20 de abril del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Todos los años, a ambos lados del charco, surgen sentimientos encontrados llegada esta fecha: por un lado, mayoritariamente españoles, ciudadanos que con mayor o menor fervor patriótico celebran este día como la Fiesta Nacional de España, denominación que la Ley 18/1987 de 7 de Octubre da al mismo en su único artículo. Más adelante, la propia ley no cita siquiera a América, sino que expone en sus motivos que dicha fecha es la elegida debido a que “simboliza la efemérides histórica en la que España, a punto de concluir un proceso de construcción del Estado a partir de nuestra pluralidad cultural y política, y la integración de los reinos de España en una misma monarquía, inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos”; por otro, latinoamericanos y españoles que arremeten contra tal festividad debido a lo que representó para las civilizaciones que habitaban aquellas tierras la llegada de las expediciones españolas: esclavitud, saqueo, imposición del catolicismo, destrucción de sus elementos culturales autóctonos, torturas, violaciones, etc.

Es decir, uno de los colonialismos más atroces que ha descrito la Historia. En tercer lugar, como una vía más reciente, algunas naciones latinoamericanas celebran el 12 de Octubre como homenaje a quienes sufrieron en sus carnes las tropelías de aquella expedición. Diferentes sentimientos, diferentes nomenclaturas. En definitiva, algo de lo que poco pueda debatirse, aunque ello no signifique que no pueda aprovecharse para aprender algo de Historia.

americo_vespucio

Como aclaración inicial, conviene recordar que el descubrimiento de América por parte de la civilización europea fue un error. Tras avistar tierra el marinero Rodrigo de Triana, Cristóbal Colón desembarcaría en El Salvador, hecho que desconocería en aquel momento, pues se creía que habían llegado a Cipango (Japón).  Si bien le seguirían otros viajes financiados por la corona, como los de Juan de Grijalva o Núñez de Balboa, se afirma que fue el italiano Américo Vespucio el primero que comprendió que se hallaban ante un nuevo continente, de ahí que su nombre fuese usado en 1507 por el cartógrafo Martín Waldseemüller cuando realizara por primera vez un mapa de América.

¿Desde cuándo se celebra este día?

La idea surgió en su cuarto centenario. El 12 de Octubre de 1892, la reina María Cristina de Habsburgo firmaría un decreto real en el monasterio de La Rábida, donde pasaría a ser llamado Día del descubrimiento de América. Aquel día sería en el que se inauguraría en Huelva la estatua de Cristóbal Colón, la cual hoy continúa siendo un emblema universal. Si bien en un principio no fue un día oficial, años más tarde sería instituido como fiesta nacional por España y todas las naciones americanas, incluidos los Estados Unidos.

¿Cómo se le llama a este día?

En un principio, carecía de nombre.

En España, únicamente era un día de Fiesta Nacional. Sería en 1913 cuando el ministro Faustino Rodríguez-San Pedro propuso que pasase a ser llamado como Fiesta de la Raza Española. En 1918, pasaría a ser así denominado oficialmente. En 1926, el sacerdote español Zacarías de Vizcarra propuso que se omitiese aquello de raza y se utilizase en su lugar el término “Hispanidad”, entonces en desuso. La idea se fue diluyendo hasta que, en 1931, Ramiro de Maeztu, embajador de España en Argentina, la rescatase y difundiese  a través de semanarios y revistas como “El Eco de España” o “Acción Española”.

Finalmente, Ramiro de Maeztu logró que fuese celebrado en Madríd el Día de la Hispanidad en 1935, un término incluyente que convertía aquella efemérides en algo universal.

ramiro_maetzu_escritor

Iniciada la Guerra Civil, Maeztu fue desgraciadamente fusilado en el cementerio de Aravaca por milicianos republicanos. Sus ideas se convirtieron entonces en una de las bases ideológicas de los falangistas. Vulgarmente, aquel día fue aún celebrado como Día de la Raza en los primeros años de la dictadura franquista, retrocediendo a lo que Ramiro de Maeztu trató de cambiar. Sin embargo, durante el franquismo, el Día de la Hispanidad no alcanzó reconocimiento oficial hasta un Decreto Nacional de la Presidencia del Gobierno de 9 de enero de 1958, en el cual se establecía que “dada la enorme trascendencia que el 12 de octubre significa para España y los pueblos hispanoamericanos, el 12 de Octubre será fiesta nacional, bajo el nombre de Día de la Hispanidad”.

Tras la dictadura, en el Decreto 3217/1981 se refrendaría en el BOE como “Fiesta Nacional de España y Día de la Hispanidad”, concluyendo su oficialización en 1987 con la ley antes citada.

En el resto de países de Latinoamérica, por su parte, existen diferentes nombres para este día: Fiesta de la Hispanidad, Día de la Madre Patria, Día del Descubrimiento, Día de Colón, etc.

Si bien es sabida su celebración en España, resulta curioso el diferente prisma de su celebración en algunos países de Latinoamérica y Estados de Norteamérica.

dia_resistencia_indigena

En América Latina, su proclamación como Día de la Resistencia Indígena ha sido abanderada por los gobiernos de Nicaragua y Venezuela. En Nicaragua se rinde tributo a la lucha de los pueblos originarios y a la herencia y legado cultural que dejaron sus habitantes antes de la llegada por mar de la civilización europea. En Venezuela, por otro lado, la festividad celebraba inicalmente el descubrimiento de Colón, por lo que fue declarado festividad nacional durante el gobierno de Juan Vicente Gómez a inicios del siglo XX. En cambio, para muchos políticos y pensadores de la izquierda venezolana, festejar y exaltar el colonialismo iba en detrimento de la cultura y los valores de los nativos. Sería a través de un decreto de Hugo Chávez de 20002 cuando se proclamó que dicho día se utilizaría para conmemorar la resistencia de los nativos americanos contra los conquistadores. Dicha proclamación fue acompañada dos años después del derribo de una estatua de Cristóbal Colón por parte de organizaciones que apoyaban a Chávez en la Plaza Venezuela de Caracas, lo cual creó cierta polémica y controversia en el país.

Por último, en Estados Unidos no es tan conocido que se celebre, pero así es. La fiesta fue proclamada en 1937 por el presidente Franklin D. Roosevelt para conmemorar el desembarco de Cristóbal Colón, de ahí que en Norteamérica sea conocido como el Columbus Day. Como detalle, no se celebra exactamente el 12 de octubre, sino el segundo lunes de dicho mes, y no mantiene el mismo nombre en todos los Estados. Por citar algunos ejemplos, en Seattle y Minneapolis se celebra como el Día de los Pueblos Indígenas; en Dakota del Sur, se celebra como Día del Nativo Americano; por último, en Hawai, se conoce como Día de los Descubridores, en reconocimiento a las expediciones de polinesios que descubrieron las islas, si bien no se considera fiesta nacional.

foto: Contando Estrellas en filckr

foto: Contando Estrellas en Flickr

Volviendo a España, a ciencia cierta y dando un pequeño paseo por la historia de dicha efemérides, legalmente resulta ciertamente difuso reconocer qué se pretende celebrar exactamente, ya que la ley de 1987 brilla por su ambigüedad en su exposición de motivos. ¿Celebramos que llegamos a lo que sería llamado América sin saber que llegábamos realmente? ¿Celebramos la Fiesta Nacional sin más? ¿Por qué no otro día más acertado? Quizás el día que se promulgó la PEPA, por ejemplo. Por otro lado, si es cierto aquello de que la puesta de largo del ejército en Madrid cuesta 800.000 euros del erario público, ¿Es necesario ese desfile militar? ¿Necesita la Fiesta Nacional de militares? Son muchas las preguntas, incoherencias y contrariedades que se encuentran cuando se entra en estas preguntas. Su debate a poco lleva realmente, ya que suele ir acompañado de posturas fanáticas que invitan a poco raciocinio.

No obstante, los españoles no dejamos pasar ni una cuando de discutir se trata.

País de trincheras.

Al menos, por una vez y sorprendentemente, no se convierte en una razón para emborracharse. Hasta la fecha.

The following two tabs change content below.
Avatar

Alejandro García Maldonado

Licenciado en Derecho por la UMA, ha colaborado en medios como El Confidencial, Claridad Digital, El Turbión, El Importuno y Cubainformación. Autor de las obras "Testigos cegados" (2011) "Transcripción del Manifiesto Comunista" (2012), "Tra due anime" (2015) y "Al resguardo del tilo rojo" (2018). Ha cursado estudios a distancia sobre antropología biográfica en la Bernard Lievegoed University (Zeist, Holanda) y dirige el proyecto literario "Etreso Biografías". Diplomado en Periodismo por el National Council for Training of Journalist de Londres, actualmente escribe un libro de relatos cortos que verá la luz a finales de 2019 y reside en Suecia.
Avatar

Últimas entradas de Alejandro García Maldonado (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies