17 de octubre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Confieso haber leído mucho a Marcial Lafuente Estefanía. Aún lo leo. Soy aficionado al western desde los remotos tiempos de la infancia. Antier degusté con fruición “Marcados por cobardes”, oportuno título, habida cuenta del vergonzoso panorama de la política española, percudida por la cobardía y el pánico a los poderes económicos. Pero no hablemos de cobardes y menos de traidores, ya hablarán las urnas, si quieren y se atreven.

Alguien le dijo a Marcial Lafuente en el frente de Toledo, con muy buen criterio, que la única forma de ganar dinero escribiendo era pensar en divertir al lector. Tomó el consejo al pie de la letra y al menos conmigo lo consiguió. Escribió en torno a tres mil novelas, la mayoría del Oeste, también bajo los pseudónimos de Tony Spring, Arizona, Dan Lewis… Y románticas, firmadas como María Luisa Beorlegui o Cecilia de Iraluce.

Marcial Lafuente, el camarada general Marcial Lafuente, empezó a escribir en La Modelo. Allá por los tiempos de la revolución fue concejal anarquista, comisario político en el batallón de los Yébenes y general de artillería en el ejército republicano. Finalizada la guerra, Lafuente fue condenado a muerte, luego a veinte años y finalmente solo cumplió dos. ¿Por qué? Durante los tiempos duros, jugándose el pellejo, había librado de las checas a docenas de personas, algunas de postín. Le decían el Ángel Rojo.

Lafuente no escribió sólo ni solo en la cárcel. Antiguos camaradas suyos también rasguearon cuartillas o papel higiénico entre rejas, como el anarquista Pedro Guirao –siete años por “pertenencia al maquis y asalto a un banco”-. Aficionado desde mi juventud a todo lo paranormal –por eso me interesa la política española-, leí de Guirao algunos de sus ensayos: Herejía y tragedia de los cátaros, El enigma de Sirio, Mu ¿paraíso perdido?…

Del mismo Grupo de la Modelo –nueve años de cárcel- es el también anarquista Rodríguez Lázaro –Lucky Marty-, otro sujeto de genio grande y gatillo rápido: Carne de horca, Nido de buitres, Más allá de la ley, Ultraje a una mujer… Cabe decir que ninguno de ellos tuvo problemas con la censura, no como el mediocre de Franco, al que censuraron en el diario Arriba cuando puteaba a los masones con articulitos firmados como Jakim Boor.

Del Grupo de la Modelo es también Luis García Lecha –Clark Carrados-, funcionario de prisiones, quien influido por la corriente literaria de los presos se lanzó de cabeza al género con notable éxito: Jugada para dos, Cabalgando hacia el infierno, La larga sombra del ahorcado, Entiérrame hondo… Incluso el fiscal que entrulló a todo el grupo, don Antonio Viadier –Ricky Dickinson- terminó escribiendo novelas del Oeste e imponiendo la ley a tiros en los polvorientos poblados de Wichita: Un colt y una plegaria, Titanes de barro, Pistolero a sueldo, El salón de la muerte… Altamente recomendables.

He leído novelas de todos ellos y a mi juicio el más completo era Lafuente, un maestro de la estrategia narrativa. El admirado Martínez de Sousa lo llamó “El rey del punto y aparte”. El punto y aparte, si está bien puesto y en abundancia, es un estímulo para el lector. Los párrafos cortos son el secreto. Si usted se sienta a inventar historias, no escriba más de seis o siete líneas sin usar el punto y aparte, el lector se lo agradecerá y llegará satisfecho al final del texto.

Escribo todo esto porque el fin de semana estuve buscando en casa una novela del fiscal Viadier o Ricky Dickinson: Los duros también lloran. Repentinamente me vino a la memoria el presidente Pedro Sánchez –no quería mentarlo-, el narrador más gris al otro lado del Pecos, un tahúr que, cuando raramente usa el punto y aparte, pierde el hilo argumental con fatídica facilidad. Su última novela del Oeste “Todos fueron culpables” ha sido, precisamente por eso, un fracaso de ventas.

The following two tabs change content below.
Avatar

Jose Antonio Illanes

José Antonio Illanes es escritor. Trabaja en la multinacional Red Bee Media como subtitulador para sordos y audiodescriptor para ciegos. Acumula multitud de premios en el campo de la narrativa: Gustavo Adolfo Bécquer, Alberto Lista, Malela Ramos, Ciudad de San Sebastián, De Buenafuente, Gabriel Miró, La Felguera, Tomás Fermín de Arteta... Es autor de "Historias de cualquier alma", "La trastienda de la memoria" y "El azor y la zura", premio de novela Malela Ramos. Es colaborador de la revista cultural Atalaya y ahora de La Réplica.
Avatar

Últimas entradas de Jose Antonio Illanes (ver todo)

Tags:

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies