17 de septiembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Hemos perdido las elecciones. Cuando se sacan 5 concejales de 27, se han perdido las elecciones. Y cuando se pierden las elecciones no se puede aplicar nuestro programa. No confundamos deseo con la realidad.

Y la realidad es que el día 13 de junio hay que posicionarse ante la investidura. Las opciones son: abstenerse o votar a nuestro propio candidato, lo que implicaría de facto que gobernara el candidato más votado, presumiblemente Pelayo; votar a Mamen Sánchez del PSOE y pasar a la oposición; o pactar con PSOE entrando a gobernar con ellos.

Sabiendo que nuestros objetivos no podremos aplicarlos en esta legislatura, las preguntas que debemos hacernos son: ¿Cuál de las opciones nos hace estar en mejor situación para cambiar nuestra tierra?, ¿Qué decisión nos acerca más a nuestros objetivos?. Solo esto debemos preguntarnos, pensar las consecuencias y asumir las responsabilidades de manera colectiva.

Cualquier análisis pensando que en una especie de “pacto de izquierdas” podríamos aplicar nuestro programa es una falsa ilusión. Y a veces malintencionada e interesada. En primer lugar porque meter al PSOE en ese saco de “las izquierdas” es cuanto menos complicado, así que como mínimo ese término no nos sirve. Los campos están delimitados entre los que queremos un cambio profundo y los que apuntalan el status quo actual. Y para recordar donde se coloca el PSOE, no hay más que recordar que la candidata socialista Mamen Sánchez votó, entre otros muchos ataques, la modificación del artículo 135. Como muestra un botón.

En segundo lugar, la experiencia histórica a lo largo y ancho de este país nos dice que cualquier co-gobierno con el PSOE sirve más bien poco para nuestros objetivos, dejándonos las manos atadas, con una influencia mínima en políticas transformadoras, nos hace cómplices de sus políticas, desmovilizando a nuestra gente y quedando, frente a la ciudadanía, como parte del problema. No habría peor escenario que ese.

Si atendiera a mis instintos más primarios, sin duda mi opción sería abstenernos (o votar a nuestro propio candidato) y que gobernara la más votada. Implicaría de hecho que gobernara el PP. Sería la opción más entendible por el entorno activista, la que implica mayor grado de acuerdo de los que construyeron durante meses el movimiento 15M. Pero sin duda, no sería la opción que más gente entendería.

Ganemos Jerez 4

Ganemos Jerez tiene una relación estrecha con la Plaza del Arenal

Porque aunque el PSOE y el PP hacen lo mismo, sociológicamente no son exactamente lo mismo. Por historia, por base social, por redes (también clientelares) y, sobre todo, por su influencia en la mayoría de la clase trabajadora. Lo queramos o no, el PSOE ha sido el partido que, en el imaginario colectivo de la gente, ha representado los intereses de los de abajo. Claro que sé que no ha sido así, sobre todo si analizamos sus políticas en los últimos (¿ochenta?) treinta años. Pero no podemos confundir lo que pensamos nosotros con lo que piensa la mayoría de la gente.

No tengo ninguna esperanza en que un gobierno de la ciudad liderado por el PSOE haga absolutamente nada por la mayoría de la gente. No les doy ni la más mínima confianza. Pero que nuestro voto o abstención implicara la continuidad del PP en el gobierno significaría un verdadero mazazo para una mayoría de la gente que quiere un cambio. Nosotros sabemos que el PSOE no será ningún cambio, pero la mayoría de la gente lo ve así.  No podemos permitirnos el lujo de que la gente que quiere un cambio piense que votar a Ganemos (o a Podemos en su momento) no sirve para absolutamente nada.

Mi posición es, por tanto, establecer unas condiciones y si el PSOE se compromete a cumplirlas, prestarles nuestro voto un solo día, el 13 de junio. A partir del instante después de esa votación debemos ser la oposición más dura posible. Conscientes de que el PSOE solo supone más miseria, más desigualdad y más corrupción para nuestra ciudad.

Las condiciones que establezcamos deben ser duras, conscientes de que el PSOE dirá que sí a prácticamente cualquier cosa que le pidamos. Deberán ser condiciones concretas, que estén en el sentido común de la gente y que mejoren en cuestiones concretas las condiciones de vida de nuestros vecinos y vecinas. Y deberán ser cuestiones que puedan ponerse en marcha de manera inminente, incluso alguna relacionada con la transparencia que puedan hacer antes del día de la investidura.

Para mucha gente el hecho de que votemos su investidura se parecerá a un pacto con ellos y ese debate tenemos que ganarlo. Para ello será imprescindible que nuestras condiciones se lleven a cabo lo antes posible y que no haya nada en el imaginario colectivo de la gente que nos ligue al gobierno. No caigamos en sus trampas.

15Mjerez

El 15-M fue el punto de partida

No nos olvidemos, nuestro objetivo no es cambiar el PSOE. No queremos reformarlo ni hacer que gire ni pretendemos sumarlo al campo de los que quieren el cambio. No es sectarismo, es que eso es simplemente imposible. El PSOE es la pata más fuerte del régimen, la fuerza que mejor ha legitimado el régimen del 78 y, por tanto, cualquier alternativa heredera del 15M y que se coloque en el lado de los que queremos democracia real ya, no puede pretender más que superar al PSOE. Si no ha sido ahora, dentro de poco. Corremos el riesgo, con las condiciones que pongamos, de obligar al PSOE a llevar a cabo las medidas que la mayoría de la gente quiere que hagan las fuerzas del cambio. Si eso mejora la vida de la gente, para adelante, pero no olvidemos este riesgo. No son compañeros de viaje.

Nuestro objetivo es el que ha sido siempre desde hace cuatro años: cambiar nuestra tierra haciéndolo de la única forma posible. Movilizando a la gente, organizándonos, conectando con más gente y haciéndoles llegar la idea de que el cambio es posible. Llevar las plazas a las instituciones y las instituciones a las plazas. No hemos hecho este trayecto para ser muleta de nadie ni para gestionar la miseria, porque para ese viaje no necesitábamos alforja. Después del 24M no se trata de renunciar a nada, sino de elegir la estrategia que desde el pleno del Ayuntamiento más y mejor fortalezca el cambio.

Estamos en una guerra de posiciones complicada. Nos comenzamos a mover en un terreno hostil, porque nosotras somos diferentes. No estamos hechos para las moquetas de los plenos, pero sabemos que estar ahí nos hará más fuertes Por eso no hay que tener prisas, ni aceptar presiones ni jugar a su juego de cambalaches. No nos olvidemos que no somos como ellos, estamos hechas de otra pasta, somos como el agua y el aceite.

La gente el 24M votó con esa amplitud de miras que necesitamos. Si cometemos errores estaremos hipotecando el futuro de un cambio que sabemos que no es solo posible, sino imprescindible.


 

A todos y todas las compañeras de Jerez que con mucho esfuerzo hacen que tengamos decisiones complicadas. Nadie dijo que fuera fácil. Benditas complicaciones

The following two tabs change content below.
Avatar

Jose Ignacio García Sánchez

Orientador educativo y psicólogo. Activista y miembro de la ejecutiva de Podemos Andalucía.
Avatar

Últimas entradas de Jose Ignacio García Sánchez (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , ,

    7 Réplicas

  1. Antonio Brenes

    La gente tampoco entendería (ni entiende) que con mas de 15000 votos no lucheis desde dentro para cambiar las cosas. No se puede ganar un partido desde el banquillo.
    La confianza depositada en cualquier partido por sus votantes es para luchar por su proyecto y siempre desde luego teniendo la oportunidad de hacerlo desde el Gobierno es incomprensible que no se hiciera, seria un acto de cobardia. Si salimos a Ganar ….Ganemos, pero todos los ciudadanos. Saludos

  2. Sarajesko

    Muy buen artículo, y también válido para Sevilla. Me quedo con la frase «El PSOE no es compañero de viaje». Estoy totalmente a favor de investir al PSOE, poco más con ellos. Luchar desde fuera del gobierno es más efectivo que desde dentro, donde habría que bailar la música del partido con más poder. Sólo serviría para quemarse, como se ha demostrado en tantas ocasiones. Pero desde fuera te libras de las brasas.

  3. Alberto

    Contar con 5 concejales en un ayuntamiento y ciudad marcada por la corrupción-quiebra, cultura del pelotazo urbanístico, alcaldes y altos cargos encarcelados e imputados, asesores privilegiados, una tasa de paro terrible y una ciudad con muy bajas expectativas sobre todo para los jóvenes puede parecer un fracaso, pero no lo es.

    En mi opinión, esos 5 concejales deben ser una llave y una garantía para denunciar y destapar, lo que ha pasado, está pasando y pasará en nuestro ayuntamiento. Acercar las instituciones a los jerezanos que tan despegados se encuentran, movilizarlos. Y si se apoya la investidura del PSOE que sea bajo el acuerdo por escrito, en tiempo y forma, de compromisos concretos y tangibles que repercutan en la mayoría de los ciudadanos.

    Suerte, es todo un reto.

  4. José Mejías

    Estoy de acuerdo a grandes rasgos con el análisis del escenario en el que nos encontramos y con la posición que debe mantener en estos momentos Ganemos Jerez, un eventual apoyo a la Alcaldía del PSOE, con condiciones, y no entrar a formar parte del Gobierno.
    Dicho esto, a partir de la segunda parte del artículo veo poco clara la estrategia que se ha de seguir y digo poco clara, no porque José Ignacio no la tenga clara, sino porque es muy difícil de explicar, porque dicha posición tendrá que navegar entre dos ideas que se tensionan entre sí:
    Facilitar que gobierne un partido del que no nos fiamos y al que vemos corresponsable de la situación que padecemos y a la vez considerar que ese apoyo debe conllevar medidas que mejoren en cuestiones concretas las condiciones de vida de nuestros vecinos y vecinas, y que el PSOE debe cumplir. Si las cumple habremos conseguido (y el PSOE también) esas mejoras concretas y entonces se demostrará que hemos tenido capacidad de influencia positiva y que el PSOE si “ha cambiado”, al menos en eso. Si no las cumple se habrá confirmado que el PSOE “supone más miseria, más desigualdad y más corrupción para nuestra ciudad” y entonces ¿cual ha sido nuestro papel? ¿Qué hacer a partir de ese momento?
    Vamos por partes:
    Al PSOE no le vamos a “prestar” nuestro voto. Porque si se lo damos a cambio de una serie de condiciones (califíqueselas como se quiera) no es “prestado”, es a cambio de algo.
    Y no lo vamos a hacer “un solo día”, porque si queremos incidir en cambios significativas para la ciudad y sus vecinos y vecinas, desde el Pleno municipal, eso se hace votando. Y para que salgan adelante esas medidas se necesitarán 14 votos y nosotros tenemos 5 y para rechazar medidas que creamos que son perjudiciales se necesitarán también 14 votos y nosotros vamos a tener 5. Así que votaremos muchas veces con el PSOE y con IU, espero que en todas aquellas en que tengamos coincidencias de programa, unas veces por iniciativa de Ganemos y otras veces por iniciativa de PSOE o IU. Y otras veces votaremos en contra de iniciativas que se lleven al pleno, una veces del PP o del PSOE. En dichas ocasiones tendremos que plantear nuestras propias alternativas e intentar lograr esos 14 votos, que nos pueden venir de cualquier grupo. Esa es la mecánica institucional. Nosotros tenemos la ventaja de que muchas de esas votaciones se trabajarán en los espacios participativos de Ganemos, en contacto permanente con la ciudadanía.
    Dice Jose Ignacio “A partir del instante después de esa votación debemos ser la oposición más dura posible”. A mi me gustaría explicarlo de otra manera: A partir de ese instante vendrán miles de “instantes” que serán duros para todos, porque tendremos que conseguir presentar alternativas a los problemas de esta ciudad y tendremos que conseguir los 14 votos, o sumarnos a las iniciativas que tengan otros y que coincidan con nuestro programa, o frenar las cosas que creamos que son perjudiciales para los ciudadanos y para ellos tendremos que conseguir esos 14 votos. O perder las votaciones y explicar a los ciudadanos y ciudadanos cuales eran nuestras propuestas y porque no han salido adelante. Eso va a ser lo duro y va a ser duro para el PSOE, porque si quiere hacerlo bien va a evidenciar sus errores pasados y para nosotros porque tendremos que elaborar propuestas y alternativas, y `para la ciudadanía porque le vamos a exigir esfuerzo y participación, o al menos eso espero. Salir del hoyo en el que estamos va a ser muy duro para todos
    Y sobre el “miedo” a que la gente nos identifique con el PSOE, que seamos su muleta, o que nos abduzcan solo se consigue evitar si conseguimos trasladar a la ciudadanía lo que esté ocurriendo. Si pretendemos que “nuestras condiciones se lleven a cabo lo antes posible” y tenemos la habilidad, el coraje y la capacidad de hacerlo con la ciudadanía tendremos que explicarlo, pero ojo, el PSOE también argumentará y si los cambios son positivos, ojalá, deseará también defender su autoría.
    Y nuestro objetivo “no es cambiar el PSOE”, evidentemente eso es cuestión de ellos. Pero nuestro objetivo si es cambiar las políticas de PSOE, en este caso desde la oposición, porque sería un error quedarnos como un Pepito Grillo, por muy elaborado y “duro” que fuera nuestro discurso. Tenemos que cambiar las cosas desde las instituciones y desde la calle, y muchos de esos cambios no se van a poder hacer desde las políticas municipales, pero ese es otro cantar.
    Pasada esta segunda parte de artículo, vuelvo a compartir a grandes rasgos el final:
    El objetivo es cambiar nuestra tierra y nuestra realidad con la gente, movilizándonos, introduciendo cambios directos en nuestra ciudad, en las relaciones entre los ciudadanos, las organizaciones sociales, etc y poniendo el trabajo institucional al servicio del pueblo, evitando su uso mercantilista y clientelar.
    La frase que más me ha gustado del final “Después del 24M no se trata de renunciar a nada, sino de elegir la estrategia que desde el pleno del Ayuntamiento más y mejor fortalezca el cambio.”
    Gran artículo y valiente por intentar explicar lo que debemos hacer, desde tu punto de vista, y porque me permite explicar lo que yo espero de todo este proceso.

  5. Nacho

    Yo soy partidario de permitir la investidura del PSOE. Si está en manos de Ganemos (+ IU) impedir que el PP continúe gobernando, esa debe ser la opción. Considero que no tiene explicación posible (de cara a la ciudadanía) que se permita la continuidad de MJ García Pelayo en el ayuntamiento. A cambio de ese apoyo exigiría contrapartidas en forma de transparencia y políticas que incidan en una mejora de los que peor lo están pasando.

    Y a partir de que el PSOE dirija el ayuntamiento, hacer una oposición dura y (muy importante) explicar a la ciudadanía en qué y cómo se utiliza lo que pertenece a todos. Me parece importantísimo que los ciudadanos sepan que Ganemos evita la continuidad del PP y, además, ejerce oposición al nuevo gobierno.

    Por cierto, muy buen artículo.

  6. José Antonio

    Cuando cristalizó el 15M – epicentro que marcó el inicio de todo lo que ha venido después- no hubo ninguna duda en situar en el mismo lugar a los dos partidos que han sido las piedras angulares de la llamada Transición. Así ha sido hasta la misma campaña electoral de las pasadas elecciones municipales. Un no rotundo al PP y PSOE.
    La abstención, tan denigrada a lo largo de años por aquello del voto útil ( entiéndase útil para PP PSOE), no es atender como se dice en el artículo a instintos primarios. Es una opción válida en sí misma sin que se le cuelgue por ello pesadas losas, y situada al mismo nivel de responsabilidad que las demás opciones.
    Ha sido tanto el daño causado con la historia del voto útil (siempre en apoyo de uno de los dos), que su inercia se hace presente en los debates previos a la investidura al sentir la necesidad de apoyar a uno de los dos y lo que es peor aún, a establecer diferencias entre ambos . Diferencias de calado lógicamente, no de estética. Pensar que se produce un cambio al favorecer al PSOE, es rubricar en contra de lo sostenido hasta ahora que PP y PSOE no son lo mismo.
    ¿Qué es lo que no entendería la gente?. ¿Que Ganemos no apoyase la investidura del PSOE, al querer cambios?. La realidad no es exactamente así. Sobre el 54´75% de votantes, si sumamos los votos de PP y PSOE y le añadimos los de CDs dan un resultado de 60.590 votos frente a los 21, 225 de Ganemos e IU.
    A partir de esa realidad, en mi opinión, el día de la investidura ( desde ese momento y no desde el siguiente), la postura de Ganemos e IU debe ser la abstención. El resultado sería pues una alcaldía ocupada por la persona a quien » la gente» le ha dado el máximo número de votos. Que el PP siguiese ocupando la alcaldía no sería fruto de la postura irresponsable de Ganemos sino del resultado electoral.
    Sería de esa manera. y no otra, donde se vería en el día a día dónde se situaría el PSOE y si llegado el caso afrontaría junto con el resto una moción de censura.
    Se quiera ver como se quiera y se argumente como se desee, distinguir entre pacto e investidura es harto difícil. Mamen Sánchez sería alcaldesa con el apoyo de Ganemos. Ese sería el titular porque esa sería la realidad. Un partido que como dice José Ignacio » es miseria, desigualdad y corrupción».
    El colmo sería que a pocos kilómetros de aquí, el PSOE no favoreciese la investidura del candidato de En Cádiz sí se Puede.
    La oposición más dura posible, como desea José Ignacio, se hace desde el primer segundo. No es baladí dar el sí en la investidura. No es un sí por un día.
    Los 5 concejales deberían abstenerse. Todo lo demás cuesta muchísimo entenderlo. Sería caer en la trampa y aceptar el discurso del PSOE : «de Podemos depende que haya gobiernos de derechas o de izquierdas». Ese fue siempre el cuento de los dos grandes y la gran mentira.
    Y cuando se dice: apoyamos la investidura pero no el pacto, da la sensación de buscar un respiro de tranquilidad en la gente. Pero es que pactar, no debería entrar en el debate ni siquiera como posibilidad. ¡Estaría bueno!.

  7. Pingback: A debate con LVDS por el futuro de Jerez | La Réplica

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies