28 de octubre del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica
Resiste

Resiste

En 1990, de pura casualidad, me topé con la inauguración de Elektra Cómic en la calle Zaragoza de Sevilla, probablemente la mejor tienda de cómics que tuvo jamás la ciudad. Parece exagerado, pero ese hecho aparentemente anodino cambió bastantes cosas en mi vida.

Hasta ese momento, en mis tiernos 11 años, mi gusto por los cómics se nutría principalmente de aquello que encontraba en los kioscos de mi barrio o en las ferias del libro de saldo veraniegas en Sanlúcar de Barrameda.

El jueves de la semana pasada tuvo lugar un escalofriante y trágico suceso en Jerez de la Frontera. Una mujer discapacitada en silla de ruedas fue presuntamente asesinada por su pareja, un hombre de 55 años, que la golpeó repetidas veces en la cabeza con una machota (un martillo que se utiliza en las obras) hasta causarle la muerte. 

Manuel Mazzoni era un cabezón. Su cabeza era obviamente de notables dimensiones, pero es que además se le metió en la testa que en Jerez cuajara el carnaval a las maneras gaditanas. Todo porque don Manuel nació en la calle La Torre, casi pegando a la plaza San Antonio de la capital, y aunque luego se volvió más jerezano que un candié, él seguía teniendo a Cádiz y al carnaval metiito en el coco.

Lo viral, el nuevo ensayo de Jorge Carrión editado por Galaxia Gutenberg, alude a dos viralidades, la de la crisis sanitaria que estamos viviendo desde hace medio año en todo el mundo, y la viralidad de Internet, con sus algoritmos, sus redes sociales, su tráfico de influencias, su lucha encarnizada por ocupar la pole position de los buscadores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies