22 de septiembre del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El principio del tercero excluido es uno de los tres principios fundamentales de la lógica clásica, junto con los principios de identidad y de no contradicción. Este principio aristotélico sostiene que algo puede “ser” o “no ser”. Lo que no es posible, en esta visión bivalente, es la tercera opción, es decir “ser y no ser” al mismo tiempo. En estas circunstancias negociadoras de la España democrática, reflexionar acerca de este principio del conocimiento, estimo que puede resultar necesario para alcanzar la comprensión. O evitar la manipulación.

Desde algunas de las lógicas no clásicas, como las lógicas trivalentes, el principio del tercero excluido no ha sido aceptado. El propio Kant piensa que la idea de mundo es algo que está más allá del alcance de nuestra intuición sensible. Alguno de los negociadores de este proceso de investidura está empeñado en adherirse a esta idea, desdeñando nuestra capacidad de comprensión a nivel de la calle, su lógica parece contradecir sus afirmaciones o, lo que es peor, sus propuestas.

Pareciera, a juzgar por el entusiasmo que manifiestan los diferentes “opinadores en nomina”, y una buena porción de dirigentes políticos y empresariales, que muchos ven defectuosa la lógica clásica, por diversas razones por cierto. Algunos de estos propusieron lógicas trivalentes, es decir, lógicas en las que las fórmulas de aquellos lenguajes tuvieran tres valores de verdad y no dos. Esto por supuesto conlleva un rechazo del principio de bivalencia y del principio del tercero excluido. El hecho de procurar incluir a algún “tercero excluido”, hace absolutamente necesaria la figura de los mediadores. Los “Albertos” se propusieron, sin éxito en esa función. Albert Rivera, mostró en ese papel hacia el PP. Alberto Garzón, hacia Podemos. En ambos casos, infructuosamente. No consiguieron, al menos aparentemente, incluir al “tercero”.

Nos han construido un relato a medida. Probablemente diseñado con anterioridad al 20D.

Negociación

 

Los usos tradicionales de la política española están plagados de frustraciones, mentiras, opacidades, eslóganes del marketing político y medias verdades. Siempre, curiosamente, aplicando la carga de esas disfunciones sobre la espalda de la mayoría de la población. Han privatizado los recursos estratégicos nacionales, sin construir un marco regulatorio que nos hubiese permitido preservarnos de los abusos corporativos. Han sido cómplices del desmantelamiento de una sociedad más justa e igualitaria.

Tomemos por caso la voluntad de derogar las leyes que ha impuesto el Partido Popular. A juzgar por el propio escrito, dejando de lado las intenciones de los firmantes, no hay una definición explícita de proponer un marco legal diferente al que la mayoría del los conservadores elaboró.

No es momento de ambigüedades. Tampoco, el de afrontar con medias verdades la construcción de un escenario que garantice el retorno a la equidad en el esfuerzo de reconstrucción que nos espera.

Eso no es lo que han votado la mayoría de españoles. Hay en marcha una gran operación  mediática para intentar persuadir a las buenas gentes.

¿Sería posible tomar en consideración que el PSOE diga defender los derechos laborales y sociales en España, mientras vota con el PP y los liberales europeos a favor del TTIP?

La respuesta para encontrar una explicación a estas conductas debería encontrarse en el pleno ejercicio de transparencia, que supondría conocer en cómo se financian a la fecha los partidos políticos españoles. Las servidumbres se agazapan allí.

El resto… puro eufemismo.

 

Las fotografías son de EFE y Europa Press.

The following two tabs change content below.

Alberto Vila

Economista, Analista Político en Diario 16, Bastión Digital, La Réplica y Liverdades / Comunicación y RRPP / Me baso en información publicada
Tags: , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies