16 de julio del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Conocí al Colectivo Juan de Madre con un libro fascinante, La insólita reunión de los nueve Ricardo Zacarías. Desde entonces le sigo la pista al autor (sí, es un solo autor), una tarea nada sencilla. Su pseudónimo muta con cada proyecto, deconstruyendo la figura del autor y despojando la obra de su contexto en el mercado literario.

¿Por qué comienzo así este comentario de Animales Feroces, su última obra firmada como Manuela Buriel? Porque no es baladí este hecho en el motivo de su último trabajo, una «fábula comunista» escrita de forma epistolar que bucea en la pérdida de los ideales adolescentes y en cómo el ser humano se vuelve servil y dócil ante los poderes dominantes. El literario, inclusive. Su respuesta: El triunfo de la revolución tal y como la imaginábamos en su día. De ahí ese realismo mágico llevado al extremo.

Manuela Buriel se encarna en hasta cuatro personajes de esta novela, su rebelde protagonista, Arcas, su tutor y sufrido autor en el instituto, Damián, su abuela Lucero -con el género invertido como también le sucede a Manuela- y su amigo Simón Pedro, espectador de una revolución con la que simpatiza pero de la que no forma parte.

El autor enfrenta al joven y al adulto -el lector-, fabulando una victoria moral del primero. La lectura de clase está latente en una novela que resiste a claudicar y reivindica la revolución de los diferentes. La presencia animal alude a ese fulgor natural que surge ante la injusticia y que termina siendo sedada por el tiempo y el orden establecido. La reunión de los oprimidos, tan dispares, recuerda a la tensión sociopolítica que se está dando en la actualidad y a esa trampa de la diversidad que amenaza la justicia social.

La fantasiosa narración de Muriel tiene reminiscencias del Guardián entre el centeno, en su inadaptación, o a El peregrino de las estrellas, por eso de los viajes aquí denominados transmigraciones. La obra, además, encaja a la perfección en la constelación de Aristas Martínez (la incidencia animal y el caos ya se veía en la trilogía de Alberto Torres Blandina) y supone un nueva y, como siempre, singular expresión del autor, una de las voces narrativas más originales del panorama literario en castellano.

The following two tabs change content below.
Javier López Menacho
Escritor. Comunicación digital. Sus cinco libros: Yo, precario, Hijos del Sur, SOS, 25 casos para superar una crisis de reputación digital, El profeta y Yo, charnego. Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, cofundó La Réplica, periodismo incómodo.
Tags: ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies