13 de diciembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica


abrazo_mas

A vista del resultado, la primera lectura del 9N se nos antoja evidente. En Cataluña han participado con su voto libre 2,2 millones de personas en una consulta alternativa, de mayor o menor encuadre en el marco legal pero consulta al fin y al cabo, donde el 80,76% ha votado a favor de que exista un estado independiente catalán. Que se ignoren estos datos y no se promueva un referéndum absolutamente legal y con garantías políticas sobre la decisión que tomen los catalanes nos parece un atentado a la democracia. Que el Partido Popular está actuando torpe y mal respecto al derecho de los catalanes a expresarse es, incluso dentro del propio partido, una obviedad. También nos parece obvio, que entre la gente que no ha considerado la consulta válida y la -llamada hasta el agotamiento- mayoría silenciosa, probablemente el porcentaje de la sociedad catalana que quiere la independencia no sea tan abrumador. O sí. Por eso mismo, no tiene sentido posponer más el deseo de un pueblo de expresarse.

Artur Mas, justo antes de participar en la consulta. Foto: Eldiario.es

Artur Mas, justo antes de participar en la consulta. Foto: Eldiario.es

Dicho esto, dos asuntos nos parecen especialmente relevantes, y no precisamente para el bien de la sociedad catalana.

– La resurrección de Mas. Siguiendo una hoja de ruta en la que prácticamente sólo él creía, el President Mas, que hasta hace unos días era casi un cadáver político, ha repartido de nuevo las cartas de manera muy ventajosa para sus intereses. Jugada maestra del líder de CIU. Con esta consulta ha actuado como lo viene haciendo desde que se aupó a la presidencia, erigiéndose como el salvador de la patria catalana, salvando así su cabeza. Y es que si el Partido Popular es el gran partido corrupto de España, CIU y sus aliados, son la misma mafia en Cataluña (gente sobre los que corre algo más que la sospecha de amañar licitaciones públicas y llevarse la mordida a sus bolsillos, y también los mismos que un juez condenó por robar el dinero de los parados). Que sobe la voluntad de su pueblo con el fin del lucimiento personal y perpetuarse en el poder, nos parece una desfachatez solo a la altura del molt honorable Jordi Pujol.

– El abrazo de astillas. Ha dolido ver, entre algún sector de la izquierda, ese sentido abrazo entre David Fernández (líder de la CUP) y Artur Mas. La CUP, un movimiento político que nos parece mucho más que un partido, en el que siempre ha primado la acción social en base a sus principios, aún asumiendo su coste político, ahora se abraza, a las primeras de cambio, nada menos que al líder de CIU. Cuando parecía que el enemigo común eran las desigualdades y la política de recortes, los que ahogan y menosprecian al ciudadano, en realidad lo era, a cualquier costa, España. Decepciona a sobremanera este gesto político de enorme repercusión llevado a cabo por su líder, que coloca a la CUP en una posición inédita hasta ahora: el descrédito. Posteriormente al gran abrazo, David Fernández aseguraba: “Algo pasa en Cataluña si neoliberales y anticapitalistas estamos de acuerdo”. Y efectivamente, algo te tiene que estar pasando cuando acabas abrazado con absoluta emoción a un tipo como Mas.

The following two tabs change content below.
Avatar
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.
Avatar

Últimas entradas de La Réplica (ver todo)

Tags: , , , , , ,

    2 Réplicas

  1. Pingback: DEBATE: el sudoku catalán | La Réplica

  2. Pingback: Cataluña. La necesidad de un punto y final | La Réplica

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies