insistencia en criminalizar a la clase obrera. Describe como desde las élites políticas e intelectuales intentan legitimar este odio para mantener el orden establecido que beneficia a unos pocos. El párrafo clave del libro dice lo siguiente: “El odio a los chavs es una manera de justificar una sociedad desigual. Pero, ¿y si eres rico y triunfador porque te lo han puesto en bandeja? ¿Y si la gente es más pobre que tú porque lo tiene todo en su contra? Admitir esto generaría una crisis de autoconfianza entre la minoría acomodada. Y de aceptarlo, entonces habría que admitir que el deber del Gobierno es hacer algo al respecto, es decir, recortar tus privilegios. Pero si te convencen de que los menos afortunados huelen mal, son brutos, racistas y groseros por naturaleza, entonces es de justicia que sigan abajo“.

Lo sorprendente es que aunque el libro te habla prácticamente solo del Reino Unido, existen claros y vergonzantes paralelismos con la sociedad española; ¿Acaso la casta no nos ha culpabilizado de la crisis económica? ¿Quién no ha escuchado eso de “vivieron por encima de sus posibilidades“?

owen_jones

Aquí en España, la derecha también se ha encargado de enarbolar un discurso acerca de la meritocracia —muy cercano al american dream— que pretende individualizar los fracasos sociales y perpetuar este sistema injusto y opresor. Si estás en paro es porque te lo mereces, porque no has puesto todo de tu parte ni te has formado lo suficiente para revertir esa situación. De este modo, se habla menos de la falta de trabajo y de tejido industrial, de la brecha salarial y casi nada de los paupérrimos planes de empleo del Gobierno.

Los políticos y las élites esconden sus vergüenzas bajo eslóganes clasistas, machistas y elitistas, mientras pisotean la autoestima de la clase obrera o simplemente engaña a la gente, asegurándonos que todos somos clase media y tenemos las mismas oportunidades, que tan solo hay que saber aprovecharlas. El libro de Jones es una piedra en el zapato para el establishment, para esa clase acomodada que no reflexiona ni hace autocrítica, que no quiere, bajo ninguna circunstancia, enfrentarse al espejo.

The following two tabs change content below.
Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. Ha escrito en Diario de Cádiz, Rock Estatal, y El Club de los Imposibles. Es director de La Réplica. Participa en Ganemos Jerez.
Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies