15 de julio del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



“Este no es un partido democrático ni lo va a ser”, confirmó el señor Martínez Fuster, jefe de campaña de Vox, en Alicante, el pasado día 18.

“Este no es un partido democrático ni lo va a ser”, ojo. Se agradece la sinceridad. No engañan a nadie. Todas las españoladas concebidas por sus ideólogos están negro sobre blanco. En su programa. En las listas tampoco hay dobleces, cuajadas de militares franquistas y otros nostálgicos de la dictadura.

El partido dirigido con puño de hierro por el nuevo Centinela de Occidente lleva un programa –según los técnicos de Hacienda- bueno para las rentas altas y malo para el resto. Los ricos y las grandes corporaciones tocan palmas con las orejas y ojean, entusiastas, el nuevo catálogo con los últimos modelos de Lexus.

Piensan subir el IVA de los productos básicos al 21%, desmantelar el sistema público de pensiones, cerrar televisiones, levantar muros en Ceuta y Melilla, suspender las autonomías, ilegalizar partidos, liberalizar el suelo, privatizar la sanidad, implantar el copago sanitario, anteponer la escuela privada a la pública –ya en Andalucía han votado contra las becas-, abaratar el coste del despido, pulverizar el salario mínimo… En una palabra, como decía su coordinador económico, Rubén Manso, en 2012, “redefinir el Estado del Bienestar”. Liquidarlo tal como lo conocemos.

Todo esto lo suscriben públicamente. A nadie engañan. Sus socios buscan lo mismo pero lo embaucan a usted con argucias de vendedores de crecepelos, de elixires de la eterna juventud. O lo asustan con la llegada del Apocalipsis. Charlatanes profesionales pagados por las élites económicas con el dinero distraído a España. Los de Vox son más agrestes y primarios. La versión para torpes: “Vamos a crujiros a todos y punto. Votadnos”.

Si es usted obrero, parado, pensionista, funcionario medio, pequeño autónomo, dueño de pyme, ama de casa o cualquier otro desgraciado de los muchos que pululamos por la piel de toro y se siente votante de derechas –está en su perfecto derecho-, lo compadezco, lo tiene muy difícil. Vote al candidato que vote, como gane o como ganen, lo van a reventar. Ese es, era y será el plan. El de ellos y el de sus jefes.

Si usted les vota y ganan, y lo dejan con dos velas de mocos mirándose al espejo, con retortijones de tripas y telarañas en la despensa, no se queje, los socios de Vox lo engañarían, pero ellos no. Siéntase entonces español, más español que nunca, prepárese un banderón de España a la plancha –si todavía tiene luz- con salsa de aguilucho al caudillo y guarnición de banderillas al quiebro, mientras escucha emocionado el himno de la legión y contempla el mapa de España enterito, sin roturas. Que le aproveche.

Si es usted votante de izquierdas, movilícese el domingo, vote si no quiere disfrutar del mismo menú u otro peor. Los tenemos encima y vienen a por todos. No es ninguna broma.

The following two tabs change content below.
Avatar

Jose Antonio Illanes

José Antonio Illanes es escritor. Trabaja en la multinacional Red Bee Media como subtitulador para sordos y audiodescriptor para ciegos. Acumula multitud de premios en el campo de la narrativa: Gustavo Adolfo Bécquer, Alberto Lista, Malela Ramos, Ciudad de San Sebastián, De Buenafuente, Gabriel Miró, La Felguera, Tomás Fermín de Arteta... Es autor de "Historias de cualquier alma", "La trastienda de la memoria" y "El azor y la zura", premio de novela Malela Ramos. Es colaborador de la revista cultural Atalaya y ahora de La Réplica.
Avatar

Últimas entradas de Jose Antonio Illanes (ver todo)

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies