30 de abril del 2017
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Ahora que están aquí las vacaciones de verano, vemos claramente como existen grandes diferencias sociales a la hora de disfrutar de las mismas. Por ejemplo, al menos cuatro de cada 10 habitantes en el Estado español no pueden, si quiera, irse de vacaciones al menos una vez al año (Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística). Este dato por si solo muestra que estamos muy lejos de la salida de la crisis para la gente trabajadora, pero también debería abrir un debate sobre cómo enfocar nuestro descanso, el tiempo del ocio y con él el turismo (viajar por placer) en nuestra sociedad.

Cabe señalar, que el disfrute de un turismo de calidad aporta numerosos beneficios para quien lo ejerce: descanso físico y mental, conocimiento de otras realidades y culturas, desarrollo de empatía hacia estas otras realidades, posibilidad de relativizar y apreciar lo que se tiene, práctica deportiva, actividades culturales, etc.

tourism

Millones de personas en todo el mundo nunca han disfrutado de una semana de turismo, no conocen lo que es y, posiblemente, no lo echan de menos porque no saben lo que se pierden; aunque este extremo es cada día menor porque los medios de comunicación muestran, cada vez a más gente, la posibilidad de disfrutar de un turismo de calidad.

Actualmente, más allá de algunas iniciativas loables y aisladas como los famosos viajes del IMSERSO para personas mayores y ayudas para vacaciones de algunas organizaciones como sindicatos, la posibilidad de viajar por ocio, de disfrutar haciendo turismo, se deja sin regulación alguna a merced de los mercados. Depende de que cada cual pueda permitírselo en función de si consigue ingresos porque tiene trabajo y si tiene vacaciones (mercado laboral), si el precio de la salida turística le es asequible (mercado turístico), etc. Es decir, que se vaya de vacaciones quien pueda pagárselo. De esta forma el disfrutar de unas vacaciones y un turismo de calidad se convierte en un privilegio. Esta elitización del turismo se refleja muy bien en el uso de la idea de un ocio de calidad en el mundo publicitario.

capitalismo-imagen

Ilustración de Kap en La Vanguardia

La falta de derechos en el mundo del turismo tiene otras caras violentas, más allá de la imposibilidad de muchas personas de disfrutarlo, como son unos niveles de precariedad laboral muy elevados en el sector hostelero y la mercantilización de los parajes naturales de mayor calidad ecológica: playas, bosques, lagos, islas, etc. privatizados o accesibles solo a quien pueda pagarlo.

Las políticas de austericidio neoliberal que despliega la Unión Europea en estos momentos, y que entre otras cosas favorecen la privatización de los servicios públicos y degradan las condiciones laborales, tienden también a acrecentar el proceso de elitización del turismo, en paralelo al aumento de la precariedad laboral y la mercantilización de nuestro entorno. En este contexto, se puede dar la paradoja de que millones de personas vivan en una de las regiones más turísticas de Europa y no puedan disfrutar de unas mínimas vacaciones turísticas. Bienvenida a Andalucía.

Por lo tanto, la lucha contra austeridad es también una lucha por la calidad de nuestro tiempo de ocio, nuestro ‘derecho a la pereza’, una pereza de calidad. Cuando luchamos desde los movimientos sociales creamos autoorganización desde abajo que es la semilla de un mundo futuro más justo. Es interesante cuando esta autoorganización también mira, en el clamor de las luchas, hacia el disfrute de nuestro tiempo de ocio. En una sociedad realmente justa y democrática, un turismo sostenible social y ambientalmente debe ser un derecho universal.

The following two tabs change content below.
Profesor de Ecología, delegado del S.A.T. en la Universidad de Sevilla y miembro del círculo Macarena y miembro del Colectivo Acción Anticapitalista.
Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies