18 de diciembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Balneario de Necochea. Provincia de Buenos Aires. Tres mujeres cometen el vituperable acto de querer tomar el sol sin la parte de arriba del bikini.

Entenderán que tal apología bolchevique al nudismo precise de una contundente respuesta policial. Y así fue. Esa falta de decoro trajo a cerca de veinte policías, los cuales, embravecidos, acudieron a las playas porteñas para salvar a los allí presentes de tener que ver seis tetas.

Una de las agentes allí presentes (que a pesar de ir vestida hay que recalcar que se le notaba que también tenía tetas), afirmó lo siguiente: “O se visten o las llevamos presas. No te estoy amenazando, estoy diciendo que si tengo que volver a venir, te pongo los ganchos y te llevo a comisaría”.

Hombres de buena moral (pero con sus tetas al descubierto) les gritaban tal como constata el vídeo que otros ciudadanos grabaron: “Vos no podés estar exhibiéndote” (almas cándidas); “La ley es la ley” (pareciera sacado de un discurso de nuestro ilustre Rajoy).

En medio de este esperpento valleinclano, algunos nos preguntamos qué ley puede prohibir esto en un país como Argentina. A la vez, algunos periodistas  lloran en silencio cuando comprueban que esta noticia no proviene de la mefistofélica Venezuela.

¿Qué ley prohíbe que en Argentina las mujeres puedan tomar el sol sin parte de arriba?

Ninguna.

Ninguna ley lo prohíbe. Aquellos agentes eruditos en la ley y la norma, y con dudoso plusvalor de opinión, se tomaron la ley por su mano, y con ella, la interpretación arbitraria que se les antojó. A ellos o a sus superiores. “La ley es la ley”.

Este caso llegó a las manos del juez de lo Penal de Necochea D. Mario Juliano, quien le dio la razón a las chicas.

Los policías apelaban erróneamente a una ley creada durante la dictadura militar de Juan Carlos Onganía, en concreto el artículo 70 del Decreto Ley 8031/73, el cual dice así:

“Será sancionado con multa entre el quince (15) y el cuarenta (40) por ciento del haber mensual del Agente de Seguridad (Agrupamiento Comando) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, el que con acto, palabra, dibujo o inscripción torpe u obscena ofendiera la decencia pública. La pena se duplicará si el hecho fuera cometido en lugar donde se realizaren actos o espectáculos públicos o lo fuere contra personas del culto, ancianos, enfermos mentales, mujeres o niños”.

Ante tal artículo, el juez replicaba que esta disposición legal es notoriamente inconstitucional. Además, carece de seguridad jurídica y es un claro ejemplo de contradicción constitucional, la cual reside en la vaguedad e imprecisión de los términos empleados por la ley (obscenidad y decencia pública), lo cual imposibilita a los ciudadanos conocer los límites de lo punible. En otras palabras, se deja al criterio arbitrario de un policía considerar qué es o no obsceno e indecente. Algo propio de las dictaduras.

Parece como si seis tetas pudieran provocar un desorden público.

Quizás veinte policías no fueron suficientes para semejante altercado.

Si es que a quién se le ocurre salir con tetas a la calle.

Menos mal que “la ley es la ley”. Y si no me la sé, para eso estoy yo aquí de guardián contra lo obsceno e indecente.

Como dijera una señora mayor que había presenciando tal estupidez: “Bobos, son como las que os dieron de comer cuando eran chicos.”

Menos mal que en el teatro de los imbéciles, ellos son maestros en desenmascararse a sí mismos.

Ni diez mil palabras más.

The following two tabs change content below.

Alejandro García Maldonado

Licenciado en Derecho, ha colaborado en diversos medios como El Confidencial, Claridad Digital, El Turbión, El Importuno y Cubainformación. Autor de las obras "Testigos cegados" (2011) "Transcripción del Manifiesto Comunista" (2012), "Al resguardo del tilo rojo" (2014), "Tra due anime" (2015) y "Son de Lirios" (2016). Ha realizado estudios sobre proyectos biográficos coordinados por la Bernard Lievegoed University y dirige el proyecto literario "Etreso Biografías". Actualmente realiza un "Postgraduate Diploma of Journalism" dirigido por el National Council for Training of Journalist e impartido por la University of Strathclyde.

Últimas entradas de Alejandro García Maldonado (ver todo)

Tags: , ,

    Una Réplica

  1. TT

    Empieza a ser ya cansino el tema feminista, creo yo que hay cosas más relevantes en España que lo que hagan o no los argentinos y las argentinas con los bikinis. Al final nos vamos a quedar con las “cositas”, ya que no podemos solucionar las “cosas”, así en mayúsculas

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies