27 de mayo del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



¿Quién me iba a decir lo que me tocaría vivir? Algo que solo veía en películas de ciencia ficción, pero que se ha vuelto real. He sido capaz de recluirme, de enmascararme y de dejar de abrazarme con la gente que quiero, pero ahora que empezamos a ver la luz me está entrando una tremenda preocupación.

¿Qué futuro tenemos por delante?

En mi triste opinión no viene nada bueno. Aquello que decíamos algunos (que luchábamos por un mundo mejor) era una utopía que ahora será más difícil de conseguir, pues de esta, quien mas fortalecido ha salido ha sido el capitalismo. Es el único que va a tener los recursos y que permanentemente se esta protegiendo de cualquier injerencia, pues en la actualidad no tenemos constancia de que ningún país demócrata esté gobernado por un socialismo donde primero se ponga a las personas por encima de los mercados. Con ese panorama me pregunto, ¿qué nos toca vivir?

Seguir encerrados, pedir hora, hacer cola, solicitar autorización… ¿Nos instalarán un chip para saber si estamos o no contaminados?, ¿lo aceptaremos de buen grado por el bien común porque si no estaremos fuera del rebaño?, ¿quién nos dará trabajo o ayudas?

Si en la actualidad éramos capaces de discriminar por género, raza, edad, nivel de conocimiento o aporofobia, ahora le añadiríamos una duda razonable: ¿Será esta persona portadora del virus? Eso añadirá un punto mas de desconfianza y un sálvese quien pueda a las relaciones humanas, algo que solo beneficiará al poder.

Se ha dado un paso importante en las relaciones laborales y casi todas lo hemos aceptado de buen grado: el teletrabajo. ¡Qué bueno ya podré trabajar desde casa! Así las empresas se ahorran la energía; la experiencia nos dice que todas echamos mas tiempo que después no nos pagan. Para rematar no tendremos contacto con mis compañeras, por lo que nunca nos reuniremos para pedir mejoras colectivas. Y si a las empresas se les ocurre que en vez de un contrato laboral hace con sus empleados un contrato mercantil, pues ya no seré ni trabajador, sino mi propio empresario o como se le dice en la actualidad; un emprendedor.

Hay otro problema que me acucia: ¿Quién va a pagar la factura de este desastre? ¡Yo no he visto nunca pagar al poder! Perdón, solo cuando ha habido una revolución, que han pagado con la vida y lo han perdido todo. Pero las revoluciones están muy mal vistas y no las quiere casi nadie.

Pues lo vamos a pagar los de siempre, los de abajo. Las empresas raro es el día que no salen en los medios haciendo donaciones, pero siguen fiscalizando en paraísos fiscales, siguen haciendo ingeniería fiscal bajo el beneplácito de nuestros políticos, pues para eso están los que tienen una nomina o pagan religiosamente sus impuestos.

Hemos tenido gobiernos de diferentes colores pero, ¿quién ha conseguido que se pague en función a su patrimonio? ¡Nadie! ¿Han devuelto los condenados o acusados algo del saqueo a que han sometido a este país? ¡No! Porque la mayoría de los delitos prescriben y había una cosa en la que la mayoría estábamos de acuerdo: ¡que devolvieran lo robado! Algo que no han hecho. Cuando salen de la cárcel ninguno queda en la pobreza.

Los actos masivos han pasado a la historia y uno se pregunta ¿seguirá costando lo mismo lo que se ha dividido por tres?, de este modo, ¿que negocio es rentable? Las cuentas no salen. La clase media ha viajado, copeado y disfrutado porque éramos muchos y compartíamos gastos. Hoy los disfrutes serán minoritarios.

Este panorama que imagino solo se puede combatir con la solidaridad de las personas que estén decidida a abandonar el rebaño y no escondido detrás de los teléfonos o los ordenadores, sino tomando las calles, aunque sea con la distancia social adecuada. Iniciar una revolución pacífica en la que volvamos a conquistar los derechos que el COVID 19 nos ha extirpado, tanto en muertes de seres queridos, como a nivel económico o matando la cultura. Porque este virus no ha sido imparcial; ha venido a joder a los pobres.

The following two tabs change content below.
Avatar

Manolo Fernández

Activista contrapoder. Fue concejal de Ganemos Jerez
Avatar

Últimas entradas de Manolo Fernández (ver todo)

Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies