31 de marzo del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Mi mujer es de las que no lo dicen nunca, de las que no militan, o no lo hacen de una manera evidente. Pero resulta muy perspicaz, y ve las raíces de los problemas antes que otros. Esta vez lo volvió a hacer. Llevábamos un buen rato soportando las largas ristras de anuncios del canal infantil que miraba nuestro vástago cuando lo dijo: No ha cambiado nada. La mayoría de los juguetes siguen siendo tremendamente sexistas.

Hay más muñecas que cuando yo era niña, y el rol de las futuras mujeres queda muy delimitado en el anuncio. Igual que el de los niños cuando el juguete es para ellos. Hasta los colores están más definidos que nunca: rosa frente a azul.

Levanté la vista del libro que estaba leyendo, y me dediqué a contrastar su opinión. Los canales de TV infantiles son esos espacios en los que a veces puedes contemplar dibujos animados o series infantiles, intercaladas entre una casi infinita serie de anuncios de juguetes. Están preparando a nuestra infancia para que se acostumbre al volumen de publicidad de las cadenas privadas. En este caso, no fue algo negativo. Tuve más de diez minutos para contrastar la opinión de mi mujer.

Salvo honrosas excepciones como Party & Family, el juego para todos, estaba en lo cierto. Todas las mujeres del futuro parecen estar abocadas a la maternidad y al cuidado, no solo de bebés y familias, también de sus cuerpos, como las princesas Disney de Comfy Squad, que tienen una vida muy dinámica, más que la de muñecas y princesas de anteriores generaciones. Pero siguen estando determinadas por los modelitos, los colores que las visten y, sobre todo, las infantiles manos femeninas que las dirigen. Igual sucede con el clásico set de maquillaje de la Srta. Pepis ahora modernizado. Mientras tanto, los chicos ya se están preparando para la acción, como esos Wraptiles de color azul y rojo que observé luchando entre junglas imaginarias y enemigos míticos. Hasta ocurre con las marcas más clásicas, que diversifican su oferta para llegar a ambos sexos. No es lo mismo la tienda de moda de Playmobil, regentada por dos simpáticas niñas, que los aviones de Playmobil Action que mueven en el aire las manos de los hombres del futuro.

Mi hijo no está de acuerdo. No lo ve. Y eso me preocupa aún más, porque él se considera un anti machista convencido. Pero reniega ante cada juguete para niñas mientras se fascina con las aventuras que le proponen los niños que ve por la pantalla. ¿A cuántas personas de su generación les sucede lo mismo? Me pregunto si va a servir de algo enfrentarse a VOX, si las manifestaciones por los derechos de las mujeres, contra la violencia de género y por una participación plena de la mujer en la sociedad española van a tener algún valor, si no cuidamos también los juegos de [email protected] niñ@s. Son solo eso. Deberían ser libres de elegir sus juegos.

El futuro está en nuestras manos y en las cartas a los Reyes Magos.

La fotografía es de Twitter.

The following two tabs change content below.
Avatar

Carlos Gámez

Carlos Gámez (Barcelona, 1969) es licenciado en Ciencias Físicas. Cursó el Programa de Doctorado en Historia de las Ciencias por la Universitat Autònoma de Barcelona, y el Máster en Creación Literaria por la Universitat Pompeu Fabra. Ha disfrutado de una estancia en las intituciones penitenciarias de Nicaragua, de donde salió su primer libro, un diario titulado 'Managua seis'. Ha sido galardonado con el IX Premio Café Mòn por la novela 'Artefactos'. Colabora con las revistas Sub-Urbano, Culturamas y La bolsa de pipas. En su bitácora personal, "El blog de Carlos Gámez", estudia las relaciones entre ciencia y literatura. Actualmente está peleándose con una novela corta.
Avatar

Últimas entradas de Carlos Gámez (ver todo)

Tags: ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies