21 de agosto del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

renfe

Si hay un gremio que no ha estado a la altura de las circunstancias durante los atentados acontecidos en Cataluña, ese ha sido, sin duda, el gremio periodístico. Y está bien que se sepa y  se reconozca si eso lleva a un periodo de reflexión colectiva y una mejora en la calidad de la información y del análisis político de cara al futuro.

Todo aquel que ha vivido en Barcelona, el que ha recorrido alguna vez sus calles, el que se ha encontrado allá con amistades, el que ha conocido su vida artística, su brío cultural y sus inquietudes sociales, perdió el pasado 17 de agosto algo de sí. 

Todos los que amamos la mitología conocemos en mayor o menor medida las leyendas artúricas: la extracción de Excalibur por un joven Arturo, las artimañas del mago Merlín en el reino de Camelot, la traición de Ginebra y Lancelot, las hazañas de los caballeros de la mesa redonda en busca del Santo Grial, la muerte de Arturo y su último viaje a Ávalon, etc.

Sé que tienes miedo

18 Agosto 2017 Actualidad

Sé que tienes miedo.

Lo sé porque yo también lo tengo. Yo también estaba cerca del atentado, escuché los helicópteros, y vi a la policía y ambulancias pasar.

Es agosto y es mes inhábil en los ayuntamientos, parlamentos autonómicos y en el Congreso. La prensa sensacionalista española tiene que rebuscar para seguir echando mierda sobre los intentos de la gente para construir un país más justo. La máquina del fango no descansa, funciona los 365 días del año.

 El Estado ha comenzado a hacer agua por diferentes partes. Existen dos opciones: o abandonamos el barco y “sálvese quien pueda”– entonces va a suceder como en el Titánic: únicamente lo harán los de primera clase- o revisamos la estructura que está colapsando y  nos ponemos a remar todos en la misma dirección para evitar el naufragio. 

Los sin nombre

7 Agosto 2017 Editorial

No leerás sus nombres. Si acaso, verás sus iniciales en una pequeña nota en la sección de sucesos. Muertes anónimas de trabajadores y trabajadoras sin más eco que el sufrimiento de familiares y amigos.

Querido tabloide

5 Agosto 2017 Opinión

Debo reconocer que fui lector de tabloides. Fui. En pretérito perfecto simple. Aunque ahora en España abundan los tabloides más que en los 90 –ABeChet, KaOsDiario, La Sinrazón y otros-, ya no los leo. Están impregnados de malaje y mala leche, son pretenciosos, aspiran a crear corrientes de opinión y albergan siniestras intenciones adoctrinadoras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies