28 de octubre del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



    Hay quienes luchan toda  la vida
Esos son los imprescindibles

Bertol Brech

A diario, noticias muy tristes nos golpean en informativos, prensa o redes sociales. Así, mirar al presente duele y mirar al futuro da vértigo. Hoy, posiblemente sea el momento de mirar al pasado: a lo que fuimos y a los que fueron; a esa generación de niños y niñas indefensos bajo los bombardeos de la guerra civil o del zarpazo inmisericorde del hambre y la miseria; a esa generación que hoy -más intensos aún, si cabe- continúan, como entonces, luchando por mantenerse vivos en las duras, durísimas condiciones actuales, donde todo se aparece en su contra: edad, situación sanitaria, soledad, aislamiento de los seres queridos…  Y ahí están; haciendo lo que siempre han hecho: luchar. Se nos humedecen los ojos de emoción, de admiración o de ambos, cuando en esos informativos tan luctuosos que nos estremecen día tras día, vemos imágenes de un anciano o una anciana abandonando el hospital con una sonrisa; una sonrisa de victoria.

Para ser capaces de mirar al presente es necesario mirar al pasado.  Mirar lo que fuimos para ver lo que seguimos siendo; para encontrar debajo de capas y capas de dolor y tristeza, su ejemplo de lucha, de resistencia, de resilencia. Ese ejemplo nos ha de servir como personas y como país. Nos ha de servir para echarnos a la espalda toda la carga de dolor y miedo que nos mantiene agachados; levantarnos y avanzar; Si ellos y ellas fueron capaces de hacerlo en las condiciones más adversas, nosotros y nosotras también lo seremos, pues así nos han enseñado. El sentirnos orgullosos de su lucha y su ejemplo debe ser la palanca que nos empuje a seguir avanzando

Hoy, cargados de tristeza como estamos, debemos sentirnos orgullosos por nuestros padres, madres, abuelos o abuelas; por los miembros de esa generación que se nos está marchando en silencio.

De esos luchadores y luchadoras; de esa generación aprendimos a luchar. Ellos y ellas nos enseñaron a resistir; a continuar en pie y a seguir avanzando por muchas piedras que cayeran del cielo. Por su ejemplo; por su memoria; por el cariño  que supieron transmitirnos, no podemos permitirnos estar hundidos, sería un desprecio a tantos años de lucha; a tanto esfuerzo por transformar los momentos más oscuros en momentos de luz. Ellos y ellas, que muy poco tuvieron, siempre nos apoyaron; siempre tuvieron unas sencillas y tan valiosas palabras de cariño; siempre tuvieron una simple y tan valiosa sonrisa. ¿Cuántas familias han subsistido en los años más duros de la crisis gracias a la pensión del abuelo o la abuela?

Por su apoyo; por su memoria; por su sonrisa; no podemos permitirnos el lujo de quedarnos sumidos en la tristeza. Lo que somos; lo que este país es, aunque transitando por ahora por senderos oscuros, se lo debemos a esa generación imprescindible.

Es estos momentos -a pesar de ese sentimiento de vacío como persona porque uno de ellos o ellas se nos ha marchado; a pesar de ese sentimiento de vacío como país porque esta generación se está marchando-, debemos ser capaces de transformar ese dolor en un sentimiento de gratitud  y, siguiendo su ejemplo, marchar hacia adelante. Su herencia de lucha sigue viva en nosotros y en nosotras. Tenemos la obligación de mantener dicha herencia y no desperdiciarla, pues sería un insulto a la memoria de esta generación imprescindible.

The following two tabs change content below.
Avatar

Antonio Ureña

Antonio Ureña García es Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación; Licenciado en Historia y Profesor de Música. Como escritor, ha publicado ensayos y relatos en diferentes revistas y medios electrónicos. Es coordinador del Proyecto Internacional Leer es un Derecho y editor de la revista Tiempo de Poesía. En sus escritos persigue hacer una reflexión critica sobre la cultura y sociedad actuales a modo de herramienta que colabore a hacer frente a la impostura y el letargo en los que pretenden sumirnos.
Avatar

Últimas entradas de Antonio Ureña (ver todo)

    2 Réplicas

  1. Jorge Vetti

    Antonio, tu artículo es formidable. Expresa el agradecimiento a quienes lucharon TODA su Vida, frente al fascismo asesino, a una dictadura criminal, a un «poder» (no permite mayúsculas por indigno) demoledor, a un asqueroso partido que trajo tanto sufrimiento, que llevó a España a una guerra mintiendo al mundo, que fue devastador para la economía de los humildes, de los trabajadores, que destruyó la Sanidad, la Educación, las Conquistas Sociales.
    Es necesaria la Autocrítica de todos aquellos que traicionaron a sus mayores; de todos aquellos que eligieron consumir, consumir, consumir a costa de la explotación de millones de seres. Millones de malparidos los votaron, aún en plena guerra.
    Y en el cenit de su crueldad, de su miseria, de su degradación, hoy «exigen», alzan la voz, se hacen oír cuando solo les cabe el Silencio, la disolución, la aceptación de tanta Maldad. Ellos, responsables directos de la situación actual, ni siquiera se callan.
    «Aprendieron a luchar» unos pocos. La inmundicia del pp ganó elecciones por mayoría absoluta.
    Hoy, los campeones de la corrupción no están en el Gobierno. Felizmente, no ocurrió bajo el «aznarato» o bajo la demencia de cualquier otro «füerercito». No apoyar el descomunal esfuerzo de «los que luchan» solo puede hacerlo un débil mental; criticarlo – por consideraciones económicas, oportunismo político o espúreos intereses- es de MISERABLES.
    Homenaje sin límites a «los que lucharon», exigencia de Autocrítica y disolución a los verdaderos responsables de esta calamidad.
    Y a continuar luchando los luchadores de siempre, los Imprescindibles.

  2. Elbarruso

    Siempre he comentado entre amigos y familiares la falta de respeto de mi generación (1978) con todos los mayores que lucharon para abrirnos un camino mejor, mejor educación, mejor sanidad, en fin mejoras sociales y laborales, desde los 90 en adelante hemos regalado cantidad de sus logros, ya que no los hemos defendido…
    Gracias a la Réplica y a este magnífico artículo …
    lo compartiré en mi blog
    http://elbarruso.simplesite.com/

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies