17 de octubre del 2018
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Pablo Casado fue proclamado presidente del Partido Popular en su XIX Congreso Extraordinario celebrado en Madrid. Doblegó a la tecnocracia de Soraya y a su propuesta continuista en todas las mesas del partido. Se confirma así la línea dura, el regreso del aznarismo. Volverá la “derecha sin complejos” de pelo en pecho, puro y piernas sobre la mesa. Su meteórico ascenso, culminado en apenas un lustro, tiene mucho que ver con la situación política tras el conflicto catalán, el sorpasso de Ciudadanos en las encuestas y la necesidad imperiosa de un relevo generacional a Rajoy. Eso sí, Casado no podrá dejar atrás la corrupción pues al caso Máster le quedan varios episodios y porque lo del PP ya no tiene maquillaje posible.

Su designación es una mala noticia para la diversidad, para el feminismo y para la memoria histórica en concreto y para la democracia en general. Su discurso lo firmaría Hazte Oír —que movilizó a sus integrantes para promocionar su candidatura— o cualquier grupúsculo neonazi. En la campaña manifestó claramente su rechazo al aborto o la eutanasia y, una vez ganador, afirmó que quiere conquistar la España de los balcones y las banderas. Toda una declaración de intenciones. Su trazo grueso traerá mayor beligerancia —todavía— en un contexto político que demanda todo lo contrario.

Mientras Feijoo espera paciente, se instala la duda de si los votantes del PP son tan de derechas como lo que ha elegido sus  compromisarios y si Ciudadanos será capaz de competir con un clon de su líder por el electorado más conservador. No es buena noticia que Pablo Casado tenga vía libre para predicar su discurso y polarice más a la sociedad española.  Se avecinan curvas.

The following two tabs change content below.
Periodista. Codirector de La Réplica.

Últimas entradas de Alejandro López Menacho (ver todo)

Tags: , ,

    Una Réplica

  1. Loam

    La designación (¿elección?) de este gallito pepero es un paradigmático ejemplo de por qué a la derecha española se la denomina ‘reaccionaria’.

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies