15 de octubre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Imagino, en otra realidad, cómo vería la nueva película de El Joker más allá del hype. Sospecho que me hubiera fascinado. Esa Gotham decrépita e infernal para las clases populares (como en los mejores títulos de la colección), esa historia llevada desde lo particular hasta lo global, esa casi ausencia de humor, esa conversión lógica de su protagonista, demasiadas cosas bien hechas para permanecer indemne.

Confieso haber leído mucho a Marcial Lafuente Estefanía. Aún lo leo. Soy aficionado al western desde los remotos tiempos de la infancia. Antier degusté con fruición “Marcados por cobardes”, oportuno título, habida cuenta del vergonzoso panorama de la política española, percudida por la cobardía y el pánico a los poderes económicos. Pero no hablemos de cobardes y menos de traidores, ya hablarán las urnas, si quieren y se atreven.

En estos días he podido ver dos interesantes películas: Bomb City y Joker. Las dos reflejan una imagen de la sociedad que nos está tocando vivir y las dos ahondan en lo mal que tratamos al diferente.

Hay muchos personas de izquierdas en Barcelona muy indignadas con Ada Colau, reelegida alcaldesa de Barcelona, porque ha formado gobierno con el PSC y aceptado tres votos de Valls (tres votos que ni siquiera ha pedido la líder de los comunes, quien solo ejerce con su obligación, la de intentar liderar un gobierno de cambio).

Superhéroes reales

14 mayo 2019 Monográfico

No, no son superhéroes como Ironman, Thor o el Capitán América. Nunca se hicieron películas sobre ellos y ni tan siquiera existe un memorial que los recuerde. Eran personas normales, pero salvaron literalmente la vida a más de 50 millones de personas.

Resiste

El conflicto es un hilo conductor en el cine ambientado en Los Balcanes, en aquellas películas de un territorio en el que conviven multitud de lenguas, etnias y comunidades y permanece marcado por las sucesivas guerras que ha sufrido a lo largo de todo el siglo XX. Estas diez películas pueden aportar al espectador una panorámica general, llena de matices, sobre una península fascinante en sí misma

Spagna 1986. Si avvicinava il mio quattordicesimo compleanno. Alcuni amici di mio padre mi vollero regalare un disco -un LP a quell’epoca- e mi chiesero quale preferivo. Se avessi dovuto scegliere solo qualche giorno prima, gli avrei chiesto senza dubbio In the army now degli Status Quo. Però per casualità -o forse no- quella stessa mattina avevo ascoltato in un famoso programma radiofonico di musica commerciale una canzone inconsueta, che parlava di cose di cui normalmente le canzoni che si ascoltavano alla radio non solevano trattare, meno che mai in quella emittente.

Reacciona

Confieso haber leído mucho a Marcial Lafuente Estefanía. Aún lo leo. Soy aficionado al western desde los remotos tiempos de la infancia. Antier degusté con fruición “Marcados por cobardes”, oportuno título, habida cuenta del vergonzoso panorama de la política española, percudida por la cobardía y el pánico a los poderes económicos. Pero no hablemos de cobardes y menos de traidores, ya hablarán las urnas, si quieren y se atreven.

La primera vez que escuché a alguien nacido en América Latina conjugar un verbo en el tiempo del “vosotros” me sonó raro. ¿Habéis visto la película tal?, dijo. Una nimiedad así. A mí su verbo, combinado con su acento uruguayo, me descolocó y me provocó rechazo. Esto fue hace casi trece años. Ella llevaba siete años viviendo en Barcelona. Yo acababa de llegar.

Odio de clase

19 agosto 2019 Opinión

Todos nosotros conocemos a un rico, aunque sea de vista. Piense usted en alguno, el que quiera, el caso más cercano que conozca. ¿Lo tiene en mente? Bien. A buen seguro ese rico tiene más conciencia de clase que la mayoría de gente a su alrededor.

Reinventa

«¿Trileros del agua?» revela tramas, puertas giratorias, ingeniería empresarial, paraísos fiscales y todos los tejemanejes que hacen que las grandes multinacionales hayan hecho del agua, un derecho humano básico, uno de sus principales negocios. En este documental dejan su testimonios varias familias que han sido víctimas de este oscuro proceso de privatización.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies