17 de noviembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



En La Réplica nos gusta el tango. Queremos conocerlo, zambullirnos en su idiosincrasia. Acudimos a voces expertas que supieran guiarnos y explicarnos los mejores tangos de la historia.  Roberto y Laureano Debat se ponen a nuestra disposición para desentrañar Niebla del Riachuelo. Porque para poder sentir plenamente el tango, queremos entenderlo.


Letra:
Enrique Cadícamo.
Música: Juan Carlos Cobián.
Intérpretes: Roberto Debat y Laureano Debat.


Laureano Debat:
El Riachuelo es a Buenos Aires lo que el Inmigrante al Barco o al Viaje Marítimo. Las partes por el todo, sinécdoques paralelas. El pozo sin fondo de la ciudad se traga sin más a gente que llega como si fueran almas muertas a un cementerio. Una versión poco romántica o pintoresca del crisol. La inmigración como muerte y destino inevitable. No hay sueños ni esperanzas.

La figura del Riachuelo actúa hoy con una connotación mayor, como fondo de podredumbre y contaminación. Imagino que cuando Cadícamo compuso el tango no era, ni de cerca, el riacho contaminado que es ahora. Quizás, por eso, la figura poética de la niebla. Quizás ahora, en caso de reescribirse, se podría llamar Cloruro del Riachuelo, Químico del Riachuelo o Plástico del Riachuelo.

Roberto Debat: Te comunico que al Riachuelo lo están limpiando; es más, corren regatas. Aunque falta todavía y no tiene fecha de finalización. De todas formas, yo creo que letra de “Niebla del Riachuelo” describe un estado de ánimo que invadía a muchos espíritus frustrados, que solo hallaban un magro consuelo en los bodegones aledaños embotándose con agrios brebajes e imaginando que viajaban en esos barcos a buscar sus amores perdidos o sus lejanos países, sin pensar que como ellos jamás habrían de zarpar.

LD: O sea que sería un momento posterior al de la inmigración. El de la nostalgia con el país de origen. Y lo que se ha dejado allí, esos amores perdidos. Cuando dice “Nunca más volvió, nunca más la vi” noto una ambigüedad interesante, porque pone en el mismo nivel la patria lejana y el amor perdido. Esta ambigüedad, este femenino (es La Patria o La Tierra y no El País) encierra una pulsión edípica. La nostalgia del origen es freudiana, una evocación maternal, de placenta.

RD: Creo que en este caso específico se refiere al amor-sexo perdido, no hace referencia a la madre sino a un amor de pareja y traza una analogía entre el personaje frustrado y los ” barcos carboneros que jamás han de partir”.


LD:
El Riachuelo como lugar común es un tópico recurrente en el tango, en este y en tantos. Lo interesante es que nunca es una evocación romántica de la geografía de la belleza, digamos, sino más una geografía personal y subjetiva del poeta. El Riachuelo como el espíritu del alma porteña: nebuloso, triste, pequeño, contaminado. Un hilo de agua en medio del monstruo urbano.

RD: El Riachuelo es emblemático para el tango porque atraviesa parte del Buenos Aires nostálgico y sensiblero de la época en que los “compadritos” y los castigados por la vida de errante bohemia frecuentaban los “perigundines” o bares umbríos en busca de pernod, ginebra u otros efímeros consuelos para sus desventuras.

LD: Se ha mitificado tanto el Riachuelo que supongo que cuando lo visitamos, todo el relato que mamamos desde el tango influye en nuestra percepción. ¿Te acordás de cuando lo conociste? ¿Y de cuándo fue la primera vez que me llevaste a mí?

RD: Conocí el Riachuelo cuando me llevaron a la Boca y a Caminito. No era ya el que describen algunas letras de tango, o el que pintó con maestría Quinquela Martín, pero se parecía bastante al imaginado, con sus barcos en eterna espera, sus aguas contaminadas y algunos boliches sobreviviendo dificultosamente. Cuando fuiste con nosotros (madre y hermano incluidos) eras muy niño, creo que te aburriste bastante, aunque recuerdo que te impresionó el barrio de La Boca, con sus casas de chapas pintadas con colores vivos y el pasaje Caminito con sus atracciones para las personas de todas las edades.

LD: El otro día viendo a Marta&Micó en un bar del Raval, un dúo catalán que canta tangos clásicos y propios, me enteré de que Enrique Cadícamo vivió muchos años en Barcelona. Tendré que investigar. No pensé que esta ciudad me abriría puertas del tango, que me conectaría así con mi origen.

RD: Además, nació en Luján, donde yo viví 2 años. Incluso Juan Carlos Cobián nació en la misma ciudad que yo, en Coronel Dorrego. Las dos en la provincia de Buenos Aires.

LD: Nosotros dos y estos dos compositores venimos de pueblos de una provincia que se llama como la ciudad autónoma pero que ninguna pertenece a la otra, aunque en apariencia estén en el mismo territorio demarcado pero que no lo están en la realidad. Quizás ese sea el origen de la fascinación que genera Buenos Aires del otro lado de la frontera provincial: queremos hacerla nuestra, aunque nunca nos pertenezca.

 

Turbio fondeadero donde van a recalar,
barcos que en el muelle para siempre han de quedar…
Sombras que se alargan en la noche del dolor;
náufragos del mundo que han perdido el corazón…
Puentes y cordajes donde el viento viene a aullar,
barcos carboneros que jamás han de zarpar…
Torvo cementerio de las naves que al morir,
sueñan sin embargo que hacia el mar han de partir…

¡Niebla del Riachuelo!..
Amarrado al recuerdo
yo sigo esperando…
¡Niebla del Riachuelo!…
De ese amor, para siempre,
me vas alejando…
Nunca más volvió,
nunca más la vi,
nunca más su voz nombró mi nombre junto a mí…
esa misma voz que dijo: “¡Adiós!”.

Sueña, marinero, con tu viejo bergantín,
bebe tus nostalgias en el sordo cafetín…
Llueve sobre el puerto, mientras tanto mi canción;
llueve lentamente sobre tu desolación…
Anclas que ya nunca, nunca más, han de levar,
bordas de lanchones sin amarras que soltar…
Triste caravana sin destino ni ilusión,
como un barco preso en la “botella del figón”…

The following two tabs change content below.
Padre e hijo, de Tigre y de Racing de Avellaneda, jubilado y periodista respectivamente. Los Debat forman parte de la mejor estirpe loberense.
Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies