20 de octubre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica
Actualidad

Debate

En estos días he podido ver dos interesantes películas: Bomb City y Joker. Las dos reflejan una imagen de la sociedad que nos está tocando vivir y las dos ahondan en lo mal que tratamos al diferente.

Que los niños de nuestra ciudad han vuelto a las clases lo podemos atestiguar muchos jerezanos. Solo tenemos que comprobar cómo a la hora de entrada o salida de los colegios se bloquea completamente la ciudad.

Viví el 15M con veintinueve años.

Una edad más que suficiente para comprender que las utopías no existen. Para tener interiorizado ya que el ser humano tiende a traicionarse, a mentirse y a mutilarse por esa alquimia que le genera la ambición, el egoísmo y el miedo.

¿Tiene usted en mente visitar Barcelona? ¿Quizás mudarse allí? No lo haga, cambie de inmediato de planes. El que avisa no es traidor. La ciudad está dirigida por unos perversos filocomunistas preocupados únicamente por aplicar leyes LGTBI, dificultar la vida a los empresarios y expropiar los pisos a los bancos.

El Xerez C.D. acumula una deuda con Hacienda de 10,3 millones de euros que, a día de hoy, no puede afrontar. Debía reunir 130.000 euros para desbloquear los derechos federativos, tramitar la licencia de los futbolistas y así comenzar la competición y no lo ha conseguido, quedándose sin jugar durante la primera jornada de Liga. Sus problemas con el fisco no han nacido de la nada, vienen de largo y son el resultado de años y años de una pésima gestión empresarial siempre a la sombra de un financiero de dudosa reputación como Luis Oliver.

Será que me he quedado con cierto «mono» después de mi paso por el Ayuntamiento de Jerez por lo que ayer volví a un pleno municipal. Un pleno que debería dar vergüenza, pues entre otras cosas, sirvió para sellar las subidas salariales de los políticos y culminar la contratación de asesores y así seguir alimentando los aparatos de los partidos. A la ciudadanía se le olvida que les están metiendo la mano en el bolsillo.

Se conoce al sector primario como el sector que acapara las actividades que se centran en la obtención de materias primas. El sector secundario, en cambio, reúne las actividades que se dedican a transformar las materias primas obtenidas en el primer sector y, por tanto, son las que fabrican productos nuevos.

La vie en rose

29 mayo 2019 Debate

El Banco de España, con esa entrañable sensibilidad suya, insiste en su último poemario oficial en la necesidad de bajar las pensiones y alargar la edad de jubilación. Ya no se puede esperar más. España no puede.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies