17 de octubre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



La imposibilidad de ser madre es uno de los tantos efectos colaterales que acompañan a las clases populares desde que esta crisis sistémica que padecemos pasara a primer plano mediático, afectando a buena parte de nuestros derechos fundamentales. Por extensión, también a nuestros sueños, nuestros anhelos, nuestras esperanzas.

La estabilidad física y emocional de las mujeres en la cada vez más complicada aventura de ser madres parece haber sido relegada a un segundo plano en nuestra lista de urgencias fundamentales. Incurrimos en un error.

Noemí López Trujillo, periodista especialista en temas sociales, forma parte de la generación millenial que ha vivido el surgimiento, ascensión y asentamiento de la crisis económica. Su primer libro como única autora, El vientre vacío (Capitán Swing), con prólogo de María Sánchez, saca a la palestra las dificultades con que las mujeres afrontan hoy día el dilema de tener hijos. La relación entre la creciente precariedad y la cada vez menor maternidad.

La portada de El Vientre Vacío

Combinando testimonios de mujeres que han pasado su periodo más fértil dubitativas y marcadas por la falta de medios, con retazos de estudios sociológicos y reflexiones de cosecha propia, López Trujillo enarbola un muestrario de las consecuencias personales que derivan del drama de querer tener hijos y no poder hacerlo. Lo hace en ciento veinte páginas tan precisas como contundentes.

Con un tono a menudo confesional (donde se muestra frágil y a la vez en paz consigo misma), en ocasiones poético (Cada vez más imagino mi vientre vacío. Como una tumba a la que algún día llevaré flores), y muchas veces documental, el ensayo destapa algunas de trampas con la que el neoliberalismo gana la batalla del lenguaje y del discurso público y reparte las culpas entre las que están más abajo en la pirámide económica. Poco a poco, de soslayo, término a término, la culpa del fracaso social se vuelca sobre las espaldas de quienes quieren ser madres y no pueden hacerlo.

La mercantilización del cuerpo de la mujer es otro de los grandes temas del libro. Allí donde se detecta una oportunidad, aunque sea a costa del dolor de muchas, acude el capital como un tiburón insaciable. El negocio de las clínicas de fecundación, la abyección de la gestación subrogada o las mismas empresas de trabajo temporal, señalan directamente a la conciencia de una sociedad con el pecho vacío, que confunde derechos con libertades y perpetua opresiones de género.

Escrito con sororidad, tesón y perspectiva feminista, el libro de Noemí López Trujillo podría abrir al gran público una segunda etapa de reflexión acerca de las consecuencias de la crisis. Ya no discutimos lo urgente, sino también lo importante, porque en el fondo ambas cosas conforman un todo que no está marcando la vida. Y también, la posibilidad de crearla.

La fotografía es de la web de Capitán Swing.

The following two tabs change content below.
Javier López Menacho
Escritor y Social Media Manager. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince, 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie, 2016) y Juan sin miedo (Alkibla, 2015) y SOS, 25 casos para superar una crisis de reputación digital (UOC editorial, 2018). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.
Tags: ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies