17 de noviembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



En estos días he podido ver dos interesantes películas: Bomb City y Joker. Las dos reflejan una imagen de la sociedad que nos está tocando vivir y las dos ahondan en lo mal que tratamos al diferente.

Somos capaces de justificar la violencia que ejerce el poder hacia los desfavorecidos, pero criticamos esta cuando se produce a la inversa. Somos incapaces de tener un sólo gramo de empatía con aquellos que no están en el sistema, y yo diría más, con todos los que no están en el rebaño, que es donde a los poderosos les gusta que estemos. Así nos hacen dóciles y aborregados. Nos permiten que trabajemos y consumamos, que pongamos en valor la doctrina y las normas que nos asignaron según la parte del mundo que nos tocó nacer.

Para ello se equiparon de curas, pastores, imanes, rabinos… para que pudiéramos acudir al cielo si nuestra vida era de sometimiento y para que no nos apartemos del rebaño.

Nos implantaron normas y reglamentos que debemos cumplir y se autoadjudicaron unos privilegios para que aplicar la justicia que habían dictado: jueces, policías y todos los que se hacen llamar servidores públicos que al final solo se sirven a ellos mismos, pues lo primero que valoran es si la persona a la que atienden está cometiendo una ilegalidad y no qué es lo que lo ha arrastrado a esa situación.

Yo renuncio a todo tipo de violencia, y soy muy crítico con la física y con la violencia que ejerce el poder. En estos días hemos leído como la OIT (Organización Internacional del Trabajo) ha denunciado como en nuestro país hay 2.500.000 de trabajadores pobres. Eso quiere decir que estas personas aun trabajando siguen sin tener recursos para una vida digna ni para ella ni para su familia. ¡Eso es violencia! Y si nos organizamos y protestamos… ¡Palos! ¿Cuánto nos estamos gastando los españoles en usar las fuerzas de orden público para desahuciar personas de las viviendas en las que habitaban? Viviendas que en su mayoría son de los bancos y estaban vacías o eran de personas que tenían más de una y no la podían habitar pues que yo sepa solo tienen un cuerpo. Cabe reseñar que la vivienda es un derecho reconocido por nuestra Constitución.

¿Alguna vez habéis visto a los defensores públicos cargando contra una manifestación de la ultraderecha? No. Porque no hay mandato judicial. En los enfrentamientos entre las dos facciones siempre cargan contra los otros. ¿Por qué? Porque son los que se salen del rebaño.

Cuando alguien es diferente lo primero que hace la sociedad es estigmatizarlo para que el resto lo veamos diferente. Así lo vamos marginando y le vamos colocando etiquetas para que nunca forme parte del rebaño. Y cuando estos son capaces de manifestar su dolor y su ansiedad lo primero que se nos ocurre es etiquetarlos como locos, violentos, antisistema, terroristas y si no, encontramos un adjetivo evidente; lo llamaremos “raro”.

A mi me da pena el rebaño. Los que tienen que trabajar doce o mas horas diarias y se privan de vivir con su familia para poder subsistir. Los han lobotomizado para que digan: «lo que tengo me lo he ganado con el sudor de mi frente» y no «la doble jornada que he hecho es una jornada de alguien en paro que no la podrá trabajar».

Aquellos a los que uniformaron para obedecer y hacer las guerras que al poder se le antoje. Y aquí no hay colores políticos pues todos ellos golpean a los mismos, al pueblo. Lo vemos a diario.

Solo puedo ofrecer una receta; conocimiento para poder decidir qué tenemos que hacer con nuestras vidas y empatía con todos los seres humanos. No colaboremos en poner etiquetas.

The following two tabs change content below.
Avatar

Manolo Fernández

Activista contrapoder. Fue concejal de Ganemos Jerez
Avatar

Últimas entradas de Manolo Fernández (ver todo)

Tags: ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies