23 de febrero del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica

Carta Abierta

El turismo de masas trae estas cosas: lo que fue un museo etnológico en un pueblo de Cerdeña sobre la “Femmina agabbadora”, un ritual de pura y dura eutanasia practicada con el consentimiento de la Iglesia, ha devenido en un ejemplo más de “Museo de los Horrores”.

Allá por 2013, y un tiempo después de su retirada, el exfutbolista internacional estadounidense Robbie Rogers confesó de forma pública su homosexualidad y explicó que durante su carrera se había visto obligado a ocultarlo por miedo a que ello significara el fin de sus días como futbolista. Más si cabe en unos estamentos deportivos abiertamente homófobos como son los norteamericanos. Al poco de conocerse esta noticia, la afición del St Pauli (Hamburgo) desplegó una pancarta en su estadio: «Lo único que importa es el amor». Al tiempo, grabaron en una de las gradas la silueta de dos hombres besándose y declararon su estadio espacio libre de homofobia.

Hay una escena en ‘Los Lunes al sol’, la película de Fernando León de Aranoa. Están en el bar. Uno de los que se apoya en la barra asegura que “trabajo hay para quien quiera”, que como ejemplo el local en el que están, que abrió el camarero con el dinero del finiquito cuando cerraron los Astilleros. Sigue con el discurso liberal interiorizado por la gente más humilde y concluye: “Si a mí me ponen las copas más baratas en el bar de enfrente, yo me voy para el bar de enfrente”.

Docentes en la diana

30 diciembre 2019 Actualidad

Cuando el partido de las tres letras desembarcó en Andalucía hace ahora un año venía con la promesa de iniciar en tierras sureñas la reconquista de su “España viva”.

Los olvidados

28 octubre 2019 Actualidad

Hay en el cementerio de mi pueblo un modesto monumento a los represaliados de 1936. Maria Auxiliadora García Fuentes y los miembros de su asociación de memoria histórica se reúnen cada año en torno a esta estela y honran a los asesinados –entre ellos está su abuelo-, con un emotivo homenaje. Los descendientes de las víctimas tienen el derecho y el deber de enaltecer la memoria de sus muertos aun ignorando su paradero.

Confieso haber leído mucho a Marcial Lafuente Estefanía. Aún lo leo. Soy aficionado al western desde los remotos tiempos de la infancia. Antier degusté con fruición “Marcados por cobardes”, oportuno título, habida cuenta del vergonzoso panorama de la política española, percudida por la cobardía y el pánico a los poderes económicos. Pero no hablemos de cobardes y menos de traidores, ya hablarán las urnas, si quieren y se atreven.

Imagino la primera clase: «Bien, chicos (siempre en masculino, por supuesto), ¿qué ideas tenéis para un negocio?, ¡que levante la mano quien quiera hacerse rico!». Y acto seguido a esa profesora mirando el aula satisfecha, sonriendo con agrado mientras enseña a los niños de siete y ocho añitos la palabra «emprendimiento».

Un grupo de chavales menores de edad han fundado un grupo-movimiento para «recoger basura por un mundo mejor» y cuidar el medio ambiente en Jerez de la Frontera. Se hacen llamar Greenteam Jerez y en dos convocatorias han conseguido reunir a unas 90 personas que, con sus propias manos, han dejado el Parque González Hontoria y el Botellódromo como los chorros del oro.

Leo con estupor que una pareja de Jerez ha culminado un proceso de gestación subrogada con una mujer de Canadá. Las reacciones jubilosas de la opinión pública en las redes sociales son impactantes; lo celebran como un gran éxito de nuestra sociedad. No lo es. Es un episodio abominable y el más triste de los fracasos como pueblo. Es la vergüenza colectiva de la normalización del negocio de los nacimientos, el más casposo de los blanqueamientos mediáticos bajo una lógica perversa que ignora que hay personas pobres (sí, sí, pobres en países ricos) que recurren a una pensión «altruista» (léase con ironía) para poder llenar la nevera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies