19 de octubre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El cambio en Andalucía no llegó, o al menos no lo hizo con la fuerza necesaria para tumbar el feudo socialista. Se quedó en una considerable brecha del bipartidismo. Susana Díaz revalidó los 47 escaños del 2012 y venció claramente las elecciones, por encima del Partido Popular (33), Podemos (15) e Izquierda Unida (5). El resultado constata la solidez que tienen los socialistas en la región y señala el desgaste que sufre el Partido Popular, el gran perdedor de la noche de ayer con un descenso de 17 escaños. En el contexto de crisis socioeconómica que vivimos, este es un excelente resultado para el PSOE. Podemos, por su parte, ha conseguido algo inédito en nuestra democracia, irrumpir en el Parlamento andaluz con más de medio millón de votos (590.011). Pese a ello, el sentir de su militancia desprende decepción. Será interesante ver sus primeras actuaciones con puestos de representación a nivel nacional.

quesito_electoral

Resultados electorales 2015 en Andalucía

 

El otro perdedor de la noche ha sido Izquierda Unida, que por un lado se ha visto mermado por la aparición de Podemos y por el otro, ha sufrido íntegramente el castigo del pacto. Pese a una buena campaña, su representación no para de menguar. Lo peor es que a nivel nacional las cosas no parecen que vayan mucho mejor.

Ciudadanos ha demostrado que no es humo, sino una realidad. Los resultados (9 parlamentarios) indican que será un actor relevante en la escena política y que su discurso conecta con la centro derecha española. El resto de actores políticos no han conseguido representación. Especialmente sangrante son los casos de UPYD y Partido Andalucista, partidos relegados al ostracismo.

¿Por qué el PSOE ha reafirmado su liderazgo?

Primero, porque ha conseguido una líder indiscutible. A diferencia de lo que sucede en el partido a nivel nacional, Susana Díaz cuenta no sólo con el apoyo de los barones del PSOE, sino también con el de toda la militancia. Este respaldo ha sido fundamental para presentar una candidatura sólida, que llegara a todos los rincones de Andalucía. El dominio en el uso de la instituciones y su engranaje corporativo, y el apoyo de los medios de comunicación han jugado a favor de los socialistas, cuya capacidad de alcance está por encima de las demás fuerzas. El suelo electoral del PSOE se encuentra muy arraigado al entorno rural, donde han obtenido votos de carácter diferencial.

En cuanto al Partido Popular, perseguido por la sombra de la corrupción, ha comprobado que la apuesta de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría ha fracasado. El perfil bajo del candidato tampoco invitaba a grandes presagios. El varapalo puede ser un aviso de un futuro descalabro a nivel nacional. Los andaluces han castigado una forma de entender la política que parece en plena desconexión de la realidad. Esto conecta directamente con la presentación de Ciudadanos en el parlamento andaluz. Su manera de hacer llegar el mensaje, su reformismo amable unido al concepto de progresismo y un desmedido impulso mediático, han posibilitado este ascenso. En política, el contexto origina situaciones inverosímiles, que nueve años después de su fundación, Ciudadanos se estrene en tierras andaluzas con este gran resultado, es algo que pocos hubieran imaginado.

Susana Díaz se llevó el gato al agua

Susana Díaz se llevó el gato al agua

Podemos, que ha tenido un resultado discreto conforme a sus expectativas, ha vivido la campaña electoral a contrarreloj, uno de los motivos principales del adelanto electoral. Por otro lado, da la sensación que desde Madrid no se han volcado al cien por cien con Teresa Rodríguez, precisamente porque el tiempo apremia y el núcleo de Pablo Iglesias siente que sus batallas más arduas se presentarán más adelante. Todo esto, unido al caso Monedero y la obsesión venezolana por parte de los medios generalistas, han asustado a posibles votantes de la nueva formación política.

Izquierda Unida ve reducida a la mitad su influencia política, derivada de una notable sensación de desunión y la sospecha de que su masa social no es más amplia porque probablemente no haya tanta gente identificada con la palabra izquierda.

Entonces, ¿es realmente posible un cambio?

La fijación de las redes clientelares, que llegan a muchos sectores de la población y se incrustan en el día a día de la democracia, hace muy difícil la reversibilidad del proceso. Necesita de actores muy influyentes. Probablemente el peso histórico solo se combata con tiempo. El PSOE y el PP deberían ser dos fuerzas en descomposición, pero la realidad muestra otra cosa. Que sigamos sufriendo este cortijo cuatro años más será un suplicio para las clases desfavorecidas. Son ya treinta años hundidos en la miseria. Andalucía merece mucho más.

The following two tabs change content below.
Avatar
La Réplica es un medio digital que analiza la actualidad sociopolítica desde un prisma crítico, comprometido, plural y honesto. Hacemos el periodismo que no le gusta a los poderosos, periodismo incómodo.
Tags: , , , , , , , , ,

    Una Réplica

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies