21 de septiembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Asistimos asombrados —aunque cada vez menos, algo muy peligroso— a la subida espectacular del precio de la luz, una especie de huida hacia adelante que parece no tener techo alguno. Cada hora que pasa hacer uso de la electricidad es más y más caro en un momento en el que media España se congela bajo una cruda ola de frío y los políticos echan balones fuera con una desfachatez insultante. La subida de las tarifas es inversamente proporcional a la caída de los termómetros.

Esta tarde a las 20h —viernes 20 de enero— se prevé que los usuarios que hagan uso de la electricidad pagarán la burrada de 98,69€ por megavatio hora (MWh). Un abuso sin paliativos. El Gobierno se ha escudado —ojo al dato— diciendo que “ha llovido poco y apenas hace tiempo”. Por si fuera poco, también han anunciado que la factura anual subirá con toda probabilidad alrededor de 100 euros. Y se fuman un puro. No se ríen en nuestra cara porque aún no se les ha pasado por la cabeza. Tiempo al tiempo.

Resulta por lo menos gracioso —es viernes y seremos generosos— escuchar las palabras en boca del ministro de Energía, Álvaro Nadal, que justifica la explotación con poco menos que un reproche a los dioses de la naturaleza. Sólo le faltaba llevar una vara de chamán y pedir a los periodistas que bailaran con él la danza de la lluvia. La capacidad para echarle jeta a todos los conflictos que ellos mismo crean es por lo menos digna de cínica admiración. ¿No hace viento? Podría haber huracanes y daría igual, pues el parque eólico en España ha sido machacado a impuestos que lo han hundido por muchos años. Hace poco leía que en Alemania en pocos años conseguirán ser del todo autosuficientes y que buena parte de su energía provendrá de los molinos que tienen instalados por todo el norte. Cuando se enteran de que en España apenas se produce energía solar y que encima esa poca está canibalizada por restricciones e impuestos abusivos, los germanos se echan las manos a la cabeza. Normal.

Pero regresemos a la electricidad. Porque lo que pagamos no es ni de lejos lo que realmente consumimos, y la gente lo sabe. Según varios estudios más de la mitad del precio de la factura se va en impuestos y otras tasas administrativas, mientras que el consumo eléctrico real apenas supone el 40% del total. Es decir, que no están robando sin contemplaciones. Ayer en televisión alguien dijo que poco o nada importaba lo que se intentase ahorrar en consumo mientras la descompensación entre impuestos y consumo fuera tan exagerada a favor de lo primero.

Algunos hablan de nacionalizaciones. Y entonces se lía el sidral: que si comunista, que si podemita, que si chavista… explota el cuñadismo y no se debate. Pero uno se lo plantea realmente: ¿qué pasaría si fuera el Estado quien tomara esas decisiones? Vislumbras ese supuesto y sigues sin verlo claro: que ciertas empresas (Endesa, Telefónica, Gas Natural) pasen de manos privadas —egoístas y con la única intención de obtener beneficios a toda costa— a manos públicas corruptas no serviría de mucho. En el mejor de los casos lo único que sucedería es que en realidad nada cambiaría, que todo siguiera igual. O incluso peor. Imaginemos a personas del perfil del señor Montoro —por poner un claro ejemplo— decidiendo sobre el precio de la luz, del agua o del gas. Inquietante.

“En realidad la electricidad en España no es cara”, dicen otros iluminados. La típica aplicación del refrán «Mal de muchos, consuelo de tontos»; para empezar España está entre los primeros países de la UE en cuanto a precio eléctrico se refiere. Por si fuera poco, también podríamos comparar sueldos base, salarios mínimos… y es cuando el drama se hace todavía más evidentes. Las comparaciones interesadas no pueden tomarse en serio cuando no se analiza el espectro al completo, todo el cuadro. No se trata de cuánto se paga en ese país, o en aquel otro, sino de comparar, con todos los datos en la mesa, el porcentaje de una economía familiar que se pierde en gastos de luz, hipotecas e impuestos.

Es incuestionable que nuestros gobernantes poco o nada harán, pues están atados de manos y pensando siempre en futuros asientos en consejos de administraciones de empresas de luz, agua, gas o comunicaciones: las archifamosas puertas giratorias, el cénit del sistema capitalista. Son de sobra conocidos el destino de varios expresidentes y exministros españoles una vez dejaron sus cargos públicos. Me cuesta entender la resignación que observo en mucha gente que, por falta de fuerzas o miedo, o simple falta de dignidad asisten impávidos ante semejantes injusticias. Una apatía que nos llevan inculcando desde hace décadas, a base de sutiles movimientos para invertir las escalas de valores, de priorizar ciertas banalidades por encima de asuntos primordiales y exprimiendo todos los mecanismos del poder para convertir al ciudadano en poco más que ganado.

¿Qué podemos hacer, entonces? El Gobierno ya ha anunciado que tratará de mejorar la situación aplicando una serie de medidas en el gas que según ellos revertirá en una mejora del precio de la electricidad. Es decir, que aplicarán algunas medidas que convirtieron el sector eléctrico en el vampiro que es hoy en día. Bravo. Nada sorprendente, por otro lado.

Si estáis leyendo este artículo, recopilad todas las noticias que hablen de la luz, de la ley mordaza, de la censura en los medios, redes sociales… haced acopio de todas las injusticias con las que nos bombardean todos los días y cuando lleguen las elecciones recordadlas a la hora de votar. Porque no podemos hacer nada con los directivos de unas empresas privadas que campan a sus anchas y disfrutan teniendo a los políticos comiendo de su mano. Pero sí podemos cambiar a los que actúan como perritos falderos. Podremos equivocarnos, pero no debemos seguir siendo cómplices de esta situación votando siempre a los mismos. Tenemos esa obligación, ese derecho de echarles por incompetentes. Es lo único que nos queda.

Eso y las velas.

The following two tabs change content below.
Avatar

Alejandro F. Orradre

Escritor || Jedi frustrado || Reseño mis lecturas en elfindeltsundoku.wordpress.com || Colaboro en @murraymagazine y @hablandoconletr
Avatar

Últimas entradas de Alejandro F. Orradre (ver todo)

Tags: , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies