31 de mayo del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica
Resiste

Literatura

Como una extraña en un lugar que no le corresponde, quizás porque a este subgénero solo se puede acceder sin planearlo y trauma mediante, la escritora ecuatoriana Daniela Alcívar Bellolio lleva un paso más allá la literatura del duelo desbrozándola, haciéndola propia y centrándola en su universo particular. Las circunstancias la pusieron ahí, pero la escritora estaba desde hace ya mucho tiempo.

¿Por qué nuestros jóvenes reciben a diario cientos de estímulos que le conducen a una educación tóxica y nadie hace nada? ¿Quién o quiénes están interesados en que la cultura dominante sea clasista, machista, individualista y priorice el dinero y la fama por encima de todo? ¿Cómo hemos permitido que los ejemplos de la cultura popular sean cantantes que flirtean con el narcotráfico, perpetúan mensajes deleznables y actúan como embajadores del neoliberalismo? ¿Por qué no somos capaces de plantear alternativas?

Todavía hoy, la condena de Sócrates se explica en las aulas en clave de “barbarie de la filosofía”. Si atendemos a los escritos de Platón y Jenofonte, Sócrates era un tipo con elevados principios morales, sabio, educador, feo pero carismático, sobrio en sus preguntas, excelso en las conclusiones.

Kierkegaard fue un filósofo danés del siglo XIX que tuvo una infancia algo complicada. Criado en el seno de una familia muy numerosa y religiosa, tuvo que sufrir desde bien pequeño la manía persecutoria de su padre, convencido de que Dios había decidido que mataría a toda su familia de uno en uno y a lo largo de los años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies