15 de septiembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Queda ya menos de dos meses para que la infame nueva Ley de Propiedad Intelectual  se tramite en el Congreso y se aplique. A principios de octubre, esta reforma fue aprobada en el Senado con el voto en solitario del PP. Esta reforma de la Ley provocará nuevos cambios y beneficios para las entidades gestoras de los derechos de autor y sus socios.

Esta Ley es provocada por las continuas quejas de las entidades gestoras de derechos de autor, SGAE, CEDRO, etc. y sus socios, que indican que el mercado y la industria discográfica, cinematográfica y editorial están pasando momentos malos por culpa de la piratería. No hace falta mostrar las campañas que han estado o están actualmente vigentes donde cualquier persona en su casa es un potencial pirata, un verdugo que mata a las industrias culturales.

Todos recordaremos que el canon digital, implantado en España desde 1996 y que en 2010 la UE declaró ilegal, fue una medida muy injusta donde se obligaba a los usuarios que compraban un CD virgen o cualquier otro producto relacionado con la piratería, según ellos, a pagar un canon porque podrías piratear cultura. Evidentemente, después de esa resolución, las entidades gestoras de derechos de autor, que se enriquecieron con esta medida, no devolvieron el dinero recaudado en todo ese tiempo. Ahora vienen nuevas medidas para mantener viva una industria anclada a un pasado y volvemos a pagar los ciudadanos por presuntos piratas. Justos por pecadores.copyright-ph

Con esta Ley, las entidades gestoras vuelven a tener pagos por la compensación por el Derecho a la Copia Privada con cargos a los PPGGEE. Esto ya se estableció en 2012 en un Real Decreto donde SGAE, CEDRO y el resto de entidades obtienen un beneficio a cargo de los PPGGEE. Así, obtienen un dinero que solo distribuirán a sus socios y, como mejor crean ellos. Esta distribución de dinero -y la relación de socios de cada entidad- son, obviamente, opacas. Nadie sabe, exceptuando las cúpulas de cada entidad, a quién se le reparte el dinero y qué criterio se usa. Si eres un autor y no eres socio de ninguna entidad gestora de derechos, lo siento, no percibes nada de esta compensación.

Esto es una de las cosas que la nueva Ley quiere remarcar y reforzar, que las entidades sigan obteniendo beneficio a costa de los ciudadanos, que pagues a sus socios incluso si no has comprado o copiado nada de ellos. Esto es aún más delirante si vemos que el derecho de autor es irrenunciable. Es decir, un autor que quiera publicar libremente sus obras de manera gratuita o con licencias diferentes a Copyright, no podrá no renunciar a que la entidad gestora de derechos que corresponda cobre una compensación por la distribución que se está haciendo a la obra porque la pueden piratear y al autor hay que pagarle. Que el autor no es socio… pues lo siento, la entidad se queda con el dinero.

Otra cuestión delirante que propone esta Ley es que las entidades también cobren por las obras huérfanas, obras que no tienen un autor identificado o si está identificado, no se ha podido contactar con él. Estas obras huérfanas también son susceptibles de recibir un dinero compensatorio y lo gestionan las propias entidades de gestión. Si el autor de una obra aparece, puede reclamar el dinero que le corresponde de esa compensación pero, claro, si no eres socio… no hay dinero.

SGAEImagen de Izaping

 

Esto es aplicable también a las obras que tienen una licencia diferente al Copyright. Con esta Ley se ignoran otras licencias, por ejemplo las Creative Commons tan extendidas por Internet, y se cobra por cada obra, incluso si el autor ha renunciado totalmente a sus derechos. Obliga a no poder renunciar al Copyright, las entidades cobran por tus obras y estas se tratarán como obras huérfanas hasta que el autor decida ejercitar sus derechos de autor en ellas y, recordamos otra vez, o socio o nada.

Esta Ley también tiene otros aspectos como el llamado Canon AEDE que obliga a pagar a las entidades gestoras de derechos si enlazas artículos desde tu página web a contenidos de otras páginas. Esto es una locura, visto desde el punto que Internet vive gracias a los enlaces de unas páginas a otras. Evidentemente, da igual que se enlace a páginas web con licencias Creative Commons, el derecho, como hemos hablado, es irrenunciable. Este artículo, mal redactado y pensado, tiene cosas tan dispares como que las redes sociales están exentas de pagar esta compensación pero otras empresas privadas sí tienen que pagarlas. Facebook y Twitter no les afecta pero a Google News y a Menéame sí. Se queda en el aire si los lectores RSS también se verán afectados o quedarán exentos de pagar la compensación.

Existen muchos movimientos para frenar esta Ley, el más importante es la Coalición ProInternet, impulsada por Arsenio Iglesisas y donde tienen a miembros como eldiario.es, Wikimedia España, Google, Menéame, 20 minutos y muchos más. El objetivo es eliminar el artículo 32.2 (Canon AEDE) y también la creación de nuevos modelos de negocio de gestión de los derechos de autor como son las licencias Creative Commons, no dejando que el único derecho de autor sea el Copyright.

Para concluir y, como decíamos al principio, con esta Ley se intenta compensar a los autores a través de las entidades gestoras a costa de los ciudadanos porque todos somos unos piratas y nos hemos cargado la industria. Evidentemente, un IVA del 21% a los productos culturales no ha influido en el debacle de la industria.

The following two tabs change content below.
Avatar
Informático, administrador de sistemas y experto en software OpenSource y entornos GNU/Linux. Creador de la editorial digital Onliditorial, cuyo objetivo es dar a conocer las obras de autores cuyo trabajo se encuentra en dominio público.
Avatar

Últimas entradas de Juan Casamitjana (ver todo)

Tags: , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies