28 de septiembre del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Manuel Mazzoni era un cabezón. Su cabeza era obviamente de notables dimensiones, pero es que además se le metió en la testa que en Jerez cuajara el carnaval a las maneras gaditanas. Todo porque don Manuel nació en la calle La Torre, casi pegando a la plaza San Antonio de la capital, y aunque luego se volvió más jerezano que un candié, él seguía teniendo a Cádiz y al carnaval metiito en el coco.

Quizá en Cádiz no sepan del alcance de Mazzoni como catalizador de la fiesta en Jerez. Quiero pensar que en Jerez sí que se sabe: Él era un comercial de Carnaval, le vendió el producto a quien no se lo quería comprar. La oligarquía jerezana siempre ha controlado la prensa y los medios de comunicación, y eso del carnaval siempre lo recibían cogiéndolo con pinzas. Manolo lo sabía, pero como vendía bien, al final les daba las vueltas y acababan por darle algo de sitio para que la gente supiese que había un incipiente carnaval, construido sin apoyos y sin recursos. Todo ello agravado con el hecho de que Pedro Pacheco le vio color a la rivalidad Jerez-Cadiz y se fue cargando todo lo que iba construyendo la gente del carnaval. Ese es el curriculum oculto del carnaval de Jerez que nadie nunca nos contará.

Pero como yo iba a hablar del pasodoble, os dejo mi versión de los hechos de las trolas que Manolo me contaba sobre sus tejemanejes carnavalescos:

Manolo contaba que allá por 1.987 convenció a José Manuel Prada para hacerle la música a la comparsa de la Peña Carnavalesca Jerezana. El Prada era su compadre, trabajaba en Jerez de pianista y así que la ocasión lo pintaba, se fue al ensayo de aquellos jerezanos con su pasodoble gaditano y viñero, pero… la comparsa le dijo que no. Vamos, que le echaron para atrás la música al Prada, así tal cual.

Manolo se tiraba de los pelos y mandó al literal carajo a todo el grupo. El grupo tenía sus motivos, y es que tenían ya una música de Alfonso Bonilla, más al tipo (la comparsa iba a ser Andrómeda), melodía de inspiración “Majara” que es lo que gustaba aquí por entonces. Libre entonces del compromiso, José Manuel Prada se llevó el pasodoble para Cádiz. ¿Donde acabó? Pues en manos de la comparsa de la Peña Nuestra Andalucía, y en las cuerdas de las guitarras de “Al compás de mi cepillo”, primer premio de comparsas en 1.988.

Manuel Mazzoni le siguió robando músicas a José Manuel Prada, algo que se hizo extensivo para muchos grupos de Jerez (el Prada compuso la primera gran comparsa de “Los Niños”, Romance). Mi primer pasodoble, justo el añito después del de la Familia Pepperoni, también se lo robó al Prada. Una preciosidad que nunca me canso de tararear y que fue la primera semillita de la chirigota De la Peña Mencantajeré, una primera semilla que puso Manolo… ¿Quien si no?

Gracias por todo, Manolo. Yo no hice la comunión por ateo, hereje y nieto de rojo. Pero sí que tuve padrino, y que no te quepa duda que ese fuiste tú.

Gracias y hasta siempre.

The following two tabs change content below.
Avatar
Autor de Carnaval. Participante de los movimientos sociales de barrio.
Tags: , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies