15 de diciembre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El otro día, en El intermedio de La Sexta, la Teniente Segura lamentaba su expulsión del ejército por parte de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo porque sus denuncias han superado los “límites de la libertad de expresión”. Segura tuvo la valentía de denunciar en su  novela “Un paso al frente” los múltiples casos de corrupción existentes en el seno interno del ejército, presuntamente llevados a cabo por sus superiores. Su libro provocó un cataclismo mediático, y sus responsables en lugar de ser investigados, eran ascendidos. Estas prácticas evidencian una toma decisiones de dudosa moralidad dentro del ejército, que deberías llevar a replantear sus códigos internos.

En este país se invierten los roles, los denunciantes de la corrupción salen perjudicados, los causantes, victoriosos salvo escándalo mediático que precipite el aparato jurídico.

Al Tribunal que ha condenado al Teniente Segura le preocupa más la denuncia que la justicia. Califica “claramente insultantes y afrentosas” donde el Teniente “hace gala, no ya de un exceso inadecuado y ocioso de su derecho a la crítica a sus superiores, sino verdaderos insultos y descalificaciones”. La sentencia añade que ha atribuido a los mandos “comportamientos corruptos y conductas contrarias a la ética y a la disciplina, excediendo con ello los razonables límites del derecho a la libertad de expresión”. El Tribunal no se refiere nunca a los hechos que el Teniente denuncia, que es lo verdaderamente grave, sino a las expresiones que se vierten contra estos abusos. Es decir la hipocresía llevada hasta sus últimas consecuencias.

Lo correcto, lo ético, lo profesional, hubiera sido investigar lo que el Teniente denuncia y comprobar su veracidad, y en caso de tener razón, actuar contra quienes han perpetrado todas las anormalidades reseñadas.

En cualquier caso, cabe reconocer la valentía del Teniente en denunciar lo que muchos saben y no se atreven a hacer público. Esto sería lo que honraría al ejército y le daría ante la opinión pública el reconocimiento de ejemplaridad que todos quisiéramos: el compromiso con la verdad. Por el contrario, la expulsión del Teniente del ejército crea en los ciudadanos de a pie una sensación muy negativa del ejército.

Según informa el eldiario.es “el teniente llegó a hacer una huelga de hambre en 2014 tras ser detenido, y en los últimos meses se había convertido en una de las caras visibles de la Plataforma por la Honestidad, una organización que promueve la aprobación de una ley que proteja a los denunciantes de casos de corrupción, y que les blinde ante las posibles consecuencias por sus revelaciones”. Porque hoy quienes denuncian situaciones perversas en la administración pueden acabar siendo víctimas del poder de sus denunciados, sobre todo, cuando éstos tienen una posición privilegiada.

Por desgracia, la Administración de la Justicia está teniendo, en los últimos tiempos, pronunciamientos muy discutibles sobre situaciones de gran repercusión social, que tiene que ver con las transparencia y el código ético de las instituciones . Muchas acaban sobreseyéndose por falta de una investigación apropiada, otras prescriben a causa de la lentitud exasperante de la justicia o se paran gracias a la actuación torticera de gabinetes de abogados que, a costa de millonarios emolumentos, salvan a sus clientes de dar cuenta a la sociedad por sus casos de corrupción. Mientras tanto, las clases humildes siguen sufriendo la acción de una dura justicia que se les aplica con rotundidad y doble rasero.

The following two tabs change content below.

Emilio López Pizarro

Jubilado. Fue periodista durante una breve temporada y funcionario público casi toda la vida. Hombre de bien. Es progenitor de los creadores de La Réplica.
Tags: , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies