20 de agosto del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Y con el escándalo de Fernández Díaz, por el que tampoco pasará nada, llegamos al fin de la legislatura y se cierra el ciclo de la era Rajoy. Una era marcada por la corrupción en todas y cada una de sus acepciones. Un escándalo que, curiosamente, no es de saqueo a las arcas públicas mediante la manipulación de los concursos públicos (el formato preferido por la banda mafiosa más popular de España), sino que tiene que ver con el ejercicio del poder. Otra variante para mantener lo poco que le quedaba ya al Partido Popular, el poder.

Pese a que ya era una sospecha evidente, como decía Carlos Alsina “sería muy ingenuo sorprenderse”, esto viene a corroborar otra faceta en la que el Partido Popular ha pervertido a nuestra democracia, pues no sólo influye en las decisiones judiciales, sino que también usa la UDEF y los medios de comunicación afines (algunos propiedad de la ciudadanía), usándolo como el binomio perfecto para generar corrientes de opinión favorables. La cuadratura del círculo del Partido Popular, capaz de controlarlo todo desde fuera.

fernandez_diaz_dimision

Excepcional la foto de Sergio Pérez (Reuters)

Que jueces, policías, altos cargos del estado y directores de medios públicos, conspiren a favor de los intereses del partido en el gobierno es la evidencia de que hay que reinventar nuestro sistema democrático. Y aquí no caben reformas. Una de las principales tareas del gobierno entrante será evitar el uso partidista de la aparatología del estado, el abuso de quien ostenta el poder. Habrá que implementar medidas contra la podredumbre moral de quienes ejercen la política desde la antipolítica.

Pero para ello, la ciudadanía tiene una tarea aún más hercúlea, convencerse de que el sistema político puede existir sin esta lacra de corruptos. Convencerse de que no es posible avanzar en el país en términos de derechos y libertades si esta banda sigue, en algún modo, al frente de las instituciones. Convencerse de que su voto es fundamental para exterminar estas prácticas. Es un problema sistémico, sí, es un problema sociológico, desde luego, es un problema histórico, también, pero sobre todo es un problema del Partido Popular. Y ellos no van a cambiar si nuestra mentalidad no cambia. El 26J cambia el voto. Y adiós PP.

 

Fernández Díaz1

The following two tabs change content below.
Javier López Menacho
Escritor y Social Media Manager. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince, 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie, 2016) y Juan sin miedo (Alkibla, 2015) y SOS, 25 casos para superar una crisis de reputación digital (UOC editorial, 2018). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.
Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies