26 de abril del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Almudena Vega

Cayó Cristina Cifuentes, una de las figuras más infames de la era moderna de la política española. De la manera más tonta y, también, de la manera que más y mejor simboliza la cloaca en la que el partido en el gobierno ha convertido la vida política española.

Mi ciudad, Jerez, está sufriendo un repunte de actitudes intolerantes, racistas, homófobas y agresivas. Si se trata de un grupo organizado o son actitudes que se retroalimentan tal vez nunca lo sepamos, sobre todo si pasan tan desapercibidas y se les otorga tan poca importancia.

Javier nació en Valladolid y ha estudiado historia del arte,  trabajó como obrero y en una impresa de limpieza. Está en la calle desde hace un año porque se quedó sin trabajo y ya no pudo permitirse el alquiler de una habitación. Duerme en la puerta de Caritas en Portal del Ángel, le gusta hablar de pintura y es fan de Leonardo da Vinci.

En el enésimo episodio represivo de esta legislatura, la Casa Real y el gobierno del Partido Popular, con la inestimable complicidad de las fuerzas de seguridad del Estado, castigaron y censuraron anoche, en la final de la copa del Rey de fútbol, el color amarillo, los silbatos y las esteladas, símbolos del independentismo catalán.

El desapego es evidente. En un mundo tan desigual que da pavor, the working class no encuentra respuestas en las políticas de izquierdas. Por algún motivo, no solo no le convencen, sino que vivimos una ola reaccionaria donde podemos encontrar clase obrera entregada a postulados neoliberales y apoyando figuras como Trump, Macron, Rivera o Mariano Rajoy.

Te invito a hacer una breve reflexión destinada a despejar algunas dudas sobre la guerra siria, y para ello vamos a utilizar unas sencillas preguntas ¿te animas?

¿Crees que se le puede llamar guerra civil a un conflicto, como el sirio, en el que hay implicados directa o indirectamente más de sesenta países casi desde el principio?

Es cierto que vivimos en un contexto donde la mediocridad triunfa y campa a sus anchas. El oportunismo de quienes pretenden arrimarse a los centros de poder y decisión forma parte de esa tan abyecta mediocridad, definida certeramente por mi amiga Aldara como «garrapaterismo».

Pero vamos a ver, ¿alguien conoce a un alumno que haya suspendido un máster? Seamos sinceros, los másteres constituyen, además de un suculento negocio para quienes los organizan, el último escalón que han inventado las clases dominantes para expulsar a las clases trabajadoras del ejercicio profesional de actividades bien retribuidas.

Se está llevando a cabo en Jerez una potentísima campaña mediática a favor de los centros de educación privada, concertada y/o diferenciada. Es una ofensiva propagandística a golpe de talonario que busca realzar los beneficios de estas escuelas para que el modelo crezca e implantar en la ciudad un sistema de educación privado-concertado, dirigido en la mayoría de casos por la Iglesia Católica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies