06 de diciembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



A Javier López Menacho, co-director de La Réplica, le pidió la revista Reportagen que hablara sobre cómo había sido este tiempo de su vida, después de Yo, precario y de haber publicado una parte de Las Chococrónicas en la revista. Querían saber el estado actual de España, a partir de su figura como escritor y trabajador. El resultado es esta carta que podéis leer a continuación.

Anticuento

Os podría contar un cuento de Disney, pero no lo voy a hacer.

Os podría decir que mi libro sobre la precariedad laboral en España estuvo en todos los medios de comunicación nacionales y tuvo repercusión en el extranjero, sería verdad, os podría decir que se tradujo al griego en plenas elecciones griegas y sería también verdad, os podría decir que desde que hice “Yo, precario” he colaborado en cuatro antologías de relatos, me van a publicar un nuevo libro ilustrado este mes de marzo y tengo dos proyectos literarios en marcha y eso también sería cierto. Os podría decir que viajé por toda España hablando de la precariedad, que me codeé con estudiosos como Guy Standing, con poetas y escritores, con políticos y sindicalistas, con mujeres y hombres de la cultura, con amigos que no veía desde la infancia, con amigos de toda la vida, con mi familia. No estaría mintiendo. Podría decir que la mayoría de autores noveles pasan inadvertidos en España, que lo que me sucedió fue un rara avis fruto de una alineación de casualidades, que el libro se estudia en máster de España y Suecia sobre literatura social, que me escribían (y aún me escriben) precarios repletos ahora de esperanza. Nadie podría acusarme de faltar a la verdad.

Artículo en su versión original.

Artículo en su versión original.

Podría decir todo eso y dejarlo ahí, pero la realidad no es esa. Eso es sólo una parte.

La realidad es que vivo en un país con cuatro millones y medio de parados, un país donde la precariedad se ha instalado en el grueso de la masa social, un país que apesta a trabajo basura, a trabajo descuartizado para aparentar una mayor ocupación laboral. La realidad es que hay un 53% de paro juvenil y que existe una segunda oleada migratoria en el país, la más numerosa de la historia reciente. La realidad es que eso lo aprovecha la operación de maquillaje del gobierno, una pandilla de mafiosos que intenta controlar el poder judicial para escapar libres de sus condenas. La realidad es que la gente siente que los políticos son ladrones, que la corrupción es la principal preocupación del ciudadano y una de las grandes responsables de la crisis económica. La realidad es que todo esto me ha afectado a mí y a mi entorno como nunca conocí siendo niño y adolescente. La gran mayoría de mis amigos viven fuera de mi ciudad de origen, Jerez. Conozco parados y familias enteras viviendo de la pensión del abuelo o abuela. En las dos últimas empresas en la que trabajé después de escribir “Yo, precario”, la primera cerró por la crisis y la segunda me despidió debido a recortes de personal. Desde entonces, me busco la vida por mi cuenta, vuelvo a esa exquisita incertidumbre que me hace sentir vivo y que nubla mi futuro a dos meses vista. He fundado una revista digital de análisis y crítica sociopolítica, La Réplica, trabajo desde casa como gestor de redes sociales y sigo persiguiendo el sueño de vivir de la literatura en un país donde ser trabajador autónomo es una odisea y vivir de lo que escribes una quimera al alcance de unos cuantos elegidos. Tanto la vida en España como la mía es, hoy, una cuestión de fortaleza y resistencia. Un drama al que les estamos buscando un final feliz.

The following two tabs change content below.
Avatar
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.
Avatar

Últimas entradas de La Réplica (ver todo)

Tags: , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies