18 de noviembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



¿Tiene usted en mente visitar Barcelona? ¿Quizás mudarse allí? No lo haga, cambie de inmediato de planes. El que avisa no es traidor. La ciudad está dirigida por unos perversos filocomunistas preocupados únicamente por aplicar leyes LGTBI, dificultar la vida a los empresarios y expropiar los pisos a los bancos.

La alcaldesa años atrás fue una okupa que hacía escraches a la gente respetable y simpatizaba con ETA. Las calles están que dan pena verlas: sucias, desoladas, con miles de contenedores ardiendo y llenas de molestas bicicletas que impiden el paso a los coches.

La inseguridad ha aumentado a niveles alarmantes. La gente, atemorizada, no sale de sus casas por temor a que le acuchillen. Un amigo mío salió a por tabaco y le clavaron una katana en la espalda. Apenas hay bolardos para detener a los terroristas que amenazan cada día a su población. Los índices de asesinatos y violaciones son altísimos, no como en Madrid, donde todo está controlado con mano de hierro por su eficiente Gobierno y su gran cuerpo de Policía.

Ahora mismo apenas existen diferencia entre Caracas, La Habana o Barcelona, entre el tercer mundo y lo que se ve a diario en sus calles. Por si esto fuera poco, hay un horda de independentistas que quiere destruir España y sumir en el caos a la ciudad. Indepes y comunistas han instaurado el terror mientras llenan sus bolsillos. A medida que las grandes empresas se marchan a otras latitudes el turismo desciende. La basura está desperdigada por el suelo, el transporte público no existe y la personas se refugian en sus hogares y las Iglesias, únicos focos de dignidad y decencia.

Os lo puedo asegurar desde aquí en Madrid, desde mi ático en La Castellana. Un buen colega de confianza que viaja a menudo allí para hacer negocios me ha contado el percal. Y yo le creo. Porque entre lo que me cuenta él, lo que dice la gente en Twitter y lo que apuntan en medios de comunicación respetables como La Razón, Abc y 13Tv tengo una panorámica fidedigna de lo que es ahora Barcelona. Un desastre, el caos, Mordor, la ciudad más peligrosa del mundo.

Foto: Alejandro García, EFE

Tags: , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies