23 de septiembre del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Se acercan las elecciones andaluzas en las que Podemos conseguirá un buen número de asientos en el Parlamento Andaluz. Ya en la primavera pasada, tuvimos cinco representantes en el Parlamento Europeo, y durante este año tendremos numerosos parlamentarios y parlamentarias en diferentes parlamentos autonómicos y en el Congreso de los Diputados y el Senado, y muy posiblemente entremos en algunos gobiernos.

Durante los meses que llevan nuestros y nuestras parlamentarias europeas haciendo un gran trabajo, he echado de menos mecanismos de participación que nos permitieran a las bases de Podemos opinar y decidir sobre las líneas generales de actuación. Algunos temas se enmarcaban en líneas políticas generales debatidas previamente en  la asamblea ciudadana estatal, pero otros eran nuevos y merecían el debate y la participación en la toma de decisiones desde abajo.

En el documento organizativo aprobado en el Asamblea ciudadana estatal se recoge: “Los representantes políticos son servidores públicos que asumen un contrato con sus electores y la ciudadanía para trabajar por el bien común. En la medida en que concentran mayor poder que las personas representadas, han de ser fiscalizados y controlados constantemente por sus electores mediante mecanismos operativos de rendición de cuentas, de evaluación, de revocación de cargos, etc. garantizando así que no se forman estratos privilegiados e inamovibles en la organización, y que la voluntad mayoritaria de los participantes en PODEMOS está fielmente representada en todos y cada uno de sus órganos.

PODEMOS apuesta firmemente por la transparencia y la rendición de cuentas de todos los cargos públicos. Para ello, nos hemos puesto en contacto con el equipo de “quehacenlosdiputados.net”, con el fin de implementar su aplicación de control democrático en PODEMOS y desarrollar nuestro propio portal de rendición de cuentas.

Creemos que la actividad parlamentaria de cualquier cargo público debe ser de fácil acceso y visualización para toda la ciudadanía, así como su retribución económica y su patrimonio. Por ello, aparte de las intervenciones o las votaciones, se incluirá el salario y el destino de la parte que done, el uso de las asignaciones públicas, la declaración de bienes y la situación de cuentas bancarias, para garantizar que nuestros representantes no utilizan los cargos públicos para lograr un lucro privado.

asamblea_podemos_valencia

Asamblea ciudadana de Podemos Valencia. Foto: eldiario.es

 

Una correcta y completa exposición de nuestra actividad pública es, aparte de una promesa electoral, una condición necesaria para asegurar que los representantes electos trabajan para y por la ciudadanía”.

En este contexto, es necesaria la articulación, desde ahora, de un sistema de control democrático de la  representación institucional de Podemos. Esta representación debe ser portavoz de las bases del partido y los movimientos sociales. Nuestros parlamentarios y parlamentarias deberían trasladar, en todo momento, la posición que democráticamente se vaya decidiendo desde abajo en esta iniciativa de empoderamiento ciudadano, lo que debería reflejarse en sus votaciones, discursos y propuestas. Para que esto ocurra deben establecerse desde ya unos procedimientos de control democrático transparentes y accesibles.

La Candidatura d’Unitat Popular (CUP) en Catalunya se enfrentó a una situación similar cuando consiguieron tres representantes en el Parlament de Catalunya, y desarrollaron un método de control democrático de sus representantes que podría servir de base a Podemos.

Basándome en este modelo de la CUP, propongo la creación de una Oficina Técnica para cada parlamento en el que esté Podemos. En esta Oficina Técnica participarían la representación electa y algunas personas (las mínimas) que trabajasen para el partido gestionando el día a día de la representación institucional. La elección de las personas que trabajasen en la Oficina Técnica se haría mediante bolsas de trabajo transparentes coordinadas desde el consejo ciudadano correspondiente (estatal para el Parlamento Europeo, el Congreso de los Diputados y el Senado, regional en el caso de un parlamento autonómico).

La CUP se enfrentó a una disyuntiva similar a la de Podemos

La CUP se enfrentó a una disyuntiva similar a la de Podemos

Junto con cada Oficina Técnica, existiría un Grupo de Acción Parlamentaria que funcionaría como el órgano político de control y orientación del trabajo en las instituciones. Uno de los objetivos del Grupo de Acción Parlamentaria sería evitar la escisión entre la esfera institucional y las bases de Podemos, de manera que los círculos, y la gente inscrita en general, estuvieran informadas y pudieran opinar y decidir sobre lo que hacemos en los parlamentos. En el Grupo de Acción Parlamentaria participarían representantes de círculos territoriales y sectoriales, miembros del consejo ciudadano correspondiente, la plantilla de la Oficina Técnica, y los y las representantes electas. Para que la representación institucional respondiese al sentir general en Podemos, sería deseable buscar el consenso en este órgano y crear comisiones de trabajo para temas concretos. Además, debería establecerse desde el Grupo de Acción un procedimiento que permitiese realizar votaciones en todos los círculos y/o por Internet para las decisiones de mayor transcendencia en los parlamentos.

Una de las labores claves de los Grupos de Acción Parlamentaria sería promover dentro de Podemos, idealmente de forma coordinada para nuestra representación en todos los parlamentos, la puesta en marcha de un sistema de Democracia 4.0. Un sistema que asegure la participación de la gente de abajo en la acción parlamentaria de Podemos, teniendo muy en cuenta el evitar la fuerte “brecha digital” existente y asegurando el debate activo en las bases de la sociedad. Esta Democracia 4.0 en Podemos debería ser el inicio de una Ley de Representación Política que asegure la participación directa desde abajo en el día a día de todas las instituciones públicas.

Estoy convencido de que si establecemos este tipo de mecanismos de participación, todo Podemos se sentirá representado por su gente en los parlamentos. De no establecerse este tipo de mecanismo corremos el más que probable riesgo de que los cargos parlamentarios de Podemos se desconecten aceleradamente de sus bases, como ocurre en la gran mayoría de los partidos políticos.

The following two tabs change content below.
Avatar
Profesor de Ecología, delegado del S.A.T. en la Universidad de Sevilla. Activista en Marx21.
Tags: , , , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies