15 de octubre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El panorama político en Europa está más interesante y caldeado que nunca. Las elecciones griegas pueden marcar un antes y un después en el rumbo geoestratégico internacional. Siryza pretende terminar con la política de austeridad que ha llevado a cabo la Troika y entenderse con Bruselas por las buenas. Si no es posible el acuerdo, un enorme interrogante sobre la capacidad de rebelión y cambio de Alexis Tsipras y los suyos se cierne sobre Grecia y la eurozona. Le hemos preguntado a varios colaboradores de renombre su opinión al respecto para abrir el debate y nos han dicho esto:


Raúl Garcia Hemmonet (Mundo Obrero)

«Grecia ha sido el laboratorio del capitalismo en el Sur de Europa, y, junto con nuestro país ha visto como las condiciones de vida de la clase trabajadora se degradaban año tras año. Esta situación se debió a la instauración, de facto, de una cleptocracia de socialdemócratas y liberales, sin perder de vista los años de la dictadura fascista de los Coroneles. Este sistema clientelar estaba auspiciado por el gran capital internacional, representado en los últimos años por la ‘Troika’, en connivencia con los grandes poderes helenos: armadores y la iglesia ortodoxa.

Grecia, la cuna del concepto clásico de democracia, veía y ve aún su soberanía secuestrada por el capital extranjero y las clases dominantes nacionales. Mientras los privilegios de grandes armadores y la iglesia ortodoxa permanecen intocables, se producen despidos en masa en la función pública, supresión de servicios básicos, asesinatos de antifascistas y palizas a sindicalistas que luchan por intentar mantener los pocos derechos laborales que le quedan a la clase trabajadora griega.

Ante este panorama desolador y tras años de alternancia y convivencia entre el PASOK y ND (Nueva democracia) -ahora en el poder-, que ha incluido el gobierno de un banquero (Venizelos) en lo más duro de la crisis de deuda, parece que el pueblo griego quiere un cambio real.

Por ello, y siempre según las encuestas,  ha decidido dar su apoyo a Syriza, coalición de partidos de izquierda (literalmente, Coalición de la Izquierda Radical) que se lleva construyendo en ese país desde los años 90, en un proceso bastante parecido al de Izquierda Unida en lo que se refiere a convergencia y programa.

Esta fuerza política ya pudo haber ganado las anteriores elecciones generales si no fuera por esa regla de «el primero lo gana todo» existente en el sistema electoral griego para «garantizar la estabilidad», que le otorga al partido más votado, ND en este caso, una cantidad considerable de escaños extra para que pueda gobernar con ‘tranquilidad’.

[..]La presumible victoria de Syriza acompañada de un importante descenso de los neonazis de Amanecer Dorado, que puede llevarles a la irrelevancia que merecen, y de un ascenso del histórico Partido Comunista de Grecia (KKE) sólo puede ser una gran noticia para la izquierda europea y una lección para los pueblos del continente».

 

Raúl Ruiz-Berdejo (Secretario General de IU-Jerez)

«Lo que está ocurriendo en Grecia no es ni más ni menos que la escenificación de hasta qué punto el capitalismo considera prescindible el respeto a las decisiones democráticas. En el país heleno hemos podido comprobar hasta qué punto son capaces de gobernar aquellos a quienes nadie eligió en las urnas, hemos visto cómo, con tal de mantener el status quo, los socialdemócratas y los liberales no han tenido reparo alguno en aliarse para formar un gobierno de espaldas al pueblo (cuando las barbas del vecino veas pelar…) y vemos ahora cómo, frente a la posibilidad de que una alternativa de izquierdas (Syriza) acceda al gobierno, el gran poder financiero internacional no duda en valerse del chantaje o la amenaza para torcer la voluntad de los helenos. En resumen, lo sucedido durante los últimos años en Grecia, así como lo que está próximo a suceder, deja al descubierto las costuras de esa democracia que el poder económico internacional usa como un disfraz para mandar sin ser elegido por el pueblo».

siryza

Viñeta de Eneko para 20Minutos

 

Germán Gorraiz López (ATTAC Navarra)

«Caso de producirse finalmente la salida de Grecia de la Eurozonaasistiríamos a escenarios de devaluación de su moneda (dracma); alta inflación, galopante tasa de paro y deuda desbocada, radicalización de los otrora aburguesados y sumisos sindicatos de clase, (Confederación General Griega del Trabajo GSEE), ruptura del diálogo social con la patronal, frecuentes estallidos de conflictividad laboral, auge de partidos como el Partido Comunista Griego (KKE) y la aparición mediática de los grupos antiglobalización que utilizando tácticas de guerrilla urbana pondrán en jaque a las fuerzas de seguridad.

La exclusión de Grecia de la Eurozona supondría el finiquito de la Eurozona pues el resto de países periféricos (Portugal, España, Irlanda, Malta y Chipre), seguirá inexorablemente el movimiento centrífugo de Grecia y en el 2014 deberán retornar a sus monedas nacionales y sufrir la subsiguiente depreciación de las mismas, regresión a niveles de renta propias de la década de los 70 e inicio del éxodo al medio rural de una población urbana afectada por la asfixia económica, embargo de viviendas e ingreso en las listas del paro, con la consiguiente revitalización de extensas zonas rurales y rejuvenecimiento de su población».

 

Jesús Sánchez Tenedor (Historiador y creador de Ciutatsatelite)

«Es evidente que la convocatoria de elecciones en Grecia para el próximo 25 de enero de 2015 ha creado un estado de alarma en la UE por el impacto que pueda tener en la economía comunitaria. El país heleno no sale de la trampa económica al que lo han sometido y su deuda tiene más de herramienta coercitiva que de solución real. Y es que no es un problema de liquidar o no la deuda. El problema es que Grecia es víctima de un cambio histórico de la economía global más que de ciclo económico de tipo coyuntural.

Sin margen para salir de la crisis y sometida por las decisiones macroeconómicas al ritmo que ha venido dictando la UE (perdón, Berlín) las consecuencias en forma de parados, trabajos precarios, familias en la calle y un futuro muy incierto ha provocado un estado de rabia y desesperación entre los afectados que se cuentan por millones.

Esa rabia se ha manifestado de forma diferente a como se hizo durante los conflictos laborales de los años 70. No ha habido la contundencia y violencia de entonces y quizás los ciudadanos se han mostrado más maduros de lo que nos pensábamos: esa rabia e impotencia a través de movilizaciones, la mayoría pacíficas, acabó articulándose en forma – sobre todo – de asambleas ciudadanas de tipo local. Ello ha dado sus frutos: Por ejemplo, existe un cambio de orientación significativo en la intención de voto en países como España (Podemos, Guanyem) o Grecia (Syriza). Los partidos tradicionales y dominantes con base en la socialdemocracia y democracia cristiana se han debilitado y ha habido un alza considerable de los partidos de izquierda radical que han ido consolidándose desde dichos movimientos emergentes de los últimos años.

Uno de estos partidos es Syriza que promete en su programa electoral la quita de parte de la deuda que Grecia mantiene con respecto a la UE. Además los últimos sondeos los colocan en ventaja con respecto al resto de partidos. Ello no es compatible con los intereses económicos globales. Por ello, los guardianes al servicio del neoliberalismo – la llamada troika – compuesta por la UE, el Banco Central Europeo y en especial el Fondo Monetario Internacional no permitirán ningún desvío en su política depredadora que defienden intereses privados no estatales.

De momento el FMI ha comenzado a mostrar alguna de sus cartas: el chantaje y las amenazas. Delante está Syriza que lidera la esperanza e invita a los ciudadanos a hacer frente al miedo, al alarmismo y a no creer en que el lobo vuelve a venir.»

 

merkel

Angela Merkel, entre las sombras

 

David Condis (Escritor)

«La declaraciones del gobierno alemán acerca del proceso democrático griego constituyen una flagrante violación de su soberanía, un auténtico “casus belli”. Si el país al que se dirigen fuera una de las grandes potencias, las consecuencias, en términos diplomáticos, serían, cuanto menos, graves. En el ámbito de las relaciones internacionales, los Estados son sujetos jurídicos que actúan, al menos formalmente, en términos de igualdad, siendo el respeto a su “soberanía” un elemento esencial de las relaciones internacionales. La amenaza alemana supone un paso más en el proceso de fascistización de la Unión Europea, un “objeto político no identificado”(Delors “dixit”) que cada vez deja ver con mayor descaro su rostro más autoritario y lúgubre, todo ello en nombre de la “autoridad moral” del capitalismo financiero. Como decía Marcuse: La dominación tiene su propia estética y la dominación democrática tiene su estética democrática».

 

Alejandro López Andrada (Escritor)

«El asunto del próximo triunfo de la izquierda auténtica en Grecia ha supuesto un terremoto a nivel político y económico en Europa. Esto da las claves de la temperatura ideológica y social de esta Europa cainita rendida ante la banca y el capital. Por otro lado, el FMI es una pútrida mentira. Con el triunfo de Syriza en Grecia ganaremos todos los que no aceptamos a Ángela Merkel. Después vendrá el triunfo de la verdadera izquierda en nuestro país, y el bobo del plasma y todos los correveidiles y lameculos de la canciller verán que su reino al fin se desintegra. Syriza es, ahora mismo, un dulce sueño para cambiar esta Europa muerta. Con la victoria de la izquierda en Grecia subirán muchos puntos la ilusión y la dignidad».

The following two tabs change content below.
Avatar
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.
Tags: , , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies