02 de junio del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Estimada cúpula (jefes de estados, comisionistas, lobbies, troikeros, imputados por la justicia, inversores de las Sicav, Merkeles, Erdoganes y cía.) de la UE:

Digo estimada, porque es-timada como la población se siente con sus señorías, que han dinamitado el sueño que compartieran muchas personas decentes en su intento de construir una Europa común, solidaria, humana y fraternal. Lo que la teoría de sus políticas neoliberales ponían de manifiesto y de una retorcida manera conseguían volver invisible, con el drama de los refugiados se ha vuelto transparente, revelando lo atroz de sus prácticas: Poco o nada les importan ya los seres humanos.

Si acaso les importa su gente, con los que comparten viajes en clase business, cenas de miles de euros y comentarios condescendientes acerca de la incultura de la población y de su irreversibilidad. Y es cierto, somos irreversibles, irreversibles en nuestro afán de cambiar los roles y generar nuevas políticas que nos conduzcan hacia la igualdad y la justicia social. En eso, lo decimos por experiencia, no encontrarán rendición. Hay mucha gente luchando desde siempre y hay mucha más que ha venido para quedarse. Ya no sólo porque no cumplan los pírricos cupos que se comprometieron, ni porque comparativamente la solidaridad europea quede en entredicho, sino por una cuestión de mantener nuestros principios más elementales, aquellos que rigen el estatuto de la Unión: «Promoción de los valores e intereses de la Unión de cara al exterior, y apoyo a la paz, la seguridad, el desarrollo sostenible del planeta, la solidaridad y el respeto mutuo entre pueblos, el comercio libre y justo, la erradicación de la pobreza y la protección de los derechos humanos y el respeto al Derecho Internacional y los principios de la Carta de las Naciones Unidas.» 

Basta con leerlo para ver cuán poco han respetado ese acuerdo fundacional.

movimientos_migratorios

 

Por ello, y ese es el motivo de esta misiva, es necesario expresar desde todos los frentes posibles (en la red, sí, pero también en las plazas, en los foros que estén a nuestro alcance, en nuestra propia acción social), nuestra firme repulsa a su actitud, a su constante mirar hacia otro lado. Se han hecho expertos en ignorar lo realmente importante, para centrarse en lo individualmente conveniente. Si creen que la mayoría de la población europea, que sufrió en sus carnes la emigración y que cogió la mano tendida de otros continentes, va a permanecer impasibles ante esta vergÜEnza, están equivocados. Los hechos lo demuestran, están muy por debajo de la humanidad de «sus representados».

Si ni tan siquiera el escarnio público que sufristeis con la muerte de Aylan dio un giro radical a vuestras políticas, si se suceden los aylanes con vuestra complicidad, si convertís vuestras palabras en papel mojado, tendremos que articular un movimiento que os destierre al lugar que merecéis, el olvido. El cambio que comenzó en los países que más sufrieron los efectos de su crisis-estafa, se está contagiando y es cuestión de tiempo que toda esta desafección política (y sobre todo económica) se refleje en un movimiento real, capaz de cambiar el rumbo de los acontecimientos. Y aviso a navegantes, en esto no caben medias tintas, ni reformas ni consensos de pega ni agua tibia. O se actúa o la gente muere, o propiciamos un cambio o tendremos una deuda moral eterna -más pesada que cualquier otra-, o los vencemos, o nos vencen.

The following two tabs change content below.
Javier López Menacho
Escritor. Comunicación digital. Sus cinco libros: Yo, precario, Hijos del Sur, SOS, 25 casos para superar una crisis de reputación digital, El profeta y Yo, charnego. Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, cofundó La Réplica, periodismo incómodo.
Javier López Menacho

Últimas entradas de Javier López Menacho (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies