20 de mayo del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



El vergonzante escándalo del espionaje por miembros del anterior Gobierno a partidos de la oposición, la fabricación y difusión de pruebas falsas con el fin de influir en el destino de 47 millones de españoles y en la historia de una nación, la bajeza moral y la ramificación social e institucional de los personajes implicados, los fines perseguidos, los procedimientos utilizados para llevar a cabo la extorsión, el modus operandi en general, la estructura de la organización que empezamos a conocer, es propia de la Garduña española. No de la mafia, de la Garduña.

La Garduña, esa organización criminal secreta tan española nacida al amparo de la Inquisición, se creía ya desaparecida. Con la ejecución de su hermano mayor, el prestigioso garduñero sevillano don Francisco Cortina en 1822, se ponía fin a 500 años de crimen organizado. O eso queríamos creer.

La cofradía tenía una estructura piramidal. En la cima, el hermano mayor, un personaje de la nobleza al que poquísimos conocían. De ahí para abajo, los protectores –jueces, funcionarios, profesionales de la sotana…-, los punteadores -criminales, camorristas y matasietes de tres al cuarto-, los floreadores -cortabolsas y ladrones varios-, los confidentes y delatores –gente de la calle y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del momento: alabarderos, corchetes, alguaciles municipales…-, las coberteras –mujeres que vendían la mercancía robada-, las sirenas –prostitutas de ingenio y oído finos, siempre dispuestas a cantar secretos de la clientela… Todo un ejército de garduñeros -los directores de tabloides aún no existían-, perfectamente organizado al servicio del crimen. Y siempre se libraban. Como ahora.

La Garduña española, heredera de las cofradías religiosas y de los gremios de oficio -una opción válida para quienes buscan el poder o lo detentan-, tuvo tanto éxito que incluso se exportó a las colonias y a otros países, dando origen, según algunos entendidos, a la Camorra napolitana, la Cosa Nostra siciliana, la ndrangheta calabresa y es posible que hasta a la Yakuza japonesa. Qué ilusos fuimos al creerla muerta.

Ante los últimos acontecimientos, vergonzosos y humillantes para cualquier ciudadano de bien, caben preguntas molestas pero necesarias: ¿Hemos dejado de ser una democracia joven para empezar a ser una cloacocracia vieja? ¿Está el Estado –y nosotros con él- en manos de garduñeros sin escrúpulos? ¿Quién es el hermano mayor o gran maestre de esta moderna Garduña? ¿Por qué pasan de puntillas los principales partidos y los grandes medios de comunicación ante un escándalo de semejantes proporciones? ¿Tan larga es la nómina de garduñeros? ¿A tantos tienen comprados o chantajeados? ¿Quién nos defiende de ellos a los ciudadanos decentes? ¿Quién protege a la democracia de esta canalla? ¿Un solo juez saturado de trabajo que vive rodeado de policías?

¡Schst! Silencio. Garduña.

The following two tabs change content below.
Avatar

Jose Antonio Illanes

José Antonio Illanes es escritor. Trabaja en la multinacional Red Bee Media como subtitulador para sordos y audiodescriptor para ciegos. Acumula multitud de premios en el campo de la narrativa: Gustavo Adolfo Bécquer, Alberto Lista, Malela Ramos, Ciudad de San Sebastián, De Buenafuente, Gabriel Miró, La Felguera, Tomás Fermín de Arteta... Es autor de "Historias de cualquier alma", "La trastienda de la memoria" y "El azor y la zura", premio de novela Malela Ramos. Es colaborador de la revista cultural Atalaya y ahora de La Réplica.
Avatar

Últimas entradas de Jose Antonio Illanes (ver todo)

Tags:

    Una Réplica

  1. R

    Es el PPSOE, el régimen del 78

    Si os fijais bien, el PSOE quiere pactar con Ciudadanos, pero es que el PP también. Votar PPSOE es votar Ciudadanos, y eso sí que sería peligroso para todxs

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies