30 de mayo del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Ya tienen a un sospechoso de originar la epidemia de coronavirus: el murciélago, o más exactamente la sopa de murciélago. En afamados restaurantes chinos los comensales eligen a los murciélagos de la jaula o de la vitrina, como aquí elegimos a las langostas, y se los zampan.

El chef puede servirlos cocidos o crudos, según los paladares, pero siempre siguiendo recetas tradicionales –hay tutoriales de la sopa en Youtube por si están interesados-. La demanda es grande, como en España los caracoles, las ancas de rana y en menor medida los lagartos o las culebras.

Dicen que este manjar de dioses –la foto no admite discusiones–, sabe a caldo de gallina. Los quirópteros se vendían en el mercado de Wuhan junto a zorros, salamandras, ratas, koalas, puercoespines… 106 muertos van ya. El mundo está horrorizado. Se fabrican hospitales a ritmo frenético, se colapsan aeropuertos, estaciones de tren, salas de urgencia, ciudades enteras… Los fabricantes de mascarillas hacen el agosto, y también las televisiones, y la prensa, y los vendedores de Biblias.

Los mercados tiemblan, las plazas europeas cierran a la baja, caen las bolsas de Fráncfort, París, Milán, Londres, Wall Street… el Ibex 35 se deja en el camino más de un 2%, el fantasma de otra crisis ensombrece el horizonte. Esta vez sí, ahora es verdad, es el fin del mundo y no por culpa de Sánchez e Iglesias -aunque quién sabe al final-, sino de una puñetera sopa de murciélagos.

¿Pero es realmente el fin de Babilonia la Grande? ¿Caerá sobre ella la devastación de la Bestia salvaje color escarlata? Permítanme que, a mi edad, tratándose de alarmismo mediático y quién sabe si de interesada propaganda más que de mera información, sea escéptico con esta nueva llegada del fin del mundo. Por mi devoción a lo esotérico estuvieron a punto de colarme el Apocalipsis de 2012, pero ni uno más, santo Tomás.

La población mundial es de 6.000.000.000 de habitantes (6.000 millones), y han muerto de coronavirus 106. Mondos y lirondos, sin ceros, 106. Según la OMS, la gripe común de toda la vida se lleva por delante cada año a entre 290.000 y 650.000 personas en el mundo. Repito: cada año. En 2018, solo en España hubo, según “Redacción Médica”, 800.000 personas afectadas de gripe, 52.000 fueron ingresadas y cerca de 15.000 murieron.

Si esta noche se acuesta usted convencido de que será la víctima 107 del coronavirus, corra mañana a la farmacia y compre una mascarilla, si es que quedan, vivirá más tranquilo, pero no se librará del próximo meteorito, de la próxima pandemia mundial, del próximo Apocalipsis mediático, del próximo susto mortal. Créame, cada vez que se acerca un Apocalipsis nuevo, alguien que usted desconoce gana mucho dinero con él. Es lo que tiene Babilonia la Grande.

The following two tabs change content below.
Avatar

Jose Antonio Illanes

José Antonio Illanes es escritor. Trabaja en la multinacional Red Bee Media como subtitulador para sordos y audiodescriptor para ciegos. Acumula multitud de premios en el campo de la narrativa: Gustavo Adolfo Bécquer, Alberto Lista, Malela Ramos, Ciudad de San Sebastián, De Buenafuente, Gabriel Miró, La Felguera, Tomás Fermín de Arteta... Es autor de "Historias de cualquier alma", "La trastienda de la memoria" y "El azor y la zura", premio de novela Malela Ramos. Es colaborador de la revista cultural Atalaya y ahora de La Réplica.
Avatar

Últimas entradas de Jose Antonio Illanes (ver todo)

Tags: ,

    Una Réplica

  1. Jose_Galego

    Esta claro que el problema es real pero estoy de acuerdo en que se esta creando un alarmismo bastante exagerado. De momento no hay motivos para pensar que este virus sea mucho mas mortal que por ejemplo la gripe.

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies